Deja tu poema

Esta sección del blog es para quienes quieran compartir sus poesías. Deben especificar su nombre y apellido, su provincia o país para los que no son de Cuba y año de nacimiento. Para dejar un poema solo tienen que dejar un comentario con su poema. Puede también comentar algún poema que les guste o para agradecer.

Saludos

Share

487 Comentarios

  1. DÉJAME…

    De tu piel
    su luz en mi impaciencia,
    ese desorden de sueños
    en que navegan lágrimas y besos
    y orgasmos como lluvia
    y adioses como huellas.

    De tu mirada
    el susto y la esperanza,
    tu niñez extraviada entre la gente,
    la promesa de amparo en la certeza
    de hallar un puerto pese a todo.

    De tu boca
    la sed y la palabra,
    ese ángel sabio
    que se desnuda en tu garganta
    para colgar sonrisas a mi sombra
    y esculpe besos de alivio
    a mi nostalgia.

    De tus manos el mundo.

    De tu corazón las luces
    y las sombras

    … cuando te vayas.

    SONETO ANTIGUO JUNTO AL RIO

    Un árbol se desangra sobre el río
    herido por el tiempo y la gaviota,
    la memoria de un sueño aún me azota
    y abre cauces de llanto junto al frío.

    Corazón habitado, ahora vacío,
    aún inquiere a las piedras su derrota.
    Dónde arrastran las aguas la devota
    esperanza en que navega lo más mío.

    Yo recojo las piedras, lo que queda,
    la memoria del río indiferente
    y en mis dedos tu rostro que se enreda.

    Tuya la piedra, el cauce, el beso ausente,
    la orilla en que por fin olvidar puedas,
    yo me quedo el amor y su torrente.

    Estos dos poemas son de la autoría de Minerva Pérez Corcho © . Vueltas. Villa Clara. 1959

      • Gracias, Agustín, no había visto tu comentario hasta hoy, porque mi conexión es muy mala y puedo entrar poco al blog,justamente (y no porque me sienta comprometida a corresponder tu halago) cuando vi tus décimas me sentí entusiasmadísima porque, también yo, me siento apegada a las formas métricas clásicas, sin abandonar el verso libre, y tus octosílabos me encantaron. Un saludo afectuoso, Minerva

    • “…De tus manos el mundo.”, querida Minerva. De tus letras el alma. Mi admiración y mi cariño. El recuerdo siempre presente de aquel encuentro en mi amada Cuba. Anita Gervasio

    • Está muy lindo el poema. a mi me gusta mucho escribir poesías, he participado en varios concursos. Nada más que decir. Muy buenos. Saludos desde Artemisa

    • QUISIERA SABER COMO PUEDO PUBLICAR MIS POEMAS, YO SOY DE GRANMA, MUNICIPIO PILÓN. TENGO PUBLICADOS UNOS POEMAS EN http://www.mundopoesía.com desde el año 2012. Los escribí durante la colaboración médica en Venezuela. Mi Nombre es SERIOCHA ROSABAL FERNÁNDEZ.

    • TUS VERSOS (al MAESTRO)

      Desde la paz del alto monte
      aun me iluminan tus versos,
      lo certero de tus manos
      galopa por estos tiempos.

      Lo blanco de aquella espuma
      purifica mi corazón
      y la espada que me brindste,
      hoy la blando con valor.

      Hoy se refugia el ciervo
      en la manigua de concreto,
      los cazadores aun temen
      la fortaleza de sus cuernos,
      lo noble de su ser,las huellas
      firmes de sus pezuñas, no aceptan
      que otros ciervos a su
      manada se unan.

      Tu versdo al valiente agrada,
      al cobarde horroriza,
      a los tiranos destrona y
      a los patriotas inspira.

      Versos que son eternos,
      versos que son verdad,
      veros que entre renglones
      nos muestran la libertad.

      DEMONIOS VERDES

      Las verdades de un pueblo
      con mentiras pagaron,
      se divinizaron y
      descubrieron como dioses paganos.

      Actúan con el fin de
      militarizar tu conciencia,
      volverte un autómata
      con ausencia de su esencia.

      Les temen a la presencia
      en masas de seres autónomos,
      el prólogo de nuestra historia
      representa su epílogo.

      Lo dictaron los espíritus
      en vivencias pasadas:
      la historia que nos enseñan
      se encuentra manipulada.

      El poder cegó la visión
      de una nación más justa,
      lo que diceb y publican
      a tu realidad no se ajusta.

      Ideología abrupta adjunta
      al temor popular de no pensar,
      no hacer, por vivir, por amar.

      La sospecha nos acecha,
      estamos hechos desastre,
      hay corazones deshechos
      que no borda ningún sastre.

      Geberaciones mancharon
      con la iram con el odio,
      escribieron con sangre de un pueblo
      estremecedores episodios.

      Al parecer no compadecen,
      de carebcias carecen,
      su corazón no se estremece
      cuando el tuyo en el mar se pierde.

      Soy un neutrón rebelde
      oculto en tu subconscienten
      es de libre albedrío si quieres
      verme o no verme.

      Demonios color verde
      con tus emociones juegan,
      pero quien no cierra
      los ojos, por supuesto, no se entera.

      DÉJAME

      Déjame ser frente para enferntar a tus enemigos,
      ser tu espalda para soportar tus castigos.
      Déjame ser tus rerezos y tus deseos cumplidos,
      antes de ser tu amante, per,íteme ser tu amigo.
      Déjame ser aquel vicio que no puedas dejar,
      ser la droga que más alto te haga volar.
      Déjame revolucionar tu cuerpo, tu alma y tu mente
      ami manera…no dialécticamente.
      Déjame ser impridente y predicar lo que siento
      por las calles, las casas y los camellos.
      Déjame ser el necio que viaja contracoriente,
      solo de esa manera podré amarte diferente.

      Qué les pareció?

    • Creo es una muy buena oportunidad para que todos los interesados muestren sus dotes de poetas, muy lindos versos, bellos poemas, buena inspiración, eso engrandece el alma, gracias.

    • NO SABÍA

      No sabía,
      que tus ojos lloraban
      alas de luciérnagas.
      No sabía,
      que el lenguaje de tus manos, era triste.
      No sabía,
      que tu sonrisa vivía en duelo.
      No sabía que tu soledad
      era una bastilla de castigo,
      de una muerte lenta.
      Aspirabas una salvación
      y un planeta de sueños desnudos.
      No sabía que a tu mundo
      le faltaran mariposas,
      un campo de dulces aromas
      y un mañana, que vieras sin lluvia.

      No sabía,
      cuando acaricie tu pelo,
      la demencia que destilabas.
      No sabía.
      que hablabas con las sombras,
      del amor que me profesabas.

      Yaneth Hernández. Maracaibo – Venezuela. 1964.
      Derechos reservados.

    • cuando los editores censuran mis versos,
      y aducen para ello,
      percibir solapadas intenciones subversivas,
      como si no fuera subversivo todo verso,
      llego cansado a tu casa mujer
      y a esa hora, me pides te lea lo último que he escrito
      o quieres apuntalar y corregir las tildes,
      y que si S o Z, o te relea aquel que siempre recuerdas
      y del que vas enamorado, a esa hora mujer
      cansado como estoy, ya no me importa que digan los editores.

    • ¿OS FIJAIS?
      Ya veis, si dejaras de intentar suicidarte o de alardear como cada día casi te suicidas, dejarías de ser ese poeta al que las mujeres escuchan arrobadas, aunque la mujer que jugó ayer contigo, siga jugando, ahora con otro, pero entonces, si te suicidas y no juegas más ¿Qué diablos dejarías al mundo empeñado siempre en leer tus manuscritos?
      Ya veis, si dejaras de comer definitivamente con esa austeridad, ¿de qué hambres hablarías entonces en tus versos, dónde dejarías ese poeta que eres, cómo se alimentarían los niños de las fotos que se muestran para convencerlos, ya ni sabes de cuantas cosas?, en las que tampoco creen Michael Jackson ni la Madre Teresa.
      Veis, si dejaras de ser ese poeta, ¿quién estaría sentado ahí frente a tu mesa, aporreando aprisa las teclas de tu antiquísima Underwood? Y los que pasan no tendrían por quién preguntarse ¿qué diablos escribirá ese ahí día y noche? Pero debéis saber que se llega a un punto de tal satisfacción, cuando cada día insistes en el suicidio en que se siente hasta bien, y lo veis apenas como otra de las tantas posibilidades de la vida y la muerte.
      Ya veis, si dejaras de insistir en suicidarte, dejarías de ser ese poeta que ahora nos instruye de estas cosas, y acaba de comerse un aguacate y calienta arroz en el hornillo en que encendió su tabaco y antes; coló café del polvo que le regaló una amiga.
      Veis, que hay tantas razones para no suicidarse que, finalmente, la sangre brota, fluye serena desde tus brazos, gotea lento y hay todo un charco en el suelo junto a ti.

      EL GRAN POETA

      “Si, yo estaba destinado a ser un gran poeta…”
      “Yo no sé si tú vas a ser un gran poeta,
      pero lo que sea que vayas a ser, hay que trabajar”
      A.R. Tosca

      Hay un mundo allí infinitamente superior (mejor) a la poesía (al verso), luego, después, traspasando lo (el) que viviste. Hay un mundo en el que alistas los avíos, consuetudinario, surtes la mesa y vistes a tus hijos de fulgores tácitos. ¡Oh! bienvenidos los mundos en que el poeta acabó su verso y fue remunerado, pero a la espera de las tales disposiciones, quiero, (prefiero) ir hasta más allá. Hay un mundo en el que tomas una cerveza y aplauden los hombres esos afeminamientos (amaneramientos) del carácter que te han dado, o te dieron por ponerte a grabar (cifrar) apropiándotelas, todas esas tardes, nostalgias y crepúsculos. Hay un mundo en el que pudiste levantarte a las siete con los otros, montarte en el camión atestado de hombres sin afeitar y oliendo a sudor desde temprano, llegar a tiempo, firmar, saludar a tu jefe, hacerle un guiño a la muchacha que te gusta desde que empezaste en la fábrica. Hay todo un mundo allí, diferente, que es casi (in)accesible a los poetas.

    • me gustan mucho tus poemas…más allá de las reglas específicas que existan para componer poesía..la métrica..el uso de símiles y metáforas……siempre respondo en la medida que me causen en mi alguna emoción…hay pasión y sentimiento..lindo

      • he leido tu comentario Androide, no se con cuantos meses de retraso,aunque un amigo mio premio de la critica, premio pinos nuevos y no se cuantos mas, me dice que mientras tenga un solo lector estará satisfecho, yo sigo apostando por la poesia para el amplio publico lector. Novedad e intensidad son las claves de la poesia, esta al menos es intensa. Gracias.disuclpen los tipos, es culpa del teclado borroso, y del tiempo.

    • Se rompió el corazón
      a pedazos sus latidos
      tirititando de frío
      Por causa del desamor

      Donde el dolor engrandece
      heridas en carne viva
      desapego por la vida
      como la hiel su amargor

      Piel sin ninguna pasión
      el deseo viste de luto
      lujuria como cenizas
      en la tumba del recuerdo

      Yermas quedaron caricias
      en los dedos en las Palmas
      el vientre como un otoño
      que llora sus hojas muertas

      No hay cielo para volar
      Ni alas tienen los gemidos
      lamentándose el respiro
      del día de su nacimiento

      Blas del sol Olivares
      Derechos de autor

  2. Mi Pasión

    Te siento, te necesito, te clamo mujer amada;
    a cada instante…buscando tu ser, tus besos y caricias
    buscando en tus entrañas el tierno amor que fluye
    en ti como un torrentoso río, con fuerza y que se no diluye,
    en su largo caminar para llegar a mí…dispuesta a amar.
    Quiero conocer la intensidad del calor tu amor
    Ámame, entrégate a mí, amor, entera… que muero
    y déjame beber de ese cáliz lleno de ti y de tu vivir;
    déjame reposar en tu corazón, para que reciba
    lo que con inmensidad me deseas entregar
    y yo, en mi entumecida alma, con alegría recibir.
    Cúbreme amada, con tu alegría, con tus besos,
    con tu delicia y con tu cuerpo…con tu alma,
    con tu frescura y lozanía, con tu ser, que quiero
    amarte y estar en ti, en tu profundidad exquisita;
    sentirme amado y amante, feliz y radiante.
    Quiero sentir, esa armoniosa voz, tus melodías y susurros
    que despiertan en mí, la ansiedad y la pasión
    quiero sentir, amada mía, tu amor; y tu respiración,
    quiero tus labios, que me queman y tu dulzor;
    quiero a tu lado, vivir la intensidad de tu calor.

    Yasmani Medina Ruiz © Ranchuelo. Villa Clara. Cuba
    Informático
    Telefóno: 451915
    Blog: http://www.soycuba.cu/contenido/optimismo-siempre
    Blog: http://yasmani12.cubava.cu/

  3. Palabras

    “Me gustas cuando callas
    porque estás como ausente”
    Pablo Neruda

    No fueron palabras las que acabaron con el bisonte
    pero en lo más hondo del cráneo paleolítico
    ya se iban armando los sonidos del nombre y su muerte.

    Sin siquiera balbucir,
    la madre primera cantó con sus manos
    la mejor canción de cuna
    sobre el cabello del recién nacido

    Pero sí con palabras
    fue tejida luego la historia de este mundo
    ofensas y susurros echaron al galope
    a las tropas de Bonaparte
    fue una palabra la que ordenó bajar la guillotina
    y otra la que anunció la existencia de Dios
    o bautizó a las margaritas por su nombre.

    Por el decir han odiado y amado los humanos
    construyendo de palabras los mejores templos
    y trampas

    No silencies mi boca,
    que no te guste cuando callo
    porque estaré entonces ausente
    en viaje sin brújula
    donde solo hay boleto para uno
    -y es mejor viajar en compañía.

    No cierres la puerta a mis palabras
    que tuvieron largo dique
    y son tristes las palabras presas
    dándose contra los cristales
    como gorrión extraviado.

    Poco gustan del silencio
    quienes en él hemos vivido
    No me devuelvas a él
    no olvides que con palabras
    más verbos que sustantivos

    te hice saber que te quería

    Búscame

    Búscame donde nunca he estado
    en el manso lomo de una mesa familiar
    en el caleidoscopio de la risa
    al centro de un abrazo salvador.

    Cuando ya no esté
    sigue buscándome
    abierta de espera y desesperanzas
    en cualquier rincón de una cuartilla
    asaltándote las noches con la tristeza entre los dientes
    y unas ganas locas de vivir
    que se lanzaron al camino
    con el tren en marcha.

    Vladia Rubio ©, periodista, pintora. La Habana

  4. Dueña de tu corazón

    Mi corazón sueña
    con tenerte algún día,
    mis labios sueñan con besarte
    en el presente, sentirte,
    abrazarte.
    Mi cuerpo sueña con amarte
    y cada día que pasa empiezo a desearte
    con todas mis fuerzas
    hasta que te des cuenta, que yo,
    quiero ser la dueña
    de tu solitario corazón.

    Dionne Martin Suárez © Ciego de Ávila. Cuba. 1986

    • LOS PLIEGUES DEL HOLOCAUSTO

      Lo único que aspiraban era vivir…

      ******************

      Al filo de las nubes, el destino cuelga
      como ánforas grises,
      el templo de los sueños
      en un coloquio de colores sombríos
      trenza sus raíces,
      en hojas de freudianos silogismos.
      El silencio, castra la garganta del autócrata,
      mil voces emergen
      de los pliegues del Holocausto,
      Hitler los satura de alambres
      y el Vaticano cose su indiferencia
      con hilos de diplomacia,
      el águila mordaz cava hoyos para sepultar
      sus insignias de inútil brillar.
      Llora el hambre y se desploma la fe
      en campos sembrados de huesos.
      Maldice la madre, que entrega su hijo
      en brazos de los crematorios,
      el humo invade el invierno
      el reposo, es imposible.
      La noche, entre los cuerpos pobres,
      sin historia, retorciendo
      la esperanza en sus harapos
      celebra la llegada del viento
      que les trae en su alforja,
      un recuerdo de Varsovia.
      No cesan las rosas muertas,
      los pétalos dispersos
      los bombardeos,
      los tanques abriendo zanjas
      para sepultar las manos que gritan piedad
      en una soledad redonda,
      que apaga los latidos huérfanos
      de montículos de carne y astilla.
      La patria de los inocentes,
      se tiñe de un aire sereno
      que golpea al ritmo de botas, la frágil humanidad.
      La luna derrama su espejo
      sobre la espalda que abraza,
      la dolorosa pasión de los judíos
      y el mundo cómplice cierra sus ojos,
      espera el amanecer con alabanzas y estupideces.
      Los monumentos pretenden resarcir
      una nación masacrada y violada,
      víctima de un conclave, de mentes distorsionadas.
      Cada espacio que habita Europa está escrito:
      Descansad en paz que con vuestras agonías, el mundo también murió.

      Yaneth Hernández
      Venezuela
      Derechos reservados

  5. Mi silencio

    Sola estás en el portal
    donde van mis sueños rotos
    y te quiero solo un poco
    o eso es lo que me digo,
    pues tú misma eres testigo
    de mis palabras ausentes
    sin sospechar que en mi mente
    cuantas cosas yo te digo.

    Si quererte es mi castigo
    y no decirlo es mi tormento,
    llegará solo el momento
    que te olvide en amargura,
    pasaré ante tu figura manteniendo
    mi silencio y seguiré pagando el precio
    de quererte con locura.

    Alberto Rivero ©. La Habana. 1995

  6. Más allá de la simbiosis

    Y fue semilla
    Retoño
    Arbusto
    Árbol
    Pulpa
    Papel
    Orden de desalojo
    Para el leñador
    Y el rey ¿seré?
    Escalón supremo de la creación/evolución
    One day, I’ll be, and you
    Will be my queen, no guitars
    No piano, o noche de bodas
    Con arlequines que se esconden
    Se persignan
    Usan teléfonos rojos
    Línea directa
    De mi costilla a tu cerebro
    De ahí salió
    Reina cromosómica
    ¿con qué predicábamos?
    Antes de Moisés
    de los jeroglíficos
    del hacha
    y la fogata
    y el mar
    y el cielo
    y la Tierra, a los hombros de un gigante
    que se pasea por el sistema solar
    la galaxia
    el universo
    Bang Big, No existe tiempo
    Para charlas sobre Dios
    En el principio
    Unió dos átomos de hidrógeno
    con uno de oxígeno
    I now pronounce you
    Multiplicaos
    Regad la semilla
    retoño
    arbusto
    árbol
    papel con que se tapa
    un rey
    derrocado por los bancos.

    Yudel Martínez © Santiago de Cuba, 1987

  7. Hoy

    Hoy es uno de estos días,
    en los que quisiera decirte
    aquellas cosas ya dichas,
    tan sólo para que me recuerdes
    / a cada instante.

    Hoy es uno de estos días,
    en que te compararé con el sol,
    /con mi sol…

    Hoy es uno de esos días,
    en los que mi vida, tiene un color diferente,
    quizás… gris o negro,
    o una mezcla de todos los colores oscuros
    debido a tu ausencia,
    definitivamente mi arcoiris
    /está perdiendo sus matices.

    Hoy es uno de esos días,
    en los que a pesar de quererte,
    no quiero pensarte…
    Pero es inútil, ya eres parte
    / de mis pensamientos.

    Hoy es uno de esos días,
    en que a pesar de darte el corazón,
    quisiera arrancármelo para no sentir
    como quema este sentimiento
    / que por ti vivo.

    Hoy es uno de esos días,
    en que a pesar de darte mi vida,
    quisiera no existir, quizás así…
    siendo un fantasma pudiera estar
    definitivamente a tu lado.

    Hoy es uno de esos días
    en que me percato que he tomado
    un camino hacia ti, sin regreso…

    Pretensión

    Persigo que estés en mis sueños,
    aunque sea un sueño, el que estés conmigo.

    Quisiera poder seguirte,
    aunque sea largo el camino,
    y duelan mis pies cansados… pero contigo.

    Pretendo que en primavera,
    en mis ratos de ocio o en mis ratos de hastío,
    en mis ratos, esos ratos donde quiero
    perderme en tus brazos,
    en esos ratos en que te idealizo,
    en esos ratos donde venero,

    Que aunque dormido… duermas conmigo.

    Quisiera por un momento,
    en ese ensueño que siempre sueño,
    en esa idea que me imagino,
    donde te alcanzo, donde te abrazo,
    donde me pierdo…que estés conmigo.

    Zulia Esmeralda González Semanat © Santiago de Cuba. 1981

    • Amiga…..como siempre dejando esas cosas excelentes que te nacen. Excelente este blog, mis felicitaciones a sus creadores y felicidades a todos los que han dejado su poema….son todos hermosos!!!!!!

    • Zulia, me encantaron tus dos poemas, tienes un estilo muy dulce, sigue escribiendo así y publícalos, para tener la oportunidad de disfrutar de tu talento.

    • Zulia, tus poemas están realmente hermosos, llenos de un poco de nostalgia pero hermosos, un poema dice mucho del autor, y el los tuyos se nota que tienes un alma buena, gracias por estas creaciones.

      • Hola:
        No habia podido revisar esta pagina, con más tiempo. Muchas gracias, Dannes, Niexy y Linne por sus comentarios.Saludos.

  8. Almas desnudas

    Lengua serpentina,
    dejaste sensaciones de en una noche seductora
    a la luz de la luna
    explorando cada parte de mi cuerpo
    encandilaste cada poro de mi piel.

    Boca de fresa, fruto prohibido,
    dejaste el sabor dulce amargo de tus labios sobre mis piernas…

    Piel ansiada de sed,
    acorralándome con el sudor de tu cuerpo envuelto
    en la locura
    fusionando dos almas indomables…
    /como dos gotas de aguas.

    Tu pelo entre mis dedos como potro salvaje,
    fue el culpable que desbordaba la excitación
    que nos llevaba a la locura.

    Manos firmes rozaban mis labios…
    /llenos de ansiedad,
    brotando gemidos bajo las estrellas, cómplices
    de dos almas desnudas.

    César Enrique Fajardo Fong © Santiago de Cuba 1995

  9. Deseos de amarte

    No sé por qué al acostarme
    casi no puedo dormir
    suelo pensarte y soñarte,
    no puedo seguir así.
    A veces te veo reír,
    otras queriendo besarme,
    nunca podré acostumbrarme
    a no tenerte junto a mí.

    Siempre has sido para mí
    el aire que suele llenarme,
    la luz que acostumbra mostrarme
    el camino que perdí.
    Lejana estás para mí,
    pero nunca inolvidable,
    siempre tú estás deseable
    en mis sueños te veo así.

    Pero tú sigues allí
    como un algo inalcanzable,
    que el tiempo no puede borrarme
    y la distancia te acerca a mí.
    Al despertar estás junto a mí
    de nuevo queriendo besarme
    pidiéndome a gritos que te ame
    y se consuma el hecho al fin.

    Santiago Oliva Moya © Santiago de Cuba

    • Hola acabo de descubrir el sitio y es deslumbrante la forma en que describes ese amor a distancia, te felicito, no soy muy buena escribiendo poemas, pero me encantan, por cuantos sentimientos pueden despertar con tan solo leer las primeras palabras es un poema cautivador. Gracia.

  10. Hoy volveré a mi rincón de la casa
    donde pasé momentos tristes y lo pintaré de blanco,
    ya no será oscuro y frío.
    Hoy intentaré darle claridad a mis ideas
    que se veían nubladas tal vez por la ilusión de un amor
    que en verdad y ciertamente nunca existió.
    Hoy renunciaré a la tristeza,
    me inventaré un mundo nuevo
    donde solo yo pueda decidir que pasa y que no.
    Hoy digo no a las lágrimas,
    digo no a la tristeza.

    Drian © Guantánamo 1991

  11. Triste marioneta en tus manos, gorrión enjaulado entre recuerdos, cuerpo vacío, inerte, perdido entre los brazos que se fueron; brillo de Luna aterciopelada sobre mi rostro bañando mi añoranza. Dónde partieron los besos de tu boca, las caricias bajando temblorosas por los resquicios de tu piel, el tenue quejido anhelante, deseoso del placer que recorría tus entrañas. Las palabras… Locas andarinas también partieron, se secaron en mi garganta, dejaron de florecer sobre tu vientre. Los Duendes, aquellos que tantas veces alentaron mis fantasías, se niegan a brotar de mis letras fantasmagóricas; Y ella, desde lo alto, golpea con su helada carcajada el despertar de mi sueño, lo encadena, lo despedaza. Siempre está allí, acechando entre las sombras, para que no penetres, para evitar que escape y vuele como estas letras a tu encuentro, a besar tu boca, a tomar entre las manos el poco aliento que flota en el aire, como tú, de tus besos.
    Permíteme: acunar en el alma herida, un poco de tu risa, un pedazo del brillo ardiente de tu mirada, algo que pueda abrazar mientras duermo, que me proteja de los demonios de estos celos por tu danza eterna entre los Ángeles, permíteme sentir el olor de tus cabellos, sentir en mi hombro tu cabeza reclinada, dominada ante el empuje de mi beso, permíteme Diosa de los enamorados, aunque solo sea en sueños,volver a amarla, que me acune entre sus alas blancas, para poder decir adiós, para dar un último beso.

    ——————————————————————

    Inaccesible Fénix encadenado, ¿Dónde ocultas tu trino? Ah, si pudiera alzar el vuelo para salir a tu encuentro, si pudiera abrazarme a tus alas para quemarme y renacer de entre tus cenizas, aferrarme a tus entrañas con garras y dientes, devorarme en un suspiro todos tus sueños, cual si fuese tu primer beso….soñarte al menos, para fallecer entre tus brazos y volver a nacer de un solo golpe de tu vientre. Enjáulame, encadena este amor entre las hebras de tu pelo, apriétame con tu cintura, lacera mi hombría, para sentir el placer de tus manos desgarrándome la piel, hazme tuyo en la oscuridad reinante que atormenta mi alma…..Mejor; sé la Luna, fría Señora que acompaña las noches de tristeza y desamparo sin tu risa y entona tu nuevo canto poseída de pasión sobre mi pecho, para amarte, para hacerte mía entre las sabanas anhelantes de sudor y sexo de mi cuarto. Deja que mis dedos dibujen tu figura, que cincelen tus senos, tu rostro, tus labios, y volver a cerrar mis ojos para seguir soñándote desnuda cual Ángel en mi poesía
    Como luciérnaga de pálido velo, llega taciturna ante mi puerta, salgo a su encuentro anhelante de los besos perdidos en el pasado. Vacías trae sus manos. En sus ojos plateados; la melancolía de mis desvelos por tejer sueños sobre tus carnes.

    ——————————————————————

    Llega callada, taciturna, casi me abraza su angustia. Loco suplico por tus manos, lloro ante sus pies por tenerte en sueños. Acaricia con sus manos frías mi rostro, canta su canción helada en mis oídos. Cierro los ojos, pero el sueño desaparece, me abrazo a la almohada pero no percibo el olor de tu cuerpo tan lejano, mis dedos tratan como locos de deambular los bordes de tu piel, de posarse como mis letras sobre tu vientre, pero no tienen alas para volar a tu encuentro, para sembrarse en tus entrañas. Así, llega la mañana, mientras resuena en mi cuarto las carcajadas victoriosas de La Señora Soledad, porque yo sigo sin tenerte.

    ——————————————————————

    Esta noche, a solas, a borbotones escapan de entre mis dedos estas letras persiguiéndote compungidas, intentando besarte los labios, dar el ultimo adiós a aquellos sueños que tejieron las caricias de tus manos, intentando rescatar de los rincones oscuros de mi cuarto el rostro que me mira desde lo alto, esta noche quiero soñarte tendida, recoger con la mirada cada pedazo, cada partícula de polvo depositada en tu almohada humedecida con gotas de mi llanto, y dibujarte con estas mismas manos que recorrieron toda tu virginal frescura sobre las sabanas que guardan aun el calor de tu cuerpo para saciarme de ti, para calmar la agonía de no tenerte, para volver a estar vivo, para respirar en un beso el aliento de tu boca, para volver a sentir sobre mi cintura tu cabalgata de Amazona, para repetir un te quiero dulce a tus oídos, para regar sobre tu vientre los pétalos de mi poesía convertidos en Rosas, para hacerte mía, para no dejarte retornar a ese otro mundo donde habitas, para retomar tomados de la mano las calles que diariamente transito pensando en ti, para dejar de buscarte en otros rostros, en otra risa, para dejar de sentir la brisa trayendo el olor de tus cabellos, para dejar de mirar un rostro que me mira como queriendo besarme colgado a la pared, pero que no dice nada y que no me escucha decir te amo, esta noche quiero pedir al cielo que me deje soñarte.

    Daniel Alberto Duharte Polanco © La Habana

  12. “Lía con tus brazos un nudo de dos lazos…”
    Ana Belén

    La señorita Indiferencia se ha liado con el señor Olvido
    y podría decirse que hacen una excelente pareja,
    si no fuera porque se desnudan a despecho
    porque hacen el amor como la guerra
    porque insultan las vidas de los vivos.
    Lúgubremente transcurren sus mañanas hiriendo al aire mismo,
    destrozando sueños.
    Sé de muchas que desean ser Indiferencia,
    conozco a otros que ansían ser Olvido.
    No aconsejo a uno o a la otra:
    si deseas un alter ego significativo
    deberías ser Futuro,
    Sueño
    o simplemente Amor.
    Sería bueno llamarse señorita Amor,
    eso supondría que podrías liarte
    al señor Tiempo.

    Dannes Casa Valdés © Cárdenas, Matanzas.

  13. NO SE EQUIVOCA EL OLVIDO

    No se equivoca el olvido,
    Sabina, no se equivoca
    cuando el beso de otra boca
    tiene un sabor conocido.
    No se equivoca el latido
    múltiple del corazón,
    ni la ausencia de razón
    cuando el amor se violenta;
    ni la herejía es tormenta
    en mi desesperación.

    No se equivoca el guerrero
    cuando regresa al combate;
    ni es incierto el disparate
    si el amor no es traicionero.
    No se equivoca el dinero
    en el bolsillo del pobre,
    ni el agua es menos salobre
    en vasijas sin decoro,
    Jesús no se viste de oro
    ni la Caridad de cobre

    No se equivoca el olvido
    cuando la suerte, Sabina,
    traza una cruz en la esquina
    a espaldas del perseguido.
    No se equivoca el tañido
    de la campana a las nueve;
    ni la soledad es breve
    cuando nos hiere la espera.
    No se equivoca Rubiera
    si a pesar de todo… llueve.

    Agustín Serrano Santiesteban © Holguín, 1958

  14. TEMEN AL AMOR

    Temen al amor,
    pero lo imploran a gritos.
    Temen al amor
    como ladrón en la noche,
    que aparece en cualquier esquina,
    sin avisar.
    Ataca…
    Temen al amor…
    El sentimiento
    más indefenso,
    desarmado,
    rendido,
    sin armas en contraposición.
    Temen a la lucha,
    …no existe.
    Temen a caer,
    desnudar la piel,
    esa que les quitan.
    Miedo,
    miedo maldito
    que implora
    amor a gritos.
    Miedo cobarde,
    inmoviliza…

    Valiente
    corazón
    ante la flecha
    que apunta al centro,
    pasando por el hígado,
    penetrando los riñones.
    Desangra el miedo,
    intimando la inmortalidad
    del sentimiento,
    Esterilización…
    del alma en una instantánea,
    depuradora
    subleva el miedo.
    Vive!

    Luz De Luna ©, Puerto Rico, 1976

  15. Mis ansias, mis sueños

    Verte, sentirte desde la penumbra de una estrella
    sentir que tus ojos me escuchan, que tus labios me miran
    desde el último eclipse de la primera luna
    y así acapararte tiernamente con un ramo de arcoiris.
    Llegar a ti aunque seas parte de cristales húmedos, agua sedienta
    naciendo de tus pupilas, atravesándome en tus ansias, ser universo de luz,
    mudo silencio que gime, saeta que surca tiernamente el fuego que arde en tu costado
    esas son mis ansias, esos son mis sueños.

    Soy

    soy ceniza ardiente y activa
    que brota serenamente del volcán
    de mis ansias,
    polvo que ilumina el universo ardiente de tu llama,
    rocío o cuando mas llovizna tenue que pretende germinar tu simiente
    que humedece tu surco sin dañarlo.
    Soy, suspiro enrarecido de tus ganas, sueño pletórico de tu próximo dormir
    brisa huracanada de tus manos sedientas.

    Eusebio Sotolongo © La Habana, 1973

  16. Collage, Recapitulación, entre los sorbos de la tarde con sabor a jazmín.

    Le agradezco
    -el vocativo no implica a nadie en especial, como Borges-
    a todos los que vuelan sin tener alas,
    al inacabado mar azul, a sus náufragos, a sus corales, sus estrellas de nueve puntas,
    a la luna que refleja las miradas, a la mañana con dos soles, sentir cómo respiras,
    cruzas las piernas perfectas y desnudas, entre mis manos.

    Le agradezco
    La posibilidad de saltar juntos al vacío, escribir un poema francés en tu sexo,
    a las cerezas, al infinito e hipnótico sentido de estar vivos,
    a palabras imperfectas, a los sonidos en aullidos, el beso de sangre.
    Vamos a ir alto. Vamos a ir bajo. Vamos…

    Te agradezco
    Las manías de loba matriarcal, a tú lengua salvaje como de estrías;
    Que devoran los bordes punzantes de los cráteres helados.
    A la claridad de la mirada en la noche de los vedantas.
    A la posibilidad de ser testigo silencioso de tus gestos inacabados.

    Te agradezco
    Por el tiempo en que dispones los simples objetos sobre el espejo,
    Por la candidez de tus pasos sobre las flores de la tarde.
    Por el regreso continuo, el agua que te escurre por la espalda.
    Por ver más allá de las cortinas que tejen el tiempo y el olvido.

    ——————————————————————————————————————————

    Sabes no tengo palabras para describirlas,
    Desnudas en mi altar sagrado de estrellas de mar.
    ¿Quién corona a los reyes solitarios?
    Aquí hasta Dios se Salva de su Creación,
    porque la tierra toda ríe al hombre vértice,
    vértigo sellado por el frío, caída libre entre olivos,
    fortuna y contingencia de tus ojos de ave fénix.
    Azul como las mañanas de los fantasmas.
    Colores de flores jamás soñadas.
    Siete días para atrapar a la mariposa,
    Cinco para liberarla en tus labios de princesa.
    Mis monedas de oro y plata en cestas de mimbre.

    ——————————————————————————————————————————

    Dar una mirada transcontinental, bravo “ momento”.
    Esperar por el Hijo de Hombre o que las nubes se abran para mí.
    Haré, haré… om. Escuchar como recitas una poesía y hablas del Tiempo.
    Sentada en la colina que se empapa de la brisa santiaguera, santa.
    Un poco de oxigeno para un lugar oscuro, dulce tormento.
    Una vez más con esa voz de humanidad acumulada, azul transparente.
    Una voz humana suena como un tambor que dice; una vez más.
    Esperar la llamada de Mefistófeles justo en la cama de Margarita.

    ——————————————————————————————————————————

    Y correremos como un río, como un río corre al mar.

    ¿Qué noche polar encendió mi cielo austral?
    ¿Qué lagrima derramada al mar de los sargazos?
    ¿Qué risa golpea el barro de los artesanos mutilados?
    Oh Krishna, soy inocente, déjame caer, soy un santo pecador
    No creo merecer tanta belleza junto a las manchas de mi sol.
    Oh Krishna, octavo avatar, balea todo el cielo azul.
    Déjame contemplar uno a uno tus salvajes aeroplanos en sus ojos.
    Oh Krishna, el oscuro, cántanos ausente la Guitá Govinda.
    Mientras perfumo su sexo en una tina de porcelana con leche tibia.
    Hazla mía en la mañana
    En la ciudad sin calles y nombres.
    Como el desierto de arenas rojas a las caracolas de nácar.
    Como el cántaro de agua al sediento de soledades.
    Camino a la tarde junto al rio.
    No le digas a nadie nuestro secreto.
    Solo, arréglame el olor roto del jazmín encendido.
    No creo en Herodías y Salomé de discotecas.
    No ceo en Lucía en el Cielo con Diamantes.
    No creo en pinturas de rosas ni en corazones rotos.
    en los lobos de los cuentos para niños,
    en envejecidas y locuaces Cenicientas.
    Putas, generales, cardenales, en los hijos de Abraham,
    Con sus insufribles descripciones de imaginarias batallas.
    Kurukshetra, la guerra y la paz, vida y destino.
    Mientras disparos violan la noche de los misericordiosos.
    Creo te veré de nuevo desnuda y transparente, y
    besaré tus ojos de fuego fénix, azules como los de A.
    Cuando las estrellas caigan del cielo
    Y la luna en orgasmo enrojecida se venga
    Sobre el monte del árbol del mundo.
    Cabalgaremos la vida hasta la risa perfecta.
    Y correremos como un río, como un río corre al mar.

    ——————————————————————————————————————————

    Amiga despeja la media mañana como se abren los granos de polen para las aves de la tarde sobre horcajadas perfumadas de regazos; amiga desnúdate sobre el pórtico de la Basílica coronada por cien espigas de guardianes en desgastado mármol que salvan nuestros cuerpos de sus intrincadas demonologías medievales; amiga desarma las amapolas sangrientas que huyen de nuestros olvidados campos con la pertinaz presencia de tus pestañas en flor; amiga ven conmigo sobre las hojas de los árboles sobre tempestades juntos en transparencias de ráfagas perfumadas; amiga sopla tú aliento en la montaña solitaria como un duende de destinos ocultos y visiones de océanos estériles; amiga oculta las tenues cimas de las Islas solitarias y desoladas por los corales y vértices de abismos; amiga mueve tus caderas como sismas de iglesias asesinas o tabernáculos de mis sacrificios rodeada de cirios y espumadas cenizas, amiga déjame morder tus contornos de continentes ardientes, de selvas y estrellas cautivas; amiga haz silencio sobre tus pasos de fuego y sol en mis caminos de guerra y recuerdos; amiga de luces multicolores líbranos de lo que aniquila y acosa; amiga ahógame en el abismo de tus caricias y espasmos tiernos y violentos.

    Amiga.

    Armando Camacho ©

    • Armando, me gustaron tus poemas sobre todo el 1 y el 4 me llegaron de una manera especial. Sobre todo porque descubro tu rebeldía en cada palabra y voy imaginando algunas imágenes que me llegan muy frescas. Suerte y no seas tímido de dejar tu edad y provincia, así nos vamos conociendo. Saludos

  17. AÑORANZA

    Tu boca ennoblece mis sentidos
    Cual latido de mi corazón,
    Que no comprende la razón,
    Oh amor, Oh amor.

    Es el sentir de una ilusión
    Que retumban con el tambor
    Cuando bailas un danzón,
    Oh amor, Oh amor.

    Me paro en un portón
    En mis manos un bombón
    Que derrite mi temor
    Cuando me encierro en mi habitación
    Oh amor, Oh amor.

    Camino con desolación
    Amando con toda pasión
    En camino a la desesperación,
    Oh amor, Oh amor.

    Quien comprende mi dolor
    Cuando surge un temblor
    Que me lleva a la congelación
    Por falta de compresión,
    Oh amor, oh amor.

    Yissell Guilarte Betancourt ©
    Dedicada a un amor imposible .

    • Yissell Guilarte Betancourt, no existen amores imposibles sino en nuestras mentes, lo que quieras o ansíes debes lucharlo con todas tus fuerzas, la poesía es un canal para abrir cualquier cerradura, cualquier corazón con palabras tan bellas como las tuyas se paralizaría para luego vibrar con mayor fuerza, nunca decaigas en tus sueños ni dejes que la desilusión se apodere de ti, y si ese amor para ti es imposible, entonces te brindo mi corazón para que lo hagas tuyo.

  18. “Desafío a la soledad”.

    Yo, esclava de la ausencia, renuncio a tu señuelo y declaro legal tu demencia.
    Disfrazo con estilo tu venganza para olvidar el vestigio de tus acciones.
    Envío una carta al destino para que haga débil tu regazo.
    Hago bebas tu propio veneno y disfrutes del vacío que te acompaña.
    Secreto no es soledad.
    Silencio no es soledad.
    Soledad es miedo, miedo que muere con fe.
    Hoy quebranta tu rutina, que tu perfume ha perdido tu esencia.

    ——————————————————————————————————————————

    Amar

    He navegado en ti, en tus bellas pupilas y he despertado en tu mar de lágrimas
    pensando que olvidaría con el pasar del tiempo lo sucedido,
    convirtiéndose, en el peor pero más placentero vicio que he tenido.
    Tal es mi vicio amar… que suspiro dolor eterno al desear y me da miedo.
    Miedo oscuro,
    en las sombras del nuevo destino que te caricia.
    Quisiera posar en ti amar; toda sed que me acorrala
    y poder refugiarme en cada beso de tu mejilla apretada y dulce.
    Colgando el suspiro mi llanto persiste, de tenerte en condena a mis lamentos…
    y despeino… despeino sin ritmo tu corazón, del hechizo que no conozco;
    desgarro… desgarro todo para por mil ideas poder tenerte
    y cuando hable la tierra; entonces mi sed repose.

    ——————————————————————————————————————————

    Corazón

    Como viento al dudar; no desaparezcas.
    ! Ven a mí !.
    Mi cuerpo invoca por el calor de tus labios,
    haciendo pecar a un ángel por mi lenidad.
    Se el cáliz de mi codicia y hazme olvidar,
    que he sido yo quien ha pecado.
    Desnudas con tus ojos mi inocencia, dibujando sagaz tu deseo.
    Alma embustera, que juega a lo insensible y traicionero.
    !Qué idea la tuya!
    Peca en tu conciencia para que solo ella te perdone.
    Cuando ha de ser la soledad, quien te acompañe;
    buscas la debilidad de la carne, en la copa equivocada.
    Corazón!
    Sienten mis manos tu ausencia,
    atrapando el vicio profundo que me enmudece.
    Corazón!
    Aparta, aparta de ti tu tortura.
    Derriba de tu alma la angustia y aparenta,
    Corazón, ser tu propio reflejo.
    Despierta la ira que te acorrala y sé sincero.
    Saca de ti su frialdad.
    Graba en sus venas tu aroma y sueña como olvidar.
    Corazón!
    Se insensato y traiciona al alma que te apetece.
    Para luego, corazón.
    Ver como falleces.

    ——————————————————————————————————————————

    Tus huellas dejaron en mí el matiz de tus gestos grabados en mis poros.
    Ese día libé de tus labios hasta saciar mi sed.
    Te convertiste en mi adicción por subirme a la cúspide.
    Fui sentenciada por el desasosiego y perdí la cordura.
    La luna gimió, gimió junto a la noche y secó con su manto mi sufrir,
    arrancando las espinas que ponían riendas a mi corazón.
    Fui toda tuya y capaz.
    Tú, tú, fuiste inocente al mostrarme tu lecho cuan angelical
    Corazón acosador que tiene temor a equivocarse.
    Tus ojos reflejan el dulce clamor.
    Sientes el vicio profundo y eterno de estar enamorado de la vida,
    aún cuando parece que no lo logras.
    Eres el aliento de las nubes que al pasar
    hacen que seas mas débil y frágil de lo que eres.
    Se nutren de tu néctar sin dejarte miedo alguno.
    Para luego derramar las lágrimas que tú derramarías,
    ellas se ocultan en ti, porque son el recuerdo de tu nobleza
    y la imagen de tu sencillez.

    ——————————————————————————————————————————

    El destino hojea impávido y con cada detalle, el si me has besado.
    Aprovechando con fijeza el momento que me has dado.
    Sin esquilmar; entrega a razón del tiempo mi todo, para creer que siempre estarás,
    sin tener que detener el espectro de tu partida.
    Juego a quererte, aún pernicioso…
    No he de decir nada.
    Nuestros cuerpos se repelen; pero las almas hundidas,
    en la intriga y el destello, esculpen la codicia de tenernos.
    No he de decir nada…
    Lo sabes todo…

    ——————————————————————————————————————————

    Las lúgubres rosas han de menguar, tras la insidia de la distancia; corroe el alma, corroe todo; corroe el beso un sueño mío; yo te contemplo; yo te desnudo; es la culpa, es el delito…corroe el alma nuestro destino…y yo te invito.
    Un emblema es devanar cada trozo del corazón.
    Hago una elegía en tu nombre y pronuncio con gracejo tu cuerpo.
    lúgubre es el tiempo, la espera, la muchedumbre y yo imagino tu sensación.
    Se debilita; se debilita todo lo que en mi cuerpo habita y te atravieso y tú me esculpes con tus gemidos.

    Yanisleydi López ©, Camaguey, Cuba, 1989

    • Hola Yanisleydi, uní todos los poemas para que así puedan leerlos todos de forma organizada. Me han gustado tus poemas, tienen una voz íntima y profundiza en la conciencia de las relaciones. Me alegra ver a los jóvenes con mayor participación. Saludos

    • Hola hermosa mujer, y digo esto porque quien escribe cosas tan bellas ha de ser hermosa por fuera y por dentro y si yo fuera el principito te diría que en tus versos y en tus poemas está la belleza de la vida toda así que no cejes en tu empeño y sigue escribiendo cuanto puedas y cuanto sientas, es una lástima que la distancia entre dónde vives y donde vivo sea solo contable en km, porque la poesía une cualquier mundo, cualquier distancia y hace que nos acerquemos siempre los unos a los otros, soy un santiaguero que vive para leer poesía y si esta viene de una mujer mucho mejor, es loable poder encontrarnos aunque sea por esta vía, tu siempre admirador
      Tony

  19. Timidez

    Abro lentamente los ojos,
    los poso en el horizonte
    como quien mira los espectros del tiempo.
    Las manos gotean los miedos
    y el corazón se agolpa en medio
    de un pecho que cada vez se hace más estrecho.
    Mi boca no existe, me he vuelto
    la sombra de un punto en el espacio.
    Lentamente el suplicio agujera mis sentidos,
    sintiéndose caníbal come de mis neuronas
    para rellenar su cuerpo con fragmentos
    de lo que antes fui.
    Así palidezco al sentir
    como me abandona la valentía y me vuelvo
    esclavo de la estúpida timidez.

    Fret Gómez ©, Guantánamo

  20. AJEDREZ 30/03/02

    Veo la vida
    como un inmenso juego de ajedrez
    donde tristes peones
    se mueven lentamente,
    paso a paso, siempre adelante
    tratando de llegar ¿A donde?

    Colosales torres
    protegen las esquinas,
    todas las esquinas.
    Erguidas, inmutables.

    Los alfiles, contemplan callados
    los sutiles movimientos
    y traicioneros en su diagonal,
    acechan, siempre acechan.

    Los fogosos caballos
    Aguerridos, seguros de su fuerza
    avanzan y retroceden a su antojo.
    Burlones , amenazantes.

    La dama, es libre y se arriesga.
    Si cae, se levanta más fuerte
    y es mejor no ponerse en su camino.
    Puede tragarlo todo
    mientras coquetea con el rey
    que solo trata
    el muy tonto,
    de mantener su corona
    bien colocada y lustrosa
    para pasearla brillante
    por este mundo plano, plano, plano.

    Así es este mundo, donde jugamos:
    Tú, miserable peón.
    Tú, estúpido rey.
    Tú, engreída torre.
    Tú, hipócrita alfil.
    Tú, caballo demente.
    Y yo.

    Lupe Martinez ©

  21. Extracción

    una bomba
    una granada de fragmentación
    sobre el brocal de un pozo
    hojas
    ramas
    fango
    charcos de lluvia
    calor
    extracción
    hago dibujos infantiles
    con un trozo de tiza
    rallo signos sobre la acera
    pinto algo sin sexo
    dibujo algo parecido a la vulva de una vieja
    algo medio fálico también
    dibujo a freud y sueño con él
    con una granada de fragmentación en su mano
    accionando el mecanismo
    frente al brocal de un pozo
    que es mi cabeza suspendida
    extrayendo
    hojas secas
    basura
    un agujero vacío sin límites
    freud es un dibujo a tiza sobre mi espalda
    freud es una bomba
    y su palabra una granada de fragmentación
    freud me da hambre y también ganas de cagar
    mi madre ­­(que aquí no pinta nada)
    se ha vuelto un animal triste
    malparió una cabeza que cuelga del brocal de un pozo
    mi madre usa champú de placenta porque no tiene dólares
    mi madre no me conoce
    mi mujer que se acuesta conmigo tampoco me conoce
    mi mujer ha viajado y ha visto otros países
    a veces llora
    ha dejado el amor en un salón de última espera
    mi mujer no me ama y me lo repite mil veces
    mientras trazo cosas sin pingas ni bollos sobre las lozas de la casa
    a veces soy un niño –me dice
    y hablo como un niño
    y pienso como un niño
    y beso como un niño
    y está cansada de estar casada con un niño
    que singa como un niño y se viene como un niño
    soy un niño con las manos llenas de fango
    soy un pequeño malacabeza que le roba los guineos al vecino
    y camina sobre el brocal del pozo del vecino
    medio suicida
    a punto de sacar la espoleta
    accionar el mecanismo
    pero me río en la cara del vecino y le saco la lengua
    y le digo aura
    mami aura
    porqué te dejaste del aura de mi padre
    porqué me casé con esta aura de mujer
    para tener dólares
    para no pensar en suicidarme
    para pintar esperpentos asexuados
    sin preocupaciones
    para no saltar al pozo
    para no quitar la espoleta
    para no accionar el mecanismo
    para no soñar con freud
    para no complicarme tanto
    para no pensar.

    Camilo Noa Rodríguez © Holguín, 1990

  22. En nombre de Dios

    En nombre de Dios gobierna
    la muerte legitimada;
    en nombre de Dios, la nada
    sufre de yelmo y caverna.
    En nombre de Dios, la eterna
    misantropía es normal;
    en nombre de Dios, el mal
    pinta un hongo en el paisaje
    y luego en púdico traje
    Dios asiste al funeral.

    Gilberto Ossorio Besú ©

  23. El hombre sabio es aquel que conoce el valor de lo más hermoso, puro y sutil, de lo invaluable. Aquel a quién le sirven los ojos, no para mirar lo superficial y epidérmico, sino para observar los arcanos del alma. Aquel que sabe la sal y la miel de una lágrima y se regocija en la sencillez de una sonrisa. El hombre sabio es aquel que empina la verdad como bandera en su consciencia y cuya sinceridad es un verbo. Aquel que no ambiciona sino paz, amor, fuerza y fe. Aquel que trasciende en la virtud de lo inmaterial. Aquel que alza la mirada al cielo y ve más allá de los astros y el azul infinito. Aquel que siente la grandeza de un beso, la delicadeza de una rosa cuando se ofrece en sus manos, la humildad y la esencia de un verso. El hombre sabio es aquel que -desprejuiciadamente- bate sus alas al horizonte donde aguardan los sueños, porque soñar es alcanzar lo indescriptible, la intensidad de aquello que inexplicablemente nos priva la vida… o la muerte.
    Mandy Portelles ©

  24. Brindis
    (Para alguien en su cumpleaños)

    Se acerca un día para homenajear,
    Brindar por tu existencia,
    Por tus palabras,
    Por aquellas que dijeras y
    Por aquellas que quiero escuchar y que no dices,
    Porque no quieres o no sientes, pero estás.
    Tomaré una copa,
    La más linda que tenga en mi vitrina
    Y el vino que guardé porque
    Tuve la ilusión de beberme este trago contigo.
    Y lo haré…
    Tu a distancia, yo en el mismo sitio,
    Acompañada de tí, por tus recuerdos,
    Las palabras dichas y las que no salen aun de tus labios,
    Y las que nunca saldrán.
    Brindaré, pensaré que chocas tu copa a la mía,
    Y reiré de felicidad porque te miro y te veo feliz.
    Porque mi corazón se angustia por tu ausencia
    Y se alegra por el solo y único hecho
    De haberte conocido.
    Ya comienzo tu jornada…
    Pondré guirnaldas y letreros en mi pecho
    Que avisen que se acerca el día
    En que en algún año, nació la persona
    Que tiempo después por el destino conocería.
    Ya tengo la copa, el vino, y tu recuerdo,
    Tu risa imaginada, y sé de memoria
    Las palabras dichas, las que no has referido
    Y hasta puedo imaginar aquellas que no dirás.
    Pero igual, brindaré…
    Por tu existencia.

    Zulia Esmeralda González Semanat ©. Santiago de Cuba, 1981

      • Hoy no sé, quizás mañana
        este corazón que ama
        logre olvidarse de ti
        quizás por ti yo sufrí
        y sin poderme entender
        mi masoquismo llega a ser
        tan grande como un glaciar
        hoy y quizás mañana
        también te voy a esperar.

        Jose Zaragoza ©

        • Es curioso como siempre hay alguien que espera, no somos los únicos, para los que aman nada es imposible, pero el tiempo es una guerra con la que tenemos que lidiar, solo nos queda esperar para ver si el amor retorna y saber entonces si valió la pena la espera, hay veces que no, pero tengamos fe, un día llegará el amor o quizás llegue el olvido.
          No te llames masoquista por esperar a nadie, si tal fuera el caso, todos lo seríamos

  25. Revelaciones

    Tanto silencio,
    tanta quietud,
    tanto estar.

    La oscuridad que te rodea será tu más grande tesoro.
    No puedes tener más que agua entre los dedos.

    Vuélvete feroz y rasga el velo,
    rompe el himen,
    grita el espanto de estar sola.


    Regurgitaciones

    Devoré mi destino;
    sospechas en llantos,
    en carnes dulces y tiernas.
    Sangre joven en formas nocturnas,
    néctar tibio y espeso de glorias futuras.

    La mano titánica que se alza como rayo,
    Cae como sentencia.

    He vomitado la paz de los hombres.
    La venganza de los dioses.
    El destino ineludible.
    Yo, Cronos,
    he sido devorado por mis hijos,
    por los fueros de la generación venidera.

    Ensoñaciones

    La pared muestra viejos grafittis
    desechos por las lluvias incesantes;
    las marcas de agua semejan rostros
    siempre sonrientes,
    pícaros
    exacerbados.
    Ojos rojos,
    humeantes.
    Cuerpos exhalando vaho
    de hiervas;
    humo.
    Antiguas visiones:
    cuervos, lobos,
    una mano larga
    y huesuda.
    El espectro,
    una voz oscura.
    Orgasmos re-vividos;
    sangre y azotes.
    El arte de los cuerpos deshechos.

    Análisis patológico de tu cuerpo desnudo

    Un corazón es tal vez algo sucio.
    Pertenece a las tablas de anatomía y al mostrador del carnicero.
    Yo prefiero tu cuerpo.
    Marguerite Yourcenar

    Destrozo tu piel en ritos barbáricos, hurgo en tu carne,
    descuartizo poro a poro tu piel fragante y límpida,
    me ahogo en el olor a cereza de tu pelo oscuro como la noche,
    me introduzco en tu ojos, ajenos a toda desesperanza,
    le arrebato a tu pecho la angustia de desearte siempre mía,
    retozo con tus senos, duros y perfectos para mis manos feroces,
    recorro tu abdomen, palpando la suave seda que enmarca tu ombligo,
    como animal hambriento busco tu pubis, la sal de tu savia de mujer,
    olfateó la profunda cavidad de tus orgasmo diurnos.
    Presa de mi lujuria trato de escribir un poema prosaico sobre tus nalgas,
    sobre el lunar que cerca a tu entrepierna, me invita tentador;
    compruebo tu desnudez como perito en un caso de violación,
    y te encuentro en todo lados:
    en la chica cibernética que tiene sexo oral
    en el hombre de la plaza que saca su miembro y lo enseña erecto,
    en la pareja que finge el placer delante de una cámara,
    en mis madrugadas de pelis y salas solitarias.
    Tengo tu cuerpo desnudo en mi cama y haciendo una necropsia del asunto,
    llegó a la morbosa conclusión de que yo ménade;
    soy adicta a tu belleza de mujer fatal,
    a tus locuras de dominatrix sin látigo,
    a tus bacanales afrodisíacas.
    Tengo tu cuerpo en mi cama, ahí está mejor;
    para que pedir tu corazón.

    Karen Aurora Pérez Téllez ©, Camaguey, 1990

  26. Lindo poema… recuerda que soy tu fan número uno … estoy segura que terminaras siendo escritora ,pues personas con tu talento y sensibilidad no pueden escapar de su destino, todo el éxito de mundo para ti

  27. MONÓLOGO DEL EBRIO

    ¡ Mira pa´ ya, qué inmundicia
    viene llegando a la barra…!
    se colgará de mi jarra
    para darme la noticia.
    Lleva temor y pericia
    en su pupila maltrecha,
    – la del medio – una cosecha
    de tumultuarios papeles…
    ¿ y vieron los cascabeles
    en su garganta derecha?

    Hace tiempo que es mi amigo
    y casi no lo conozco,
    se ha vuelto pendejo, tosco,
    mientras yo sigo… yo sigo
    burlando cada enemigo
    incógnito o bien tangible.
    Pero no, no, no es posible
    que sostenga la pancarta
    con una mano – la cuarta –
    y diga: – soy invisible.

    ¿Por qué me mira y no mira
    como miran los sinceros?
    A estos sabios carpinteros
    del alma se les admira.
    Hay en sus ojos mentira,
    desvelo, fragor y ahínco
    mas sorprendido en el brinco
    son incoherentes los pasos
    que da entre indultos y abrazos
    su pierna número cinco.

    Aún recuerdo la piñata
    que del hambre nos salvó
    y el día que se entregó
    después de la serenata.
    Ahí está, con su corbata
    de doble nudo hecha mierda
    y cuando el ron se le pierda
    o se desangre a su modo
    puede que al final de todo
    cierre su boca… – la izquierda -.

    ……………………………..

    ¡VAYA MASCOTA!

    No inflames la tontería
    con sepulcros y murallas
    que susurren – …no te vayas… –
    en una noche vacía.
    La luz (barricada impía
    entre el silencio y tu boca)
    será un hedor que provoca
    afanes de pesadumbre
    para exhumar la costumbre
    del brindis sobre una roca.

    Naipes de táctico fuero
    estrenados por azar
    puede que quieran tomar
    los bordes del desespero.
    Un taimado cancerbero
    rondará por tus exclusas
    y diabólicas medusas
    ante la suerte o el susto
    vendrán quizás de mal gusto
    con miedos y escaramuzas.

    Un murciélago que amarre
    pesadillas al barrote
    te aturdirá cuando brote
    un hueso del aquelarre.
    ¡ Ah, me olvidaba, si barre
    con lo mágico la espera,
    firme el pulso, sal afuera,
    reza con diez acertijos,
    destruye los crucifijos
    y ponte la calavera ¡

    …………………………

    ENTRE MI ABUELO Y LA VIDA

    Entre mi abuelo y la vida
    había un pacto misterioso:
    él la mimaba celoso,
    ella curaba su herida.
    Fue maestro en la medida
    justa de su educación;
    mi abuelo fue la canción
    que habla del sol y la palma
    y nos coloca en el alma
    la humildad del corazón.

    Entre mi abuelo y la vida
    había un código secreto;
    él la amaba con respeto,
    ella con fe desmedida.
    Mi abuelo supo enseguida
    que el amor era la clave
    y con los sueños ¡quién sabe
    los malabares que hizo!
    del cofre que tanto quiso
    a nadie entregó la llave.

    Entre la vida y mi abuelo
    había un convenio sagrado:
    ella le confió un arado,
    él le regalaba el cielo.
    Traigo a mi memoria el vuelo
    de su décima escondida
    y cómo en la despedida
    miró con honor el trance
    cuando terminó el romance
    entre mi abuelo y la vida.

    …………………………

    La luz de sol y de mar
    que de tu mirada brota
    deja exhausta o deja rota
    la suerte de respirar.
    El hombre que por azar
    caiga en la dulce emboscada
    de esos ojos, cual redada
    de amor y de primavera,
    pasará la vida entera
    soñando con tu mirada.

    …………………………

    APRETADA

    La que apuesta por lo intenso
    en un oasis del Este
    o se afinca en el agreste
    pragmatismo sobre el lienzo…
    Esa, esa en la que pienso
    cuando revienta una brida,
    sencillez, firme mordida
    si en la celada se enoja…
    esa mano no se afloja
    aunque le cueste la vida.

    …………………………

    ANDARIEGO

    Desando tras la utopía
    por caminos despejados
    sin intereses diezmados
    o truncos de poesía.
    Desando por esa vía
    que lleva al amor y al fuego
    donde vivo, donde riego
    toda la fe necesaria
    y voy con mi indumentaria
    como un feliz andariego.

    …………………………

    CUENTA CLARA

    -Me matan si no trabajo.-
    murmuró en el abecé
    desgarrante de su aché
    divino.
    ¿ Sabes?
    No trajo
    nada para el desparpajo
    racial… tan solo reía
    como fósil rebeldía
    misteriosa.
    Cuenta clara :
    sonriera o desangrara
    de cualquier forma moría.

    …………………………

    RUIDO FANTASMAL

    …y la puerta se abrió sola
    como invitándome a entrar…
    un paso, dos… el altar
    debajo de una farola…
    otro más… veo una ola
    pictórica en la pared…
    me acerco, tomo una red
    que me sugiere la intriga
    y en el calor que castiga
    se me revuelve la sed…

    …me detengo en la ventana
    entreabierta, sospechosa;
    a media luz una hermosa
    visión de silueta humana…
    un collar de Santa Juana
    y un salmo pentecostal…
    Oigo un ruido fantasmal.
    De súbito quedo inerte
    y era el frio con la muerte
    besándose en el portal.

    …………………………

    DEJENME SOLO

    ya el vino
    terminó de derramarse.
    No habrá por qué preocuparse.
    A descender los conmino.
    No mueran en el camino
    por causa del deshonor,
    mueran, sí, pero de amor
    (que es una muerte tranquila)
    y asfixien en un tequila
    la abulia y el mal humor.

    Acaben con las moradas
    de las noches imperfectas
    y no autoricen colectas
    para rimas mal habladas.
    Destruyan a carcajadas
    cada palmo de agonía;
    recuerden cuando decía
    que el velamen de la audacia
    se hincha con eficacia
    verso a verso, día a día.

    Lluevan sobre los paisajes
    que el vendaval amenaza .
    Refúgiense mientras pasa
    el odio con su brebaje.
    Guarden aquel reportaje
    sobre los hielos del polo
    y en la paz donde me inmolo
    resuciten las ofertas.
    Se abrirán todas las puertas.
    Por favor
    déjenme solo.

    …………………………

    CUANDO TE VAYAS

    No me vengas con sermones
    ni alabanzas. Mi autoestima
    por esta fecha se arrima
    a un consorcio de razones.
    Tranquila. Ya los soplones
    doblan cinismo y rodilla
    y observan por la escotilla
    cómplice de sus disfraces
    lo que sé y lo que no haces
    con tu infame pesadilla.

    Deja a un lado las excusas,
    los epitafios, las muecas
    y cuece tus hojas secas
    en nostalgias inconclusas.
    No necesito que musas
    me ayuden en mis batallas,
    ni que ruidosas metrallas
    salten a mi alrededor;
    sólo quiero que el amor
    se esfume cuando te vayas.

    …………………………

    DESDE LAS SOMBRAS

    Desde las sombras navego
    en medio del sacrificio;
    desde las sombras, mi oficio
    es la pupila de un ciego;
    desde las sombras me pliego
    a un sorbo de lucidez;
    desde las sombras después
    se me consume la voz
    y con la anuencia de Dios
    me voy contando hasta diez.

    Desde las sombras la pienso
    bañada de mi cariño;
    desde las sombras me ciño
    a su corazón inmenso;
    Desde las sombras comienzo
    a recorrer su arboleda;
    desde las sombras me queda
    del optimismo el peldaño;
    desde las sombras la extraño
    suceda lo que suceda.

    …………………………

    ESTAS MANOS

    ¿Ves estas manos? Apenas
    estremecen la distancia
    cuando de tanta fragancia
    me emborracho a duras penas.
    La paranoia en tus venas
    de súbito deja abierto
    un cráter en el concierto
    de tus pálidas colinas
    en esas noches divinas
    donde soñar es incierto.

    Son bosque, brisa, guerreras
    cuando cambian de vestido
    y el relámpago es sonido
    derribador de fronteras.
    Con insólitas maneras
    saben amarte y amarte
    y si deciden dejarte
    a merced de los ocasos
    se vuelven tibios pedazos
    para salir a buscarte.

    …………………………

    NECESIDAD

    Tu amor ha vuelto a tocarme
    neuronas donde descargo
    esta sed de traje largo
    que no calmas al besarme.
    Tu amor se empeña en dejarme
    certidumbres, candilejas,
    noches que quedan perplejas
    al término del ocaso
    mientras me salva el abrazo
    del cielo cuando te alejas.

    Tu amor, febril curvatura
    predisponente al hechizo,
    leyenda que siempre quiso
    llevarme hasta la locura.
    Tu amor, sagrada estatura
    que crece con tu bondad,
    dulce culpabilidad
    que me doblega, que late
    para hacer un disparate
    de tanta necesidad.

    …………………………

    ESTOS VERSOS

    Estos versos de repente
    surcan con su arado astral
    el lírico manantial
    donde se baña mi mente.
    Estos versos desde el lente
    que elije cada sonido
    llegaron hoy y han venido
    siempre a mi naturaleza
    galopando en mi cabeza
    como un potro enardecido.

    Estos versos son las olas
    que bañan mis garabatos
    cuando firmo los contratos
    con playas y caracolas.
    Estos versos donde inmolas
    tus homéricas cascadas
    suben por las madrugadas
    al trono de mi armadura
    y son milagro y tersura
    de flores recién cortadas.

    Estos versos a la hora
    de sujetar la tristeza
    construyen la fortaleza
    que cualquier llanto devora.
    Estos versos son aurora
    cuando la nostalgia ensaya
    y en medio de la batalla,
    con grilletes de emoción,
    esposan mi inspiración
    y no dejan que se vaya.

    …………………………

    EL MILAGRO DE AMARTE

    Ayer, tomada del brazo
    la noche te presentía
    y con el sol se moría
    la nostalgia en el ocaso.
    Regar lirios paso a paso
    era el hobby del cartero
    y el llanto de un aguacero
    tapizaba los rincones
    perdidos en las canciones
    alegres del sabanero.

    Ayer corté la madera
    donde grabaré tu nombre;
    ayer reí como un hombre
    de carne, rima y quimera.
    Ayer busqué la manera
    de enarbolar mi estandarte;
    ayer fui de ti una parte
    porque al abrir mis cerrojos,
    cuando me miré en tus ojos
    se hizo el milagro de amarte.

    …………………………

    NOCHE DE LUNA

    La noche me dijo un día
    hipnotizada y virtuosa
    que cual magia venturosa
    ibas a ser toda mía.
    De su negrura extraía
    los silencios del amante
    y como un duende galante
    te trajo al pie del hechizo
    que presagió sin aviso
    la luna en cuarto menguante.

    Apenas soy su deudor
    ineludible.
    Por eso
    la he convertido en el beso
    simbólico del amor
    que ha puesto a salvo la flor
    de esta mágica fortuna,
    revelación oportuna
    del milagro en que me ví
    cuando ella fue para mi
    aquella noche de luna.

    Pedro Gilberto Ossorio Besú ©, Camaguey, 1954

      • Mis intereses poéticos hoy no van más allá de compartir mis poemas con quienes sientan la necesidad de leerlos en este sitio que me ha dado la posibilidad de darlos a conocer. La editorial ACANA a la que acudí hace aproximadamente 6 años posee un proyecto de libro dictaminado y aprobado para publicar y ya no encuentra pretexto para posponer una y otra vez su publicación, algo verdaderamente insólito y que me ha llevado a la incredulidad, la desconfianza y la sospecha de manejos divorciados de la sensibilidad y el interés. Al menos en Cubava ya va teniendo techo y abrigo mi poesía, lo cual agradeceré eternamente. Compartir y servir es siempre una bendición. Gracias por la acogida. Sólo considerarme un amigo me honra.

    • Pedro Gilberto: Con todo respeto le declaro mi admiración sincera por su talento y su capacidad para decir y conmover. Le ofrezco mis disculpas por no dejar mi nombre en la página, pues solo debo utilizar mi cuenta de correo para asuntos laborales.
      En un impulso que no pude controlar me atreví a dejar algo mío en esta página el día 29 de septiembre. También me gusta la décima y pienso que nunca envejece. Siento que inspira y transmite, así como lo hace el arte que Usted lleva en el alma. Muchos éxitos. Faith.

  28. Para aquellos que en algún momento de su vida hayan perdido la fe….

    Somos

    Somos la sombra de un alma
    que vaga sin dirección.
    Nos ahogamos sin razón.
    Caemos. Perdemos la calma.
    Somos el verso que empalma
    un libro de decepciones.
    Rendidos los corazones
    nosotros nos confundimos
    y a la vida le pedimos
    un sinfín de explicaciones.

    Somos el humo que pasa,
    una mariposa herida.
    Inquilino que la vida
    dejó sin puerto y sin casa.
    Rechazamos esta raza
    de bondades. Machacada
    está nuestra voz y en cada
    paso que con miedo damos
    al vacío nos entregamos
    y cosechamos la nada.

    De pronto nos rebelamos
    y al fin queremos cambiar.
    Con esta farsa acabar
    y gritar lo que callamos.
    Al nuevo día observamos
    con otros ojos y al ver
    que no logramos crecer
    trocando en otra esta esencia,
    fingimos por apariencia
    y hasta dejamos de ser.

    Somos como espectro amargo
    que no consigue encontrarse.
    ¿Por qué cambiar? ¿Por quién darse
    a este inconstante letargo?
    Nadie merece que el largo
    camino que hemos andado
    quede en un rincón anclado.
    Nadie merece este llanto.
    Si es que al entregarnos tanto
    hasta la vida hemos dado.

    Y si eso somos: espuma,
    ráfaga breve, hoja al viento…
    ¿Por qué rendirnos? Es tiempo
    de ser del verso la pluma.
    A este sentir ya se suma
    nuestro derecho a vivir.
    Atrás quedará el sufrir
    cuando al fin nos respetemos
    y al mundo nos enfrentemos
    aprendiendo a sonreír.

    • Estimado Faith: Acojo en lo más íntimo sus palabras y le agradezco infinitamente cada una. También leí su trabajo del 29 de septiembre y me impresiona su enfoque valiente de la vida desde su particular realismo. Ya somos colegas y potencialmente amigos aunque no pueda conocer su nombre completo y su lugar de residencia. Gracias nuevamente. No deje de escribir. Su talento es obvio. Saludos. Pedro Gilberto

  29. A ti mi dulce amor CM… dedico este poema

    Amo tu dulzura desmedida,
    tu sonrisa torcida,
    todo tus capacidades de perderme en tu cuerpo,
    amo tu corazón cuando late junto al mío.
    Siento mi vida que corre junto a mi lado
    que no hay un porqué, un camino,
    porque tú eres mi vida, mi camino, mi todo
    me siento, pienso, ando,
    no miro lejos te tengo aquí aunque estés a miles de kilómetros
    te tengo presente porque siento tus besos, tu pelo
    tu sonrisa aun, porque es difícil quererte,
    tenerte, pero no pierdo la esperanza.
    La fe de estar a tu lado hasta el final de mis días.

    Ando

    Trazando el camino que hay que buscar
    de la verdad inigualable de un gran amigo,
    de palabras perdidas, acertijos de un niño,
    sueños escondidos, armaduras de esta vida,
    lucha de fúnebres pecados.
    Amor que corre por tus venas y te hace vivir
    ando, en camino a la luz…
    Esa que he encontrado, esa que tú me das
    que me fusionas con tan solo pensarte
    imaginar tu voz,
    ando atado a ti
    en este camino de la vida.
    En esta dulce nube multicolor,
    donde diviso el arcoiris.
    Ando junto a la luna contando estrellas
    sintiendo el aroma del aire,
    el fresco de la mañana.
    ando atado a ti, aquí, sosteniéndote de mi mano
    saliendo del mar en el atardecer dorado
    mirando tus dulces ojos otra vez
    es difícil…
    muy difícil,
    pero sigo sosteniendo tu mano
    y te preguntaras, ¿quién es el motor que impulsa ?
    solo tú y nadie más que tú porque
    gracias a ti amor mío…
    YO ANDO

    JEY MAX

  30. Sin miedo

    Es un placer beberme el son de tus tardes
    el ser un mendigo de tu cuerpo
    y de tus calles
    seducir tus miradas fieras con un alarde
    saborear tus labios
    aunque no puedan hablarme.

    Es un placer ser ladrón y que me cacen
    que me censuren los pasos porque recorro tus carnes
    que alguien me vea lanzarme de tu ventana cada tarde
    que el mundo entero me odie
    mientras tan solo tú me ames.

    Es un placer acercarme a ti
    aunque me maten
    si tu mirada me busca
    que culpa tengo encontrarte
    que sepa hacerte el amor aunque no pueda tocarte
    y te diga mis sueños,
    porque hasta eso quiero darte.

    Es un placer además robarme tus cabellos intensos
    ser canción en tus oídos
    tu locura
    tú tiempo
    de perpetuar tus gemidos en este abandonado cuaderno
    y condenar mi lápiz a rayar
    de tu sudor
    tu empeño.

    Es un placer ser el tonto esclavo de tu tiempo
    de pasarme meses viviendo encadenado a tu recuerdo
    de regresar a ti sin dueña
    porque me esperas sin miedo
    de hoy ser dios de tu cama
    el saberme de tus labios,
    Sustento.

    David Delisle F.

  31. Aquí voy otra vez:
    con el corazón roto
    que me pesa
    como si llevara al mundo en mi espalda.
    Con el alma a los pies
    y la cabeza dándome vueltas.

    Fuiste cruel:
    Yo te amé y tú me usaste.
    Fui ingenua:
    Te amé en exceso,
    dejándome usar.

    ¿Y ahora qué hago
    con estos recuerdos,
    que sólo servirán
    de puñal en mi pecho?

    Y pensar que un día
    te creí estrella,
    cuando eras no más
    que luz artificial.

    La vida es injusta
    o simplemente maestra:
    a los ingenuos les pone barreras
    para que se golpeen,
    a los crueles les pone los ingenuos
    para que jueguen.

    Fuiste libre y egoísta;
    vivías tu vida
    sin pensar en mí.

    Fui yo la tonta alondra
    enamorada;
    encerrada en tu jaula,
    esperando por ti.

    El peor papel fue el mío:
    Estuve contigo y me traicionaste una vez.
    Te di una segunda oportunidad
    y me traicionaste por segunda vez.

    14/8/09 Alex FM 2014*

  32. Soledad
    Abril 5 del 2015

    Soledad que me abrazas
    Como sombra invisible y placentera
    Me atas al umbral de los recuerdos
    Fantaseo con historias no vividas
    Y deleito con falsas claridades
    Busco en ti amparo
    A la inseguridad del nuevo día
    De mis torpezas descarnadas
    Y de mis agudezas sin ingenio
    El día que te vayas
    Sé que no te perderé del todo
    Solo te quedarás atrás velando mis andares
    Y de vez en cuando
    Te abrazaré despacio cuando duerma.

  33. VALE LA PENA

    Vale la pena el cristal
    desempolvado que aleja
    lo triste o alguna queja
    que no cupo en el morral.
    Vale la pena un dedal
    para proteger la suerte
    feliz de volver a verte
    con mi ternura en tu seno
    que voluptuoso y sereno
    fue enseñándome a quererte.

    Vale la pena no irse
    para ver la oscuridad
    de lo vano que a su edad
    no le ha dado por rendirse.
    Vale la pena reírse
    de este sujeto que habito;
    danzar anclado en el mito
    vanidoso del presagio
    que huye después de un naufragio
    a bordo del infinito.

    ………………………….

    ATAJO

    No aparece el comodín
    ni el júbilo por mis predios
    ni las luces u otros medios
    que justifiquen el fin.
    Diatribas desde un cojín
    anulan el desparpajo.
    ¡basta ya! Quiero el atajo
    que en medio de esta locura
    me lleve hasta la ternura
    ¡¡Carajo!!

    …………………………

    DEUDA

    Esa desmemoria ausente
    de rituales me sacude
    pero ayer, ayer no pude
    saldar mi cuenta pendiente.
    Una ráfaga impaciente
    llegó humedeciendo el centro
    de la noche, del encuentro
    con aquel poema tuyo
    y una suerte de murmullo
    galopándome por dentro.

    Pero el tiempo a mi favor
    desemboca y muere; nada
    me incendia la madrugada
    ni tantas letras de amor.
    Parto con el resplandor
    aunque sin viento y sin meta;
    es demasiado secreta
    la mudez de las pasiones
    que se burlan de montones
    de poetas.

    Pedro Gilberto Ossorio Besú. Camaguey.

  34. Estamos a mano

    Estamos a mano, digo, desde mi punto de vista, –
    logro sacar conjeturas y las pongo donde me plazca, si, –
    de eso se trata demostrar algo que con vehemencia deseo que sea –
    aprehendido, y no busco ser grosero en el acto,-
    aunque es inevitable lo brusco del comportamiento, –
    estamos a mano porque así lo deseo, –
    porque la vergüenza debe sobrar en mi mente y desplazarse con entereza sobre todo mi cuerpo, –
    estamos a mano porque no veo otra interpretación a mi conciencia de actos impúdicos, –
    si es que esa denominación nos conviene a los dos,-
    estás triste y no deberías porque te pagué lo que me debías, –
    porque no fui ingrato y te pagué con creces, estas triste y no comprendo, –
    si fui caballeroso de devolverte con buena voluntad mi deuda, –
    estamos a mano y no hay otra forma de verlo,-
    aunque me empeñe en caer de vez en cuando en el precipicio oscuro y sórdido de tenerme lástima a mi mismo, –
    estamos a mano y espero que como yo, puedas desentrañar tus pensamientos y decirme antes del final que estamos a mano.
    Convencido estoy de que ayer fue la demostración de que es posible la vida llena de virtudes reconfortantes, –
    ayer corrí tras un deseo y a la par de él me dispuse a competir por llegar primero, –
    ayer veía el cielo y no podía contener la explosión de emociones dentro de mi pecho, –
    tuve la sensación de que era feliz y eso me dejo maltrecho y agotado hasta el punto de terminar exhausto pero feliz, –
    ayer gocé, lloré, canté, besé, caminé, reí y todo eso por que descubrí que la vida es posible vivirla, solo hay que tener la voluntad apropiada.
    Hoy descubrí que estaba solo, y me pregunté varias veces el porque, –
    sin llegar a la respuesta, hoy miré y no vi mariposas en rededor, –
    hoy estaba sumamente agotado para mirar al cielo,-
    ya no soportaba las explosiones dentro de mi pecho sin que terminara en dolor profundo,-
    hoy no siento deseo de querer correr tras algún deseo,-
    hoy para mi la vida no tiene sentido, –
    hoy detesto escribir estas líneas amargas, –
    hoy me regalaste un trago de hiel, hoy se evaporaron todas mis ganas.
    Hoy no podía dormir porque te debía algo,-
    hoy sellé un trato conmigo mismo, tenía una deuda a muerte contigo y se me hacía urgente pagártela, –
    hoy divisé una luz en el horizonte que encandiló mis pensamientos,-
    hoy te pagaré ya lo decidí y como buen samaritano lo haré sin que medie otro interés que el de sentirme bien conmigo mismo,
    y créeme que lo haré con gusto y al final de este viaje estoy seguro de que estaremos a mano.

    Reinier Bavastro Osoria Granma

  35. Doy a luz mis ideas intensas
    Para que fluyan en tu mirada,
    Mi verbo encendido despierta
    La mecha de Pasión apagada
    sueño escribir con mi lengua
    Los trazos de amor en tu espalda,
    a mis deseos soltarles las riendas
    Que recorran tu piel perfumada,
    Y mis dedos ambrientos de roce
    Devoren tu cuerpo en mi cama
    Solo entonces sabrás que te quiero
    Solo así entenderás que te amaba.

    Carlos Omar Holguín

  36. Decídete
    Amar a tu enemigo es patético
    Se divide tu alma en dos
    Tu corazón el tres
    el tiempo se vuelve nada
    Mente inestable asesino de mis paciones.
    Te amo y te odio
    Te odio y te amo
    Caballero de negra armadura
    Entrégate y te perdono.
    ________________________
    Yo
    Descubrí mi lugar en el mundo,
    Logre mis sueños y ambiciones,
    Volé como Ícaro hasta el soy
    Y no queme mis alas
    Llego a ser la mujer que quiero ser.
    Pero aún sigo siendo tuya
    Y me jode.
    ___________________________
    Abismo
    Salto al vacío desde un avión a 30 000 pies de altura
    Sin paracaídas, sin ayuda,
    Directo a la realidad.
    Yo quiero la cama, tú el televisor
    Tú te quedas, yo me voy
    Entonces,
    ¿Quien se queda con la culpa?
    ___________________________
    Eimy R. Bustamante Ciego de Avila 1989

  37. Selfie
    http://laletrak.cubava.cu/2015/10/28/selfie/

    atrapada en la imagen digital
    tu vientre es una flor exótica
    similar a la orquídea
    adherida al cuerpo gordo y celulítico del flamboyán
    tu cuerpo es parásito como la planta
    piel trepadora en el lente
    tu cuerpo es un show
    una presentación de power point
    un boleto fácil para comprar tu sexo
    ­tu piel manta raída y pisoteada
    tatuada de tantas noches
    tú muchacha en la fotografía
    ya no te perteneces

    Camilo Noa ©, Gibara, 1990

  38. Nosotras las comunes
    Para un grupo de brujitas buenas
    Insultadas por un Sublime.
    Hay personas tan sublimes que levantan montañas
    Con un dedo,
    Por no hacerse notoria, observan al resto desde la altura de su ego
    Infinito.
    Invisibles para su psique, creen que pasan por la vida
    Irradiando su luz negra.
    Todo a sus ojos luce común, ordinario
    Indigno.
    Del otro lado,
    Agrupadas en la distancia permanecemos nosotras,
    Las comunes.
    Aquellas que transpiran la espiritualidad
    Y la regalan a cada ser vivo
    Porque sería pecado cobrar el aire.
    Aquellas que saben levantar el día de las sombras
    Y las sombras del fuego,
    Sin ridículas indumentarias, tan pasadas de moda,
    Que a lo mejor los sublimes prefieran
    Y llamen Mago al que las usa.
    No.
    Nosotras las comunes no necesitamos velos que cubran los ojos,
    Cuando Isis nos despojó de ellos
    Muchas vidas atrás.
    Algo tan común como la risa
    Curandera por excelencia de los males
    Del espíritu,
    No parece digo a los Sublimes.
    Apartadas de sus miradas, de sus vidas
    Permanecemos.
    Porque ellos, los pobres, son tan sublimes,
    Que no merecen nuestros esfuerzos por sanar el mundo,
    Porque están más allá de sus fronteras
    Y resulta vano aplicar sanación a lo que no tiene mácula.
    Nuestra luz no ha de llegar a sus ojos,
    Es de locos espetarle a Dios en la cara
    Estás equivocado.

    Yuleidys Guirado Reyes, de Villa Clara

  39. Esperanza.

    Si todo pudiera ser…
    haría yo tu felicidad
    más que hoy todos los días.
    Buscara algo
    que no tengo que buscar
    porque lo tengo,
    y amaría aún más
    a quien amo.

    Si todo pudiera ser…
    sembraría una flor
    entre piedras quebradas
    y te la regalaría
    como algo nuevo que surge
    de la esperanza.

    Te daría ese beso
    que tanto anhelas.
    Te llevaría de la mano
    como tu guardián mismo
    o mejor que un gran amigo,
    quizás.

    Si es que pudiera…
    desería que fueses feliz
    para toda la vida,
    aunque jamás sea conmigo…
    si es que todo, algún día,
    pudiera ser.

    Seriocha Rosabal Fernández Granma

  40. SALTO NATAL

    Voy a barajar una suerte
    entre nueve posibles
    saltando desde el centro
    de esta huida constante
    al río torrente de otras pupilas
    y nacerme en un pez temerario
    remontando contracorrientes
    a bocanadas de asfixia y humo.
    Nadar a sobrevivir lo inmóvil
    y al movimiento
    sin saber si abrir los ojos
    es despertar o morir
    -bendita esta ignorancia-.
    Zambullirme en la desnudez
    mortal de una gota
    sin orillas ni pausas donde asirse
    y dejar que la realidad me libere
    de la abstracción de las palabras
    de las fracciones de dudas
    de la telaraña y su mosca
    que son la misma sustancia
    contenida en distintos nombres.
    El mundo no va a detenerse
    y son demasiadas vueltas en un rostro.
    En la próxima salto.

    Eve V.Gauna Piragine Argentina

  41. Puedes llamarme loca, terca, testaruda…
    te exhorto a que lo hagas,
    es más, ¡Hazlo!
    Te ordeno y a la vez suplico…
    Ponme el nombre que prefieras
    llámame como quieras
    pero no dejes de llamarme,
    de tu lado no me apartes…
    Puedes llamarme loca, terca, testaruda…
    pero esta loca, terca y testaruda
    jamás… jamás dejará de amarte.

    Linne Marie Rodríguez, Pinar del Río.

  42. Bueno, yo también escribo, con quién me puedo poner en contacto?
    Ej:
    Yo puedo besarte y al besar
    descubrir a qué sabe tu boca
    acariciar tu piel y al azar
    beberme de ti cada gota.

    Yo puedo abrazarte y en el abrazo
    descubrir el mayor de tus tesoros
    seguir uno a uno tus pasos
    y robar el azul de tus ojos.

  43. Cometí muchos errores, reí con falsas amistades, tropecé dos veces con la misma piedra y cuando decía nunca más, caí estampada por tercera vez. Perdoné demasiado, callé te quieros que por miedo se quedaron en el aire, callé verdades por no hacer daños. Abracé personas que no merecían el roce de mi piel, disfruté de pequeños detalles y aprendí poco a poco en qué consiste vivir y secreto está en no arrepentirse jamás.

  44. álbun de fin de año

    cada año mi madre y yo
    volvemos la vista
    sobre el viejo álbum
    las cosas de antes
    el olor de una felicidad gastada
    tantas veces vueltas a pasar sus páginas
    para no olvidar –decimos– los buenos ratos

    cada enero nos sentimos más lejanos
    las fotos de mi madre en checoslovaquia
    tienen tonalidades amarillas
    las manos se vuelven callosas y amarillas
    los dientes por el cigarro amarillos
    y el blanco de los ojos por tantas noches en vela

    es duro ver todo lo que has sido
    saberte viejo como una fotografía
    –pensamos
    sería mejor quemar el álbum
    para que no nos pueda recordar
    lo que hemos perdido

    a veces también procuramos añadir fuego
    a nuestro pasado
    pero nos tiembla el brazo
    atado a una esperanza
    cada año menos probable.

    Camilo Noa (Gibara, 1990)
    http://laletrak.cubava.cu

  45. “En esta Era”

    Como llegaste a la conclusión, “es mejor renunciar al fuego”
    que para morirse de viejo hay que empeñar el corazón
    que a los Romeos y Julietas se les arrebató el momento
    que hoy nada muere de amor
    que se extravió tu ilusión.

    Como llegaste a la conclusión,
    “ninguna pasión vence al tiempo”
    tu bien amaste por Lennon, trazaste mi nombre en tu balcón
    que la Habana hoy no llora y su corazón perdió aquel sueño
    dices: “¡Julián no amó su pueblo!”
    que él no ha muerto por vos.

    Como llegaste a la conclusión, “nadie será jamás tu dueño”
    que este verso trae cadenas y estas manos eclipsarán tu Sol
    que salpicarás de olvido tus sueños entre la sed y mi cuerpo
    que te robaré el viento para que no viajes sin Dios.

    Como llegaste a la conclusión, “en esta Era van de inútil los versos”
    que Neruda no nos salvó del tiempo o Martí no te legó el valor
    que al tomarte un Bolero ya nunca te sabe a lamentos
    aquellos amores de antaño a quienes rindió el temor.

    Como llegaste a esa conclusión, “más allá renunciaría a tu cuerpo”
    que no moriré abrazado a tu pecho como si traicionando mi religión
    que no te besaré las manos cuando sonrías en mi sillón
    como llegaste a esa conclusión…
    “que ya no soy para vos”.

  46. Propuesta.

    Te propondría ,
    que tocaras con tu recuerdo,
    mi pelo, mi cuello, mis labios, mi cuerpo.
    que volvieras a posar tus manos,
    en aquellos lugares de mi anatomía,
    permitido solo para alguien especial.

    Te propondría,
    que fueras para mí aquel sueño
    del que no quiero despertar,
    mi mejor historia a contar
    cuando caigan los años sobre mi existencia.

    Te propondría
    que dejaras de ser ese imposible
    en el que te has convertido,
    y que fueras la vida que siempre aspiré a vivir.

    Te propondría que fueras,
    la razón de mi existencia,
    el cielo que quiero alcanzar,
    y la cuna de todas las palabras que quiero expresar.

    Te haría infinitas propuestas,
    pero te haré la mejor de todas:
    ¿me aceptarías como la mujer
    que te anhela y te sueña, y que está
    dispuesta a todo para amarte a plenitud,
    sin peros ni cómos, pero con el corazón desnudo.?

  47. ¨Tengo el inventario de recuerdos, de la historia más bonita que en la vida escuché… entiendo que te fueras y ahora pago mi condena, pero no me pidas que quieras vivir, sin tu luna, sin tu sol sin tu dulce locura… ¨ AY! Oreja de Van Gogh… hermoso tema escucho ahora, pero como entender que se va?. Eso es tan difícil! Es que nunca podré entenderlo. Qué pasó con mi vida?, mi vida cambió de rumbo en el viaje que llevaba hacia un futuro que no sé si podría llamarse futuro. Compartimos todo: el amanecer, el atardecer, las horas intermedias del día durante una larga y tediosa jornada de trabajo. Me hizo bailar mientras soñaba despierta con sentir sus manos en mi cintura, volaba a su lado cual ave segura de romper los golpes de aire en esa travesía que fuera su encuentro… Hasta justifiqué viajes para verlo, o al menos para disfrutar del ambiente que vivía en el día a día, cosa que logré sin él, pero lo hice. Se acabó ese tema, que bien…pues la verdad no puedo entender que quiera olvidarme… (otra canción)¨La vida es polvo, puede esparcirse en un momento, nada trajiste, nada te llevas, solo lo que llevas dentro… ojala pudiera detener el tiempo para verte de nuevo, para darte un abrazo, y nunca soltarte… nunca pensé que doliera tanto¨. Claro que no podía pensar que doliera tanto, es un absurdo que me olvide, pero… quién podrá hacerlo entender? Quien podrá hacerle ver que lo extraño, que me duele su ausencia, que sin él no existo, que soy un alma que va… que va?, no voy a ningún lado, estoy que no coordino nada. Otra canción que me hace recordarle, ¿que estará haciendo?, ¿pensará en mí?… no puedo creer que yo haya sido polvo en su vida y que el viento me lleve de su recuerdo. Ay, canciones!canciones que me traen su recuerdo, pero no lo traen a él de vuelta… ¨Todos los errores van al puerto, donde espera un barco de vapor, pero el mío aún lo llevo dentro, porque soy adicta a tu perdón
    . Pude ver los restos de una fiesta, restos de mi vida junto a ti, pude ver la soledad tan cerca, y a ti, tan lejos de mí¨, Uf!!! otra más de la Oreja de Van Gogh, me encanta esa banda, pero sus canciones, ay!, en este instante son puñales en mi corazón. Servirá de algo el que sepa que acepto mis errores y pido a gritos que me perdone. Por favor, .Sin ti, no sé vivir!, la verdad, me encanta esa canción. Ahora Thalia… Ven, aparece tan sólo comunícate, que cada hora es un golpe de desolación, es demasiado aburrido no estar a tu lado… ven que mi alma no quiere dejarte ir, que los minutos me acechan y aquí todo es gris, y alrededor todo es miedo y desesperanzas… nunca imaginaba como era estar sola, que no es nada fácil como te derrotan, que no se qué hacer y aquí no queda nada de nada… no me enseñaste como estar sin ti, y que le digo yo a este corazón, si tú te has ido, todo lo perdí, por donde empiezo si todo acabó… no me enseñaste como estar sin ti, como olvidarte si nunca aprendí… Ay, canciones!, revolotean en mis oídos… pero de que me sirve si no me traen la única respuesta que quiero… estaré de nuevo en sus brazos?… Cómo es posible que esté sucediendo, estaba tan segura de tener tu amor, las cosas de la vida ya no las entiendo, como es que te has ido, como es que te pierdo, dime si algún día volverás, amor… por eso dime, si te puedo esperar… viviré anhelando que decidas regresar…

    • Zulia como siempre me dejas sin palabras y llena de recuerdos vagando en mi memoria, duele, duele mucho estar lejos del amor y esperar, esperar, esperar… es increíble como somos tantas personas pasando por lo mismo, con las mismas preguntas y un silencio como respuesta.

      • Linne, gracias por seguir lo que escribo. Es cierto que duele muchísimo estar lejos del amor; sin embargo también es increíble, saber que a pesar del dolor, se mantiene viva la esperanza de estar al lado de esa persona que anhelamos. No importa cuántas preguntas sin respuestas nos hagamos a diario. No obstante, al final la vida continúa, y es precisamente eso, sueños, anhelos, ilusiones, esperanza.
        Te agradezco nuevamente.

  48. AHORA QUE LA INFANCIA SE SUICIDA

    Nada importa el anuncio del ocaso
    la escapada furtiva de las hojas
    hacia el norte
    los amigos no están en la barra
    y amenaza el insomnio
    la soledad de lo que nunca hemos tenido
    Qué será de la infancia
    cuando anochezca
    y el último tren no me recoja
    en qué sitio guardar esta añoranza
    la angustia de tener la misma sombra
    acechando sin prisa cada huella
    Llorar es una falsa solución de los ingenuos
    pero faltan amigos un trago
    la otra acera para ver cómo voy
    camino hacia los otros
    Nada importa el color de los cabellos
    la sonrisa que empieza a convertirse en mueca
    Qué será de los juegos y los sueños
    si anochece en este día de reyes magos
    y de ausencia
    Yo no puedo con tanta neblina
    con tantas palabras al asedio
    marcando el compás de lluvias prometidas
    No puedo ser Adán
    le temo a las costillas y a los dioses
    siempre le temo a aquello que desconozco
    Pero va a anochecer y me faltan nubes
    tu voz hurgando en las paredes de mi cuarto
    donde hicimos la suerte y el amor
    Estoy llegando al dos por dos
    y al otro cero
    y mi balcón se aleja de la playa
    Voy buscando los árboles y su sombra
    mientras la tarde duerme entre las hojas
    Qué será de este tiempo prohibido
    ahora que la infancia se suicida
    y el último duende es bruma
    en el recuerdo.

    Agustín Serrano Santiesteban. Holguín. Cuba.

  49. Regreso de un amor

    Apareces entre mis sombras,
    entre esas páginas de aquel libro
    Que ya amarillas te habían dormido
    en el recuerdo.

    Apareces después de muchos veranos e inviernos,
    y siento el mismo calor en medio del mismo frío.
    En la brisa de aquel aire que no retorna,
    Y en el ala de que aquel pájaro que
    Igual que aquella luna,
    me vio triste, pensando en tu partida.

    Apareces después de tantos soles
    y de tantos minutos transcurridos,
    luego del café que acostumbraba,
    En el muro de aquel parque que nos sintió
    riendo y ardiendo de placer una noche.

    Apareces y te siento igual que cuando estabas
    en aquellas canciones que escuchaba
    mientras sus letras me traían tu nombre.

    Zulia Esmeralda González Semanat. Stgo de Cuba.1981

  50. Elizabeth

    Ella me vio y sonreía
    De mi rostro agotador,
    Sin saber por qué dolor
    Pasaba yo aquellos días.

    Era un oscuro tormento
    El que asolaba mi ser:
    El de quererla tener
    Desnuda en mis aposentos;

    El de curvear su cintura
    Con el filo de mis labios
    Y guardarme en un rosario
    Lo atractivo en su figura;

    De en una noche mostrarle
    Transparentes las estrellas,
    De decirle la más bella
    Frase de amor y saciarle.

    Pero tinieblas de ideas
    Son hoy estas palabras,
    Que con la brisa macabra
    Se esparcen por las mareas.

    Pués en mi alma quedará
    Este querer infinito,
    Un corazón marchito,
    Una rosa y nada más.

    David Candelario Matheu. Matanzas, 1996

  51. ¿COMO ENAMORARTE?

    Tal vez no sabré como enamorarte
    si tú dices no te he dedicado esa canción
    pero te he entregado, sin reservas, todo mi corazón,
    y aún me quedan muchas formas para amarte

    Amar, vida mía, es un arte de la vida,
    que no se aprende, que no se enseña en una escuela,
    y a veces te das cuenta que es quimera,
    y no te ama a quién tu amas sin medida

    Hacer amor es mucho más que una canción,
    es compartir las cosas buenas y las malas,
    poder volar, por ser de un ángel sus dos alas,
    y las dos partes que dan vida a un corazón

    Tal vez ese tema nunca te haya dedicado,
    el que te promueve, en tu interior, lo más profundo,
    pero estoy seguro que no hay nada en este mundo
    que no haría, si fuera para ti, tu bien amado

    Pudiera enumerarte tantas cosas,
    cosas que haría por ti sin más reserva,
    pero más que lo que la palabra encierra,

    es demostrar con hechos sentimientos,
    no provocar con mi actuar en ti un lamento
    y solo amarte, amarte, sabiendo bien no ser correspondido.

    Carlos D Reyes Leyva

  52. Besos

    Besos que matan
    que te dejan si aliento,
    besos que se derriten como
    el hielo.

    Mas tus besos me elevan
    hasta el cielo
    y llega la noche
    acompañada de estrellas
    y luceros
    esperando a su amada,
    amada luna blanca con un beso.

    Dionna M.Suarez

  53. Ya lo hice todo
    Ya dormí una siesta en tu garganta;
    Ya hablé en silencio con tu oído;
    Ya le hice el amor a tu mirada;
    Y provoqué la amnesia de tu olvido.
    Ya borré todas las letras de tu nombre;
    Ya predije el futuro del destino;
    Ya soñé que estabas despierto
    Y desperté mirándote dormido.

    Mailey Rodríguez Acosta

  54. Muchas gracias a tod@s los que dejan sus poemas, son lindos y mantienen la actividad del blog. Sigan disfrutando de la poesía y haciéndonos partícipes de sus poemas para el disfrute de todos los lectores del blog.

  55. Quiero hacerte el amor

    Quiero hacerte el amor
    Pero que sea muy lento.
    Quiero quitarme la sed
    Con el sudor de tu cuerpo.

    Quiero que beses mi ombligo
    Y que subas por mi pecho
    Quiero que mis manos tiemblen
    Enredadas en tu pelo.

    Quiero hacerte el amor
    Pero que sea muy lento.
    Quiero ahogar los suspiros
    Mientras me besas el cuello.

    Quiero hacerte el amor
    Pero que sea muy lento.
    Quiero que calles mi boca
    Cuando grite de deseo.

    Quiero hacerte el amor
    Pero que sea muy lento
    y al otro día ser extraños
    Que comparten un secreto.

    Mailey Rodríguez Acosta

  56. PREGUNTAS DE MANUEL

    ¡Oh, señor! Perdón yo no se rezar;
    Pero dice mi abuela que si le hablo
    Usted me puede escuchar.
    Señor, yo no voy a pedir nada,
    Solo quiero preguntar
    Y usted decide si contesta:
    ¿Quién le dio el brillo a los colores?
    ¿Quién comienza y quién termina la tormenta?
    ¿Por qué existe el hambre en el mundo?
    ¿Quién ahoga a los niños sus protestas?
    ¿Quién abrió el hueco de la capa?
    ¿Quién decide cuando es paz y cuando guerra?
    Señor, perdón,
    Se que son muchas mis preguntas
    Tal vez no deba darme
    Todas las respuestas
    Pero podría darme solo una:
    ¿Señor, por que mi madre no despierta?

    Mailey Rodríguez Acosta

    Es bonito poder compartir nuestros poemas. Gracias por este espacio

  57. Te pensé mientras dormía
    Pero no te pude tocar
    Porque aunque me esmeré
    Tu perfección no se puede pensar.

    Tu voz llenó mis sueños
    Tus ojos mi corazón
    Y al despertarme sin ti
    Se me escapó la ilusión.

  58. Resulta que comienzas a sentir cosas que jamás habías sentido, que comienzas a hacer cosas que jamás habías hecho, dices cosas jamás dichas. Sentimiento, hechos y palabras que nunca pensaste sentir, hacer y decir, más hoy los sientes, llevas a cabo las acciones y no importa qué se interponga en tu camino, añoras ver a alguien, lo extrañas y deseas como nunca habías añorado, extrañado y deseado, cuentas los segundos, minutos, horas, día. Y te parecen infinitos, entonces te preguntas ¿Estoy enamorada? ¿Qué es lo que estoy sintiendo? ¿Será amor? La verdad es que yo tengo la respuesta, si sientes, haces y dices lo inimaginable sin importar la barreras, si añoras, extrañas, deseas a alguien y haces todo lo posible por complacerlo y sentirlo feliz, entonces es amor lo que sientes, amas a quien añoras ¿sufres porque está lejos y temes lo que pueda sucederle a ese ser tan maravilloso que acabas de encontrar y que te ha cambiado la vida? Pues entonces no caben dudas, estás enamorado, y acabas de ser contagiado con la más hermosa de las epidemias, y yo estoy segura de que es amor lo que siento y eres tú quien ha despertado todo este mar de sentimientos en mí, eres tú quien ha despertado en mi corazón el amor, gracias por contagiarme…

    Linne Marie

  59. Una mujer te espera
    En un rincón del mundo,
    Y enciende para ti,
    La luces de su alma.

    Cuando no estás
    Sueña contigo
    Persigue tu rastro
    En los lugares que frecuentaban,
    Duerme sola
    Se le desgarra el alma.

    Esta mujer
    Mira el mundo con tus ojos,
    Lo recuerda todo,
    Tu pecho, tus brazos, tus abrazos…
    Las arrugas en la cama…

    En este momento
    Puedes estar dormido o estar despierto
    Mas esta mujer
    No necesita verte
    Para entender tus gestos,
    Para entender que algo pasa.

    Palabras como siempre
    Palabras como nunca
    La llenan de esperanza
    O pueden desgarrarle el alma
    Mas te espera, te aguarda, te ama…

    Esta mujer te espera
    En un rincón del mundo,
    Seguirá encendiendo para ti
    Las luces de su alma
    Por encima del tiempo y la distancia.

    Linne Marie Rodríguez Reinoso. Pinar del Río. 1991

  60. Nostalgia

    De ti
    de tus besos
    siento nostalgia,
    de tus abrazos cuando me veías,
    de aquella chica enamorada
    que juraba me quería.
    Eterna amiga amiga,
    entera mujer…
    Siento nostalgia
    de ti.

    Seriocha Rosabal Fernández Granma

  61. Deseos

    Pensar en ti,
    soñarte, preocuparme…
    sentir un latido cuando
    estás ausente,
    cuando estás presente…
    Añorarte cada fin de semana,
    de los que juntos compartimos…
    es una expresión en mi alma,
    de lo mucho que te quiero.
    ¿Quererte? ¿Por qué no?
    Es un reto tu conquista.
    Es tomar cada riqueza de tu corazón.
    Es cultivar día a dia
    tu amistad, tu cariño.
    Amarte es para mi como tener…
    un granito de arena
    con qué edificar mi vida.
    Eres la rosa que siempre he soñado
    tener en mi jardín.
    Amarte es la unica razón de mis deseos
    de ti.

    Seriocha Rosabal Fernández
    Granma

  62. Aquí estoy en silencio pero llamándote a gritos, ahogada en suspiros que nadie puede entender, soñando despierta con que llegue el día en que estés a mi lado y no separarnos jamás, qué me hiciste? no lo sé, en días como este solo comprendo que te amo y al final sigo sin comprender por qué, solo llego a una conclusión eres especial de esos que ya no existen, de los que te hacen suspirar con una mirada, de los que te hacen soñar despierta, de los que te hacen querer seguir viviendo aunque sea de esperanzas, me sacas tu nombre aunque no estés, pero estás porque yo te llevo presente, te llevo presente en cada latido de mi corazón, en cada gesto , en cada palabra que digo, todo lo que veo me recuerda tu rostro , te veo en cada esquina que cruzo, en cada niño que ríe, en cada estrella que miro pensando si la miras tú, mi cielo es tu cielo, respiro porque sé que respiras, te extraño tanto que me pongo celosa de mí en los momentos que viví contigo, y maldigo al tiempo porque no nos dio unos pocos minutos más, te amo amor, te amo a morir, mi corazón te aclama a cada instante, cuento los días solo para pensar que me queda menos tiempo para poder verte, tocarte, abrazarte, sentirte, tenerte.

  63. “…. hay un universo de pequeñas cosas,
    que solo despiertan
    cuando tú las nombras,
    cuando tú las besas,
    cuando tú las tocas,
    un universo de pequeñas cosas,
    que aunque no parezca
    las amo a todas….
    un universo sencillo,
    un universo pequeño
    un universo de pequeñas cosas
    que yo amo a locas
    un universo que besar yo quiero
    un universo que a besar provoca
    un universo que a ciencia cierta yo lo amo
    porque está en tu boca.”

    Linne Marie Rodríguez Reinosos Pinar del Río. 1991

  64. Ser feliz conmigo

    Quiero tomar en mis manos,
    las riendas de mi destino,
    y ser feliz plenamente,
    quiero quedar bien conmigo.
    Quiero vestirme a la moda,
    inventandome un estilo,
    o andar sin calzar zapatos,
    por la orilla de algún río.

    Reirme a gran carcajada,
    disfrutar de un fino vino,
    beberme el mejor refresco,
    o soltar un alarido.

    Quiero adornar mi cabello,
    con la rosa que imagino,
    tiene que ser color blanco,
    esa es la que necesito.

    Quiero jugar con mis hijos
    esos juegos que de niña,
    fastidiaban al vecino,
    quiero peinarme si quiero,
    o andar con pelo al descuido.

    Quiero bailar en la calle,
    locamente, sin motivo,
    quiero vivir plenamente
    y quedar muy bien conmigo.

    Quiero imaginar tus besos,
    soñar tu cuerpo encendido,
    que me quema lentamente,
    y yo prendiendo contigo.

    Y sobretodas las cosas,
    disfrutar del desvarío
    que me produce pensarte,
    pensarte… qué desatino!

    Quiero vivir plenamente
    eternamente contigo,
    así te amaría siempre
    y estaría bien conmigo.

    Zulia Esmeralda González Santiago de Cuba

  65. ¿Por qué CHÁVEZ amó tanto?

    Porque tuvo CUATRO AMORES
    que sustentan los valores
    de su alma sin quebranto.
    No dejó lugar al llanto
    su prematura partida;
    pues el dolor de la herida
    se compensa en RELIGIÓN,
    en PATRIA, constitución
    Y EN SU LUCHA POR LA VIDA.

    Serrano TERRY 10-3-2013.

  66. Mentira

    Mentira, fue todo mentira
    Que me amabas
    Que me querías
    Que era la mujer de tu vida.

    Mentira, fue todo mentira
    Que me extrañabas
    Que me adorabas
    Que era el amor de tu vida.

    Mentira, fue todo mentira
    Y yo fui la tonta
    Yo fui la ingenua
    Que te creía.

    Linne Marie Rodríguez Reinoso.

  67. Estuve en el cementerio
    buscando un panteón vetusto
    y llevé tremendo susto
    porque lo que ví fue serio.
    Aún no tengo criterio
    formado, pero, mi hermano,
    te juro que era temprano
    y creí que anochecía,
    porque en la cruz se leía:
    DESCANSE EN PAZ LUIS SERRANO.

    A fuerza de ser sincero
    yo te debo confesar
    que me puse a cavilar
    el problema con esmero;
    yo nunca he sido rumbero,
    pero dije: “Esto le zumba,
    y me fuí bailando rumba,
    bolero, guaracha y son,
    pues tuve la sensación
    de haber estado en mi tumba.

    Luis Serrano TERRY
    CI-36042025989
    Ciro Redondo, Ciego de Ávila.

  68. No hay nadie en la casa. Ni el viento. Ni las pisadas de otros. Acaso el silencio… Salgo a recorrer las calles. Las luces de la Ciudad se interponen como un castigo o profecía acertijo de la Esfinge total los jinetes del apocalipsis ya pasaron. A lo lejos está el deseo. Los ojos verdes de la seducción. Messere en su forma diminuta naif pudiera decirse locura ancestral que nos esconde a los ángeles me desnudo las piernas el pecho los interiores y con el llanto a cuestas me desvanezco en el polvo. Un grito se esparce por la casa.

  69. AL SUR DEL ECUADOR ESTÁ TU PUERTO

    Al sur del ecuador, ansioso, está tu puerto,
    Acogedor, desierto para mi embarcación.
    Al sur del ecuador, profundo espacio abierto,
    Coronado en lo más alto por la vegetación.

    Se dan las maniobras para el acercamiento,
    habilidad que un práctico no pudo hacer mejor,
    y la proa enruta cierta, guiada por una mano experta
    el momento preciso de la penetración.

    Al ritmo que mi barco pasa sus estructuras
    por el estrecho espacio de húmedo calor,
    propicia el chapoteo, en las orillas del puerto
    al remontar brioso, el buque en transición.

    Avanza muy despacio, despacio por tu estero
    y con fuerza apresada ya toda su armazón,
    concluye el buen atraque, del barco, el primero,
    que tú quisiste fuera mi propia embarcación.

    Terminan las entregas, tú quedas complacida,
    se apagan ya las luces del buque que caló,
    muy hondo en la ensenada herida de tu puerto,
    de tu cálido puerto al sur del ecuador.

  70. Tengo un vecino y amigo que escribe poemas de hecho ha publicado dos libros, también escribe poesía jocosa, me gustaría saber si podría publicar algunos de estos “poemas” en esta página.

  71. He visitado esta página en los últimos días del año 2015 y me parece excelente pues me gustan mucho los poemas y pensamientos expuestos en la misma, no soy escritora del género pero me gusta mucho, exquisita la idea de promover y publicar estos excelente idea se los agradezco enormemente, gracias por existir

  72. Señor cabrito

    Pito y matraca,
    matraca y pito,
    dónde quedó tu sueño
    señor cabrito…?
    Resortes en tus pies descalzos
    que vuelan bajo,
    sin dueño el grito…
    Este muchacho inquieto
    que no me deja…
    Pito y matraca,
    matraca y pito
    vete a la reja y cierra la puerta
    cuida no entren más
    los mosquitos…

  73. Ninguno de nosotros fue perfecto:
    Perfecto fue el tiempo aquel
    que dedicamos a explorarnos.
    Perfecto fue el tiempo
    que dedicamos a cuidarnos.
    Perfecto y verdadero
    fue cada segundo de conversación,
    breves pero exactos.
    Perfecto es lo que nos falta
    para ser de cada uno
    el otro perfecto.
    Estupenda fue cada frase
    que acompañó nuestro romance
    con las canciones de Chayanne.
    Pero como no somos perfectos
    solo nos queda la vida
    y Dios para recordar
    todos los instantes perfectos
    que supimos fabricar juntos.

  74. De la frustración a la felicidad

    Me adentro en las sombras para encontrarnos, y rescatarnos de allí, y sin esperanza de sacarte de entre tanta penumbra, aun así te busco, y me veo sediento de ganas, sin espacio a la felicidad, y me desborda el desconcierto brusco de la soledad encaprichada que me deja inerme.

    Hasta los cimientos de mi alma se estremecen, hasta puedo creerme que salgo del fondo de aquella penumbra, contigo a mi lado, pero cuando me reencuentro con tu mirada, se adormecen las mariposas que vuelan ya bien bajo a ras de tierra.

    Sin embargo me inclino a pensar que estás ahí para mí, que deseas alcanzarme con tus ganas, pero te alejas corriendo y el horizonte se hace incorregiblemente extenso y me doy cuenta que mientras estoy agobiado, tui estas riendo.

    Y entonces mi fe me impone una alucinante teoría , de que me quieres más que a tu vida, que irremediablemente se deshace como polvo en el viento, pero solo hay algo latente a nuestro alrededor, de que mientras estoy agobiado tu estas riendo.

    Tu sabes cómo manejar los tiempos oscilas entre lo agradable y lo brusco, donde creo que puedo constatar tu capacidad de amar hiriendo, y surfeo las adversas olas que me impone tu amor, y me lamento y sufro cuando te veo riendo mientras yo estoy agobiado.

    A saber porque soporto tus desvaríos, preso estoy de mis ganas, y vienes a mi encuentro de tal forma que revolucionas el cariño, proponiendo besos cortos y sin condimento, y yo bebo de cada gesto furtivo como si fuera la última dosis y hasta he llegado a aceptar que mientras estoy agobiado tu estas riendo.

    Incluso cuando estoy a punto de colocarte una ofrenda a tus pretensiones se me descubren falsas, y me devuelvo el gesto con una mirada vacía a mis adentros y me prometo no soportar más tus endiabladas acciones, y vuelvo a percibir que te alimentas de mi frustración.

    Hoy por fin limpio las heridas en mi alma y desde mi verde esperanza logro ver tu mirada frágil carente de júbilo, cuan triste resultó tu desesperanza y angustia febril, y pude darme cuenta que mientras yo estaba feliz tu no estabas riendo.

    Desconozco la razón de tu infelicidad como ignoro la naturaleza de tus sentimientos, no pretendo vanagloriarme de tu desventura, no miento, pero sin lugar a dudas logré sacar la espina envenenada de mis pensamiento y darme cuenta que mientras tu estas agobiada yo estoy riendo.

    Hoy enarbolo la bandera del regocijo y a mi lado cuento con la felicidad nombrada y apropiado renacimiento, he olvidado el angustioso y desafortunado aire de tu ser que me aprisionaba y aún detecto un marcado aumento de desespero en tu mirada que me recuerda que mientras tu estas agobiada yo estoy riendo.

    Reinier Bavastro Osoria

  75. Nuevo

    Un nuevo devenir,
    nuevos logros,
    nuevas metas,
    nuevas ilusiones.
    Gracias por vivir uno más,
    sé que podremos vencerlo juntos,
    lo sé, te amo.

  76. Pecado de soberbia

    Se acercaba avasallante…, sus ojos se posaron en los míos, luego…, por su movimiento de cabeza, estimé que en los de aquel de más allá y en los de otro que perdió el pasó cuando se estrelló contra su belleza. Olía a Katty Perry y al caminar, el breve vestido se le encaramaba en las nalgas. Me dije: Pecado de soberbia…, el Señor perdone a sus padres…

  77. Demoraste mucho

    Sabías que aquél día, al final de la tarde, te esperaba
    Mientras… las sombras se deslizaban sin prisa
    por las ocultas veredas cubiertas de arbustos.

    Demoraste mucho, tanto, que las flores que traía para tí
    perdieron su lozanía entre mis manos
    y el banco del parque (ese que bien tú conoces),
    se volvió tan pequeño, tanto,
    que ya no supe como acomodar mi solitaria tristeza.

    Te esperaba, pero demoraste mucho…, tanto,
    que el tic – tac del viejo reloj de la iglesia
    me pareció cada vez más lento y apagado.

    En realidad, aquel día lluvioso de verano demoraste mucho,
    la fina y continuada lluvia se acumuló toda sobre mis hombros
    …y aún así te seguí esperando…, muy de noche en la noche,

    En silencio, llegué a pensar que todavía vendrías…
    Se escucharon de nuevo las campanadas del viejo reloj
    y entre destellos de luz pude ver que unos enamorados se alejaban entre besos y caricias.

    Decidí marcharme… Entonces…, un perro ladró a mi sombra,
    se dio la vuelta, bajó la cola, y antes de que pudiera hacerlo yo, se marchó también.

  78. Quiero de lunes a viernes
    Rompiendo distancias insoportables
    Que hacen que mi pensamiento vuele a ti.
    Quiero sin condiciones y limites
    Rompiendo esquemas y prejuicios
    Que hacen que aparezcas en cada amanecer.
    Quiero libre y voladora
    Rompiendo nubes oscuras y tormentas
    Que hacen que tu sol me alumbre.
    Quiero tus letras y milagros
    Rompiendo bosques grises y ruidosos
    Que hacen que solo escuche tu voz.
    Quiero tu cielo, tu mar, tu río, tu montaña impetuosa
    Tu optimismo, valentía y esperanza
    Rompiendo sombras de añoranza
    Que hacen que tu magia llegue a mí.

  79. Para ti… por siempre

    Ojalá estuvieras aquí tan enamorada y poetisa
    dedicándome caricias en una nota infiel
    desnudando tu alma pero quién te censura?
    quién te siembra los miedos y te niega creer.

    Ojalá estuvieras aquí libre y salpicante
    con tus juegos de niña y siluetas de mujer
    cortando mi tristeza con tu danza de sirena
    tratándome la rabia con sobredosis de “Bien”.

    Ojalá estuvieras aquí tan desbordante de malicias
    insinuándome tu risa debajo del fino mantel
    desordenando esta mesa por alcanzar mis manos
    sin percibir que te llamo que aquí me muero en la sed.

    Ojalá estuvieras aquí hoy que me reta la diablura
    que resido en la Luna por temor al vaivén
    cuando sudan las manos porque no están tus ojos
    y los oídos no escuchan lo que el corazón no ve.

    Ojalá estuvieras aquí para no pensarme bandido
    renunciante a tu camino si traicionando mis pies
    mirándole enamorado y tan ciego como solo
    cediendo delirante promesa, esa que jamás cumpliré.

  80. PELDAÑO DE SIRENA

    Un marinero, besa la inmensidad de lo oculto,
    escucha el chasquido de los duendes en la arena,
    sumerge sus sueños en la mirada de la tortuga,
    levanta las manos cuando la lluvia está dispuesta a morir,
    camina en las olas recuperando cicatrices,
    finge ser el universo de las siluetas tartamudas.
    Un marinero, apunta en mis caderas las amarras,
    habita en la magia de mi piel,
    pierde los labios en cada peldaño de sirena,
    disfraza su bajeza con ternura
    guardando entre sus redes anónimas mentiras;
    se sabe imprescindible para el viento,
    voltea el reloj en mis senos fingiendo no ser él.
    Un marinero no ha sabido besar su falsedad.
    Dos marineros, atrapados en su tortuga,
    sin sirenas, dormidos en su trampa, solos.

  81. La poesía me parece un bálsamo para el alma. Me gusta mucho este sitio, porque le confiere a la literatura y en especial, a la poesía, su justo valor. Me gustaría que me escribieran amigos para compartir opiniones sobre el ámbito literario… soy bibliotecaria y una lectora empedernida. Mi correo es: bibliolai@obiholguin.co.cu
    Felicidades a los creadores de este blog.

  82. Dedicado a mi amigo BIANKA SPIT

    Tengo un amigo
    que a veces lo siento triste
    que la incertidumbre de la sociedad lo abate
    lo destroza, lo hace pequeño
    lo hiere
    pero es mi amigo
    tengo un amigo que regala presentaciones
    a su público
    a su pueblo
    regala su arte
    que es lo que importa
    no es diferente
    es un amigo, una persona que anda, camina, siente
    juega, piensa
    es especial
    cada cual tiene su don, su misión y unas de esas
    es ser como es
    así… hacer la diferencia
    tú, irradias luz
    das vida
    …los intrépidos y líquidos comentarios a tu pasar se hagan
    sordos
    tú eres mas que palabras,
    mas que simples arrebatos de lo desconocido
    de lo que nadie ve
    pero personas como yo
    amigos,
    vemos quien eres en realidad
    vemos que eres útil, amigo
    sincero
    amistoso
    eres alguien muy valioso
    eres más que eso, más que una simple sociedad
    que no cesa de molestar,
    eres grande,
    muy grande, amigo, amigo,
    y yo me siento orgulloso de ti
    de no contar el tiempo, pues a veces los números no existen
    se escapan
    y mientras
    muchos desechen su tiempo
    tu lo haces nuevo,
    pero es verdad
    no tenemos la culpa de vivir bajo las estrellas
    o ser una de ellas
    si nadie las puede ver
    pero del caos nace mas hermosa del universo
    cuídate mucho… espero contar siempre contigo.

    JEY MAX

  83. Quiero de lunes a viernes
    Rompiendo distancias insoportables
    Que hacen que mi pensamiento vuele a ti.
    Quiero sin condiciones y limites
    Rompiendo esquemas y prejuicios
    Que hacen que aparezcas en cada amanecer.
    Quiero libre y voladora
    Rompiendo nubes oscuras y tormentas
    Que hacen que tu sol me alumbre.
    Quiero tus letras y milagros
    Rompiendo bosques grises y ruidosos
    Que hacen que solo escuche tu voz.
    Quiero tu cielo, tu mar, tu río, tu montaña impetuosa
    Tu optimismo, valentía y esperanza
    Rompiendo sombras de añoranza
    Que hacen que tu magia llegue a mí.

  84. Que entiendas mi pensar, mis ideas, mis sentimientos, la vida me ha golpeado fuerte muchas veces y sin embargo ha salido airosa, pero herida, no quisiera que tu fueras a ocupar un lugar en esa lista de incomprensiones, creo no estoy muy segura me he enamorado un poco, pero me aguanto para no sufrir nuevamente un desengaño porque lo veo venir, suave, silenciosamente, esperando el momento de dar su zarpazo para lentamente abrir la herida que había cicatrizado bien, espero puedas sacar la conclusión que no un ser cualquiera, que busca un hombre para satisfacción, sino uno que la oiga y ella lo escuche, que la ayude en todo momento y así corresponderle, que la mime al igual reciprocarle, pero por sobre todas las cosas que la respete como mujer, ser humano, que ha vivido muchas vidas, sufrido en ellas, doblegado ante ellas hasta el máximo, que el destino no puede castigarla nuevamente con ese tiempo pasado que no quiere volver a vivir porque siempre sale lastimada en demasía, sufrida, decepcionada y como siempre sin confiar, espero por ti.

  85. “Mi Adorada…
    Sí, mi adorada. Si te dijera que desde que te conocí me siento en estado de ánimo indefinible, te diría la verdad”. No me apenas expresarte que hace ya algunos largos meses me hube resignado a dejarme llevar por las olas al lejano horizonte sin pretender alcanzar orilla alguna en este e mundo infinito. Aunque no me considero un galán a tu altura, mi aspecto casi asemejaba al caballero de la triste figura: cabizbajo, tomando rumbos sin sentidos.
    No pretendo contar una triste historia que deseo quede atrás. Como tampoco pretendo que derrames lágrimas por mi causa como muestra de lastima. ¡No! No deseo eso. Sino conozcas lo que tú representas para mí: eres mi visión del futuro.
    Si te dijera “te amo” quizás estuviese diciéndote una mentira piadosa. Pero, temo engañarme al negar ese sentimiento. Hace algunos días que esta locura ciega, que muchos llaman amor, comenzó a carcomer mi cuerpo. ¡Ay! Este corazón mío que pareciese tener taquicardia y convulsiones cuando estas presente además de consumirme el insomnio en tu ausencia…
    De que tengas dudas…, lo comprendo. No sé si te preguntarás por qué a ti amada mía, entre tantas flores a mí alrededor. Si me preguntases eso, quizás no sabría responderte. La culpa la tiene este corazoncito mío que está loco de remate. ¿Loco? Sí, me hace decir palabras sin sentidos, me pone los nervios de punta, me quita el sueño…, se llena de fantasías y de valor empujándome a luchar contra voluntades ajenas.
    Si te contara las formas que deseo amarte mis palabras girarían alrededor del universo…, filosofando por qué el amor es ciego y siempre lo acompaña la locura. Tal vez creas que son solos palabras vacías y eso, lo lamento. Pues mi mayor deseo es mostrarte un mundo diferente, quizás incierto, pero que valdría la pena explorar: tú conmigo y yo a tu lado.
    ¿Acaso no tengo el derecho de enamorarme de una chica tan hermosa? Pequeña mía, sí, y pido me perdones si en algún instante mis locas palabras llegaran a enfadar tu paciencia, lo cual hago todo intento de no lastimarte. Nadie es perfecto y ni siquiera cuando se está enamorado. ¿Lastimarme? Mi vida está llena de cicatrices de tantas batallas, unas perdidas y otras ganadas. Pero volviéndome a levantar, espada en mano, guiado solo por esta pasión, mi amor, que alguna vez fue de alguien y hoy te pertenece.
    Si alguna vez decidieses alejarte, lo entenderé. Tal vez despierte de este sueño- relámpago que aparece repentinamente como estrella fugaz que tan solo me ha dado tiempo de pedir tres y únicos deseos: tenerte como amiga, quererte como novia y soñarte como mujer.

  86. Seriosha Rosabal, me encantó tu breve recuento amoroso, muy bonito el amor que sientes en estos momentos es bueno y estimulante para el ser humano, te comprendo en cuanto a las batallas que has librado saliendo ileso en algunos y otros victima jajajajajajaja, muy elocuente tu expresion, a mi tambien me ha pasado lo mismo, despues de todo somos asi, vulnerables algunas veces pero no nos rendimos seguimos adelante, espero que triunfes en esta nueva lucha y salgas victorioso, gracias por existir

    • Gracias amiga por existir también y darme tu consuelo. Yo siento que cuando no hay amor, es un mundo muerto y hay que sentirlo como si fuese el único y último momento.

      • buenos días, Seriocha ahora mismo pude abrir la página y que grata sorpresa me hayas respondido, es bueno tener amigos y defender el amor ante todos los obstáculos que se puedan presentar en nuestras vidas, sigue adelante no te detengas, no te desanimes tampoco y vive como si fuera el último amor en el mundo, te lo deseo de corazón, que triunfes en tu empeño.

  87. La verdad descalza va entre cajas viejas
    como si no importara, como si no doliera
    como si las palabras no estuvieran
    o si la oportunidad no fuera eterna soltera
    suerte promiscua…

  88. Muriendo así
    Y todo se va perdiendo, la luz, ahora es gris
    como el confuso sonido y todo lo demás
    a veces insisto, aunque sin muchas ganas,
    sin muchas razones aceptando al fin el desorden,
    las ruinas y me descubro ardiendo en soledad,
    quizás sin importancia, quizás sin existir a no ser por
    la sombra, el humo, los vientos de fuera, el frío,
    y los que me van dejando…
    http://qbaneando.cubava.cu/

    • buenas tardes qbanisimo, me ha gusta tu pensamiento muy sentido por ciento, espero sigas deleitandonos con esas reflexiones de la vida, que cuanto mas tiempo pasa mas te golpea y vas aprendiendo de cada error cometido y golpe recibido, muchas gracias por esto.

      • ..seguramente si no cumplo con felicitarle correría el riesgo de no ser un buen hijo, un buen amigo o valla saber quien sabe que… es por ello que; más que felicidades, gracias, gracias por ser la madre que eres, por ser madre, gracias, gracias por permitir que este ser que te escribe haya podido compartir contigo la oportunidad de ver y disfrutar lo maravilloso de este mundo al que otra mujer te permitió llegar… gracias por cada abrazo, por cada beso, por cada esfuerzo, pero en especial, por haberme dado razones o excusas quizás para decirte este día, TE QUIERO! no importa nada, poco importa si no te conozco, mucho menos si no estás, si te fuiste, si no eres, igual eres MADRE y por ser madre, para que este sea un Feliz día,
        TE QUIERO! Sin imágenes preconfeccionadas

  89. Sin Ti

    Que será de la vida
    si le roban las almas
    que será de la dicha
    si las llamas le abrazan.

    Que será del suspiro
    Si la muerte fracasa
    que sera de mis días
    si el invierno se acaba.

    Poner pautas al tiempo
    si las horas no alcanzan
    anclar el sufrimiento
    cuando el dolor no basta.

    Que será de la vida
    en la noche acabada
    que será de la muerte
    en el dia de gracia.

    Que será de mi ser
    que muriendo te abraza
    en la niebla de llanto
    que a mi presencia llama.

    Donde muere la paz
    duerme la esperanza
    llenar mis manos de luces
    cuando el amanecer estalla.

    Que será de mi vida
    cuando tu me faltas
    que sera del camino
    en la ruta mas larga.

    Encontrar tu mirada
    en los ojos del alba
    las flores de nubes
    a mis jardines cantan.

    Que será de mi ser
    cuando tu muerte invada
    y la sed te incremente
    en mis perdidas aguas.

    Que será de mi vida
    Que será de mi gracia
    Que será de mi cielo
    cuando las aves partan.

    Que será de la estrella
    Que será del mañana,
    Que será de los bosques
    sin ti, todo sera nada.

    La luz de una vela

    A la luz de una vela
    contemplo mis años
    esa marcha del tiempo
    que en el dolor alcanzo

    Por la luz de una vela
    sembrare en pantanos
    mis campos de espinas
    que al sufrir abrazo

    Con la luz de una vela
    camino en quebranto
    lo di por ti todo
    soy el mas odiado

    Sin la luz de una vela
    escucho las horas
    mares sin rumbo
    ahogado en tus olas

    En la luz de una vela
    llorare sin descanso
    solo en mis penas
    muriendo en tus brazos

    Por la luz de una vela
    se apagara mi vida,
    la prosa mas triste
    mi sombra desdicha

    A la luz de una vela
    Dos suspiros brotan
    tu nombre, amada
    la muerte, mi derrota

    Mi Prisionera

    Si la Muerte fuera apresada
    pondria a su nombre Rosa
    compraria todos sus vestidos
    regalare su bata mas hermosa

    Con la Muerte ahora apresada
    hare una fiesta bien grande
    con cadaveres muy coloridos
    y tumbas repletas de chocolate

    Si la Muerte fuera apresada
    expresare el discurso mas largo
    reuniendo a todos los mortales
    diciendo para siempre te amo

    Con la Muerte ahora apresada
    correre a ti sin cansarme
    nadaria con calma al infinito
    por el solo hecho de hablarte

    Si la Muerte fuera apresada
    bastaria solo tu aliento
    confinando mi exhausta alma
    Al mas triste de los conventos

    Con la Muerte ahora apresada
    llenarare el mar de diamantes
    venderia pan suave en el cosmos
    te haria el amor por las tardes

    Si la Muerte fuera apresada
    alzaria mi copa por todos
    despejando las nubes grises
    de lluvias que inundan el lodo

    Con la Muerte ahora apresada
    buscare su novio anhelado
    donde el triste padrino sere
    en boda de huesos y espanto

    Contemplar al final su rostro
    imagen de plata serena
    y regresare del sepulcro
    en paz con la Luna llena

    El Fantasma de la Villa

    Anuncia la madrugada
    el Reloj de la vieja torre
    como perlas de porcelana
    cierne el misterio la noche

    Silencio sumerge la Luna
    con nuevo vestido de gala
    secretos se ven ya los parques
    ocultan las viejas cigarras

    Esa hora la mas dulce
    el tiempo de la melancolia
    donde reposan las aves
    y tu luz sigue aun encendida

    Aqui mi alma se inspira
    este es el ansiado momento
    contemplando esta gran Villa
    haciendo mi fiel juramento

    Asomo y diviso las calles
    con ojos de farolero
    luceros parecen las gotas
    del ultimo y cruel aguacero

    Mas se en esta noche bravia
    crudo estara mi tormento
    cuando salga en su agonia
    el Fantasma del alto cerro

    Dicen que fue un campesino
    Algunos que fue un soldado
    aunque todos confundidos
    desconocian a Juan Robustiano

    Buscado por los potreros
    cazado por arrabales
    puso fin a su vida un justo
    colerico de los mortales

    Habia robado un tesoro,
    valiosas piezas de plata
    y su tunica vuelta escarlata
    hundida en pasiones romeras

    Ahi salio con belleza
    su dulce amada Calsina
    busca en la mitica iglesia
    el rostro de bien consentida

    Temblando llega la hora
    imaginando asi tu recuerdo
    al frio de la madrugada
    mi mas temeroso confeso

    Miro por tanto encuentro
    Silueta de blaco en la brisa
    al aire flotando yo observo
    un fantasma bien muerto de risa

    Espantosa vision es esta
    como esconderme del mismo
    si alli permanece risueño
    el mas vil de los seres bromista

    Amargo por tanto el momento
    Mi corazon al salirse confia
    cierro ventanas con hierros
    tiemblan mis piernas con prisa

    Pasan la horas gigantes
    con cuel aplastante silbeo
    mas sigo aqui con mi llanto
    escondido del Fantasma tan feo

    Basta, hablo mi conciencia
    no sigas ahi como inherte
    abre la ventana bendita
    hazle al Fantasma frente

    Tomo las riendas del alma
    doy estocada al miedo
    suspiro en lo mas profundo
    brota una flor en tus senos

    Miro y asomo con dicha
    la luz que en mi pecho arde
    solo el Fantasma es alarde
    de un ser en continua malicia

    A lo lejos ya diviso
    como alma en pena que bate
    por la torre centenaria
    la Iglesia San Juan de Acre

    Flota su ser en el aire
    al disolverse distingo
    bajo las luces divinas
    su gran merecido castigo

    Pobre del alma maldita
    en busca de su consuelo
    en vano reposa sereno
    sobre la torre bendita

    Sin descanso para el vano
    el alba robusto regresa
    velando en descontento
    mi insonmio de hierro palpita

    Noche tan azarosa
    reclama mi alma sentida
    de un fantasma pesaroso
    y un amor que no se olvida

    Sigo marcando la hora
    en mi conciencia ceñida
    esperando el gran evento
    de tu cuerpo tras cortina

    Todo se nubla y perece
    el frio que se avecina
    mas la Villa se ensordece
    por tu amor que me castiga

    Ya en vano el sufrimiento
    como un Fantasma bendito
    asumo el dolor de tu encanto
    cuando mi fe se hace trizas

    Ahogo asi mi quebranto
    en esta cruel despedida
    abandonado en la Villa
    del amor y la triste desdicha

  90. Y tú no estás

    Se escapa otra noche de esas en la que llegas, haces sin dejar nada,
    tocas sin romper nada, acabas sin causar daños y te escucho, lejos
    muy lejos, en otra de esas noches, igual aquella, la inolvidable escena
    donde tú noche y la mía, se hicieron cuerpos salvajes, sueños desnudos
    que sorprendieron al día, sonrieron y quedaron eternas, únicas, así,
    entre las manos, labios mordidos, anudando el fuego.
    Se ha escapado otra maldita noche y no estás.

    ARDIENDO

    Y si entre esos espacios consiguiese humedecerlo todo
    qué tal si escucharas mis dedos, y mis ojos,
    mi cuerpo o mi locura desnuda intentara.
    Y si me hubieses imaginado ardiendo,
    rebuscando tus deseos o la madrugada con sus vientos,
    sus olores, sus sueños ó entre tu despertar la piel sin frenos.
    Ardiendo.

  91. Puerta abierta

    Dejaré una puerta abierta,
    Para que un rayo de luz te dirija hacia mí.
    Estaré esperándote…
    con los más ardientes deseos de
    prenderme de tu cuello y vorazmente
    acariciarte con mis dientes.
    Quedará esa puerta abierta,
    para que huyas si quieres hacerlo,
    Porque te aviso…así me tienes,
    Aullando como loba a su lobo,
    Fiera, desesperada, amante, fiel,
    perdida en la ansiedad desbordante
    que ya se nota entre mis piernas.
    Anhelando calmarse al margen de tu cama,
    esa cama ya nuestra, testigo de nuestros
    /embelesos.
    Quiero que te arrimes, me acaricies,
    descubras con tus dedos, con tu lengua,
    /con tu cuerpo
    mis más escondidas sensaciones.
    Quiero con esa puerta abierta,
    enseñarte todas mis locuras
    y excentricidades que son todas tuyas.
    Que logres verter el manantial de
    placer que se crece al pensarte,
    Dejaré esa puerta abierta,
    Si quieres la cierras y te quedas,
    Si no, mírame y enloquéceme
    Al punto que me hagas olvidar
    quien soy.

    Zulia Esmeralda González Semanat. Stgo de Cuba. 1981

  92. Recórreme todo el cuerpo, con tus manos, con tus besos.
    Llévame hasta donde nadie lo ha hecho.
    Enamórame con tus palabras, versos y gestos.
    Deséame cuando te digo te quiero.
    Recórreme toda como si fuera el mundo, inmenso.

    Hayden Stuart S Ciego de Ávila

  93. Duendes Quebrados

    Y su puntiaguda nariz se elevó hacia el horizonte. Y en el sollozo del viento que se escabulle entre hojas y palos puede encontrar varias razones: horizonte, viento y palos.

    Y un lobo con su saxofón, una abeja con su espada y entre galopes de caballo podemos recorrer ese trágico muro lleno de enredaderas y sapos, mientras la leyenda ilusa cuenta de mágicos duendes que se esconden entre sus grietas.

    Emanuel Avellón López

  94. Añoranza

    Ayúdame a olvidar lo que sentimos,
    ayúdame a decirte la verdad,
    lo que en un tiempo cruel no nos dijimos,
    para los dos se ha vuelto realidad.

    Recuerda, como yo lo que perdimos,
    ¿de que sirve un dolor si no hay piedad?
    estos ojos de andar lo que vivimos,
    sueñan porque no saben despertar.

    Sufriendo voy por todo lo que fuimos,
    mis pies nunca se cansan de vagar,
    porque después de todo, creo, nos quisimos,
    aunque ya no se pueda remediar.

  95. El abrazo cálido, perpetuo de tu sonrisa cómplice de tus emociones llegó a mí, así sin más como el sol suave, aún tierno llega en el amanecer, me conmovió, como también me gustaba sorprenderme y extasiarme con tus delicados roces que dejabas caer en mi esperanza, así sentí el primer remolino en mi calmado río, así cuando me pinchaban en el pecho millones de agujas a la vez cuando en varias ocasiones coincidimos miradas, yo desconcertado apenas la podía mantener, tu valiente me retabas, pero nada comparado con aquel primer toque revelador de tus labios con los míos, tan suaves y comprometedores, así te recuerdo la primera vez, como un amanecer fresco después de una alucinante puesta de sol.

  96. Aunque ya no estemos juntos

    Aunque ya no estemos juntos,
    nunca pienses que te olvido,
    a veces pensar es malo,
    si no tienes los motivos.

    La verdad es que te extraño,
    y en las noches pienso en ti,
    y niego decir que te olvido,
    pues duele tener que mentir.

    Yo sé que en las noches vacías,
    si pienso lo hago en ti,
    lo hago porque te quiero,
    y olvidarte en mucho pedir.

    Vuelve te pido, mi cielo,
    te necesito para vivir.

  97. Me gusta esta página, de haber sabido hubiera entrado antes en ella. Solo quiero que conozcan mi poesía y me den sus comentarios de cómo mejorarla y que piensan de ella. También disfrutar de las publicaciones que estoy viendo que son bastantes.

  98. XXII

    El camino aun espera inaugurar mis pasos
    Y cada día amanece inédito de gloria
    Para llenar las arcas de mil tesoros nuevos
    Y embriagarme de amor para decir, ahora.

    Siempre estaré dispuesto, esa es mi garantía
    Rompiendo desacuerdos de ingenuas mariposas
    Iré pues construyendo la vida de optimismo
    Y un modo personal para decir las cosas.

    Tal vez si no me entiendes y creo que es muy bueno
    Será que estoy hablando acaso en otro idioma
    Y obliga por lo tanto a escuchar más despacio
    Y no imponer cadenas, desconfianzas y normas.

    El camino aun espera, ya nacen nuevos versos
    Que anuncien cada día la luz de nueva aurora
    No me gusta el silencio, ni quiero establecerme
    Solo para que un día se cuente mi memoria.

    Porque el tiempo es ahora, porque nos pertenece
    Un espacio de todo, reclamo sin demora
    El camino aun espera, que nada pues impida
    Ni demore con miedos una misión hermosa.

    Si queréis escucharme, aquí estoy y por eso
    Hoy para ti yo quiero, por quien soy, mi persona
    Y al ser un caminante, nada aquí me detiene
    Tan solo hago una pausa porque otro tiempo añora.

  99. buenas tardes Miguel, me gustó mucho lo expuesto, muy sentido, sincero y futurista, soy una lectora de este blog hace 2 meses aproximadamente, no soy poeta pero me gusta el género, gracias por existir usted.

  100. Ojo con Ellas

    Andan por ahí, con su atrevido miedo,
    portando sus cincuenta y tantos años,
    lindas, leídas, viajadas, sensibles.
    Ojo con ellas.
    Vienen de cerrar una puerta con decisión,
    pero sin olvido.
    Amaron, construyeron, parieron, cumplieron.
    Amaron a su hombre, dieron alas a sus crías
    y ahora, desentumecieron las suyas:
    ¡ahí estaban!:
    intactas, brillantes, soberbias,
    majestuosas, listas para el vuelo:
    no ya las de un hornero,
    sí las de una gaviota, soberana y curiosa.
    Saben de la vida
    y de tu hambre
    porque con su cuerpo han sabido saciarlas.
    Expertas en estupidez
    y sus matices:
    se reconocieron inmersas
    en ella hasta el estupor
    y soportaron mucha hasta el dolor;
    sabrán distinguirla, no lo dudes.
    Versadas en economía,
    la aplican en el gesto,
    en el andar y en su exacta sensualidad.
    Ojo con sus caderas sabias:
    ya se estiraron y contrajeron,
    se estremecieron y agitaron.
    Saben del amor, en todos sus colores,
    desde el rojo resplandor al mustio gris.
    Sus piernas fuertes arrastran raíces todavía.
    Prontas a sentir,
    van con una vieja canción en los labios,
    profunda intensidad en la mirada
    y delicada seguridad en la sonrisa.
    Pero, si esta advertencia es tardía,
    y descubres que ya no puedes dejar de pensar en ella,
    entonces, ten cuidado de ahora en más,
    no te equivoques, no lo arruines:
    no les envíes un mensaje de texto,
    mejor invítale un café con tiempo;
    no recurras al email,
    preferirán sin duda un poema en servilleta.
    No les hagas promesas,
    no les vendas imagen,
    mejor exhibe tu autenticidad mas despojada.
    No caigas,
    por rellenar,
    en aturdido ruido vacuo,
    deja que respire un silencio en común.
    Vienen de quemar las naves
    y cambiar comodidad indolente por riesgo vital.
    Avanzan por un camino incierto, pero elegido.
    En su cartera, fotos, un perfume y algunas lágrimas.
    En su mirada, una decisión…
    Ojo con ellas…
    tal vez, si tienes suerte, hay una en tu camino”

    Jorge Eduardo Cinto.

    • buenas tardes lost, me encantó tu exposición, muy detallada de una mujer de 50 o más años vividos, llorados y sufridos además, me encantó, gracias por tu sentimiento, de antemano muchas felicidades por el dia de san valentin el próximo domingo te deseo toda la felicidad del mundo, gracias.

  101. La dulzura de tu voz me embriaga los sentidos,
    La calma viene a mi cuerpo y escucho de mi corazón todos sus latidos.
    Tu voz tiene la magia de regalar ilusiones y me recuerda que eres hermosa aunque no te haya conocido.
    Cada palabra cobra vida si sale de tus labios, me surge una rara sensación de querer estar a tu lado.
    Tu voz me va dibujando rasgos de tu ternura y revela el secreto que nunca había descifrado.
    Tu voz tiene esa elegancia que ya había olvidado,
    cada sonido que la compone supera a la música del instrumento mejor afinado.
    Tu voz esta en perfecta armonía con tu cuerpo, ambos son de un pintor el mejor cuadro.
    Tu voz es un arma que tienes a tu favor, solo dos palabras y ya me has derrotado.
    Solo con tu voz me declaro conquistado y me entretengo a soñar en los momentos que pasarás a mi lado.

  102. Si tu amor fuera mío, ¿qué más me haría falta?
    Si tu amor fuera mío desecharía las noches estrelladas, pues tus ojos serían más que suficientes para iluminar mi camino.
    Si tu amor fuera mío diría adiós a las tardes calurosas de agosto porque el calor de tu cuerpo me brindaría refugio en el invierno más tormentoso.
    Si me entregaras tu amor, ¿qué más necesitaría?
    Si tu amor me llegara a pertenecer habré sabido derrotar el tiempo porque estaría contigo hasta la eternidad.
    Si me regalas tu amor me devolverás la credibilidad en la poesía y en la felicidad.
    Si me das tan solo un poco de tu amor me convertiría en tu caballero de armadura y espada dispuesto a derribar los molinos más furiosos.
    Si me entregas tu amor renuncio a mí para vivir para ti, yo mismo no me haría falta si ya tengo a ti.
    Si me das de tu amor me niego a respirar el aire que no sea por ti compartido.
    Si me entregas tu amor, ¿qué más me faltaría?
    Si me entregas tu amor, créeme que lo tendría todo.

    • Hay veces que no sabemos a quien le dejamos el corazón y lo lastima tantas veces que deja de funcionar, pero tenemos que luchar porque ese corazón que no funciona lo vuelva hacer, porque en este mundo hay alguien que necesita los latidos de ese corazón.

  103. Hay en mi corazón,
    algo que no funciona,
    y es que extraña a alguien
    que mi pequeña alma adora.

    ¿Qué tiene mi corazón,
    que no quiere ya latir?
    – Es que extraño a alguien
    y no lo sé fingir.-

    Calma corazón
    no pienses más en eso?!
    – Es que trato y trato
    pero en mi pecho está dentro-

    Mi corazón extraña
    a su estrella con luz,
    y esa amarga tristeza
    solo lo curas tú.

  104. PARA LOS ENAMORADOS

    Que es el día del amor
    y la amistad, ahora dicen;
    y, aunque muchos lo bendicen
    no le brindo mi favor.
    Prefiero darle calor,
    con ánimos renovados,
    a solteros y casados
    que se unen para amar;
    por eso quiero cantar
    para los enamorados.

    Luis Serrano Terry
    Ciro Redondo, Ciego de Ávila.

  105. buenos dias Yusbel me han encantado tus 2 poemas, son bellísimos dedicados para alguien especial para ti, palabras hermosas dichas con sentimiento, gracias por compartirlas.

  106. Sueños

    Aquel antiguo sendero
    Que conduce a la morada
    A veces de madrugada
    Le tomo por derrotero.
    El portillo del lindero
    Me resulta familiar.
    Escucho desde el palmar
    La quietud adolescente
    Y sueña, sueña mi mente
    Y no quiere despertar.
    La cañada del bajío
    Descalzos mis pies anhelan
    Y algunas estrellas velan
    Con amor el labrantío.
    Tranquilo y cierto el bohío
    En medio de la neblina.
    El verso sueña y camina
    Y se agranda el corazón
    Y hay algo en la inspiración
    Sagrado que le ilumina.
    Voy por el desfiladero
    Húmedo de la corriente
    Por el rumor impaciente
    Que nos dejó el aguacero.
    Y sueño, sueño y espero
    Un milagro, una ilusión.
    Llego casi a mi mansión
    Y en un esfuerzo sutil
    Soy la energía infantil
    Sublime de una canción.
    Y soy como el afluente
    Virginal del arroyuelo
    Que dibuja por el suelo
    La ribera floreciente.
    Y me lleno del ambiente
    Exquisito de la estancia.
    Percibo allí fragancia
    De un opulento galán
    Donde en mi jardín están
    Mil recuerdos de la infancia.
    Es dulce pues el camino
    Inmaterial de mí sueño
    Porque me sustenta dueño
    De la cadencia de un trino.
    Y cuanto amor intervino
    Creando su trayectoria.
    Grata vereda, notoria
    Aun de la turbia borrasca
    Yo rescato tu hojarasca
    Por donde corre una historia.
    Puedo de tantas maneras
    Recordarte viejo amigo
    Porque al caminar contigo
    Son más gratas mis esperas.
    A veces tan solo eras
    Muy solitario y estrecho.
    Como un trillito que ha hecho
    El paso de los rebaños
    Y en el curso de los años
    Fue alojándose en mi pecho.
    Y así por cuanto me llevas
    Al refugio de mi casa
    Eres un amor que pasa
    Haciendo mil cosas nuevas.
    Hoy mi inspiración renuevas
    Y al brotar nueva energía.
    Siento que ya rompe el día
    Magistral y es por la fronda
    La inspiración dulce y honda
    De una nueva poesía.
    Es tiempo pues que despierte
    Sin abandonar mí sueño
    Y que al fin sea mi empeño
    Coronado por la suerte.
    Quiero verte, quiero verte
    Y en tu extraña trayectoria.
    Lograr plenitud notoria
    Y en mis lágrimas remotas
    Sean escuchadas mis notas
    Por un canto de victoria.
    Acudiré por la senda
    A mi estancia campesina
    Y en lo alto de la colina
    Edificaré mi tienda.
    Y mis sueños, una ofrenda
    Grata del amor inmerso.
    Será el despertar de un verso
    En que nueva transparencia
    Nos hable de la presencia
    De Dios en el universo.
    Así por todas las cosas
    Camino, sueño y despierto
    Y llegaré al fin al puerto
    Del acierto y de las rosas.
    Recuerdos, cosas hermosas
    Tristeza, alegría, razón.
    Sendero de inspiración
    Hoy conduces al poeta
    Que va llevando a una meta
    Los sueños del corazón.

    Miguel Ángel Perera Jiménez
    Báez. Placetas. Villa Clara.

  107. Sus ojos buscan los míos
    Las miradas se confunden
    Mi cuerpo busca el calor del suyo
    Nuestros cuerpos se unen
    Se unen en una
    Comienza el juego
    El amor se hace eterno
    Comienza el reto
    Un reto al destino
    El arte empieza
    Comienza nuestra fiesta amante
    Arde el fuego
    Y al final
    Llega el silencio.

  108. Catarsis

    Calor, muerte enamorada que toca mis labios. Humo que sale desesperado por respirar. En él se contempla un alma extinguida. La misma corre sola en lo más profundo del olvido. Esperando ser iluminada para no dejarse marchitar y perder con el cadáver del amor. ¿Se acabó el calor, el humo o quizás…la vida?

    Adam Astacio Puerto Rico

    • Adam Astacio es muy intimo, son fuertes las mismas con un dolor inmenso, pero el amor sigue vivo en algún lugar, desde Cuba mi respeto. No dejes de escribir para leerlos

  109. QUINCE MESES, CINCO HORAS

    Cuando llegó la factura
    se leía lo siguiente:

    – tres botellas de aguardiente
    – doce libras de ternura
    – veinte noches de locura
    – diez flores y una canción
    – siete sombras, un botón
    – mil lágrimas, dos fiscales
    – cuatro pecados banales

    SUB-TOTAL: una ilusión.

    – Seis orgasmos increíbles
    – tres kilos de confesiones
    – dos trágicas decepciones
    – cien besos irrepetibles
    – ocho promesas creíbles
    – trece diálogos sin voz
    – un “no te vayas, por Dios”
    – diez miradas seductoras
    – quince meses, cinco horas

    y un GRAN TOTAL: el adiós

    COMO EL PRIMER DIA

    Te sigo queriendo como el primer día
    cerca de las sienes del mar y del sol
    o en la dulce sombra de algún arrebol
    que pretenda aliarse con mi poesía.
    Quiero que el otoño sea la sinfonía
    colmada de azahares si me ve cayendo,
    porque aunque las flores se vayan muriendo,
    una a una de nostalgia y de tristeza,
    en el verso puro que al final regresa,
    como el primer día, te sigo queriendo.

  110. … La tarde me vio llorando
    Se quiso compadecer
    De ti me estaba acordando
    Y nada se pudo hacer…

    1
    Para soñarte de veras
    Voy a vivir el comienzo
    Para contar una historia
    Que nace de mi recuerdo
    Y decir que eras muy linda
    La más linda del colegio.
    Yo por ti gentil y amable
    Y enamorado en silencio
    Mil veces te acompañaba
    Y era feliz al hacerlo.
    Tú ni siquiera pensaste
    Que yo te amaba y por cierto
    Se me moría el corazón
    De tanta pena por dentro.
    Éramos como familia
    Y grande, grande el respeto
    O eras demasiado buena
    Y no podía merecerlo
    Así era todo y entonces
    Yo sufría mi silencio.

    Para soñarte de veras
    Ahora que vivo despierto
    Cuando el pesar no me mata
    Porque soy feliz y viejo
    Y me complace escribir
    Estas cosas de otros tiempos
    Aprovecho esta ocasión
    Para traerte en mis versos.
    No se después cuantas cosas
    Escribiré, porque quiero
    Dejar que me guíe el alma
    En esto que estoy haciendo.
    Discúlpame en lo adelante
    Si ya no estás, que remedio
    Y porque no tuve fuerzas
    Para decirte: te quiero.

    Miguel Perera Jiménez
    Báez. Placetas. Villa Clara

    • buenas tardes Migue, me ha encantado tu propuesta, muy sensible y sentida de su parte a ese gran amor que no tuvo el valor de declararlo en su momento y a tiempo, despues pasa el tiempo debido y no se puede dar marcha atrás, es triste pero es asi, lo entiendo perfectamente, le doy mi voto por lo que expresa en cada momento y estoy agradecida de poder leerlo, analizarlo e interiorizarlo, muchas gracias.

  111. La poesia, balsamo refrescante, del alma y espiritu inquietos. Mas aun nuestros adentros, presos entre barras sociales, presumen en un guion los sueños de amor que algun dia el Todopoderoso pondra en libertad. Amo con todas mis fuerzas a LHR. Santiago de Cuba.

  112. Etapa crítica de un frijol

    A mí me gusta el potaje de frijol rojo.
    Y ¿saben por qué?
    Me gustan porque al olerlo mis pulmones colapsan.
    Porque al verlo, una lágrima abstracta se desliza por mi sien
    Y al probarlo, escapa mi saliva a no sé qué parte de mi cuerpo.
    Me gusta el potaje de frijol rojo.
    Y me gusta cuando mi estómago se paraliza cual si fueran pequeñas bolitas
    De tristes grises cristales.
    Grises fríos, tristes míos.
    Me gusta porque en mi casa no hay otra cosa que no sean frijoles rojos.
    Pequeños granos con vida que la gente mata y come por despecho.
    Pero la muerte de los frijoles rojos a nadie le importa y quizás,
    A nadie le había interesado hasta ahora,
    Ellos ahora solo viven para sí, ¡y ya!
    Pero a mí, no me gusta el potaje de frijol.
    A mi, me gusta el potaje de frijol rojo porque cuando lo menciono,
    Algún ser desalmado de este mundo me recuerda que no son rojos,
    Que son colorados. Y me los despojan de todo lo mágico de ser ellos:

    MIS TRISTES GRISES FRIJOLES ROJOS.

  113. Construir un poema

    No termino. Tras unas líneas escribo que necesita más. Ese poema niño, cuyo alumbramiento nunca estuvo pactado para una fecha u hora, venía con crecidas ansias, con sonidos de marugas y gorjeos indescifrables para los que me rondan.
    En cambio yo le adivino y premio con palmaditas suaves.
    Lo siento afianzarse en mí, para mí, por mí […]
    como se apuntalan los días
    en una casa silenciosa o en las horas de espera.
    Pero ocurre lo inevitable… el poema queda trunco, temporalmente en pos de mis verdades, de los desbordamientos del alma
    e insinúa que no hay nada inamovible, ni la roca más dura, ni el concepto mismo de la inmovilidad.
    Que todo sigue su inevitable curso
    que el poema, como la vida, continuará siendo perfectible,
    que no hay verdades a medias ni absolutas, su mensaje.
    Tienen razón, en el cuento de caperucita, el lobo siempre es malo, donde yo veo un punto rodeado de luz, otro se convence solo de la mancha.
    Tan raro como delirante es este oficio, que la salud de este hijo recién parido junto a la voluntad de esa criatura por trascender de un modo u otro, me edifican.
    Tener en mente el hilo de Ariadna, la solución de una fórmula compleja que se nutre de infinitas variables o la conclusión de algo que no admite finales categóricos parece absurdo
    Es.
    Porque este hijo imperfecto, el que amo, el que educo con palabras nobles
    y no tanto
    me sobrepasa
    y como aguja fina llega a perforar mi piel, mis huesos…
    entonces construyo
    no a voluntad
    nunca a sabiendas
    siempre esperando a que él me diga
    la última palabra.

    © Anaray Lorenzo.

  114. EL MUNDO TE NECESITA

    No te has muerto, Chávez, no;
    no es tu destino la muerte;
    siempre fuiste y, eres fuerte,
    la muerte no te llevó.
    El pueblo unido marchó
    contigo segundo a segundo;
    y un sentimiento profundo
    en corazones palpita;
    “el mundo te necesita”,
    LE HACES MUCHA FALTA AL MUNDO.

    Zoila Irarragorri Mejías.

  115. CUARTO CRECIENTE

    Andaba con una fiebre
    de cuarenta soledades
    sorteando las necedades
    como cervical de liebre.
    Dogmático –sin que quiebre
    la expresión- de la tortura,
    nunca perdió su ternura
    ni los jueves paternales,
    la cita con los portales
    y el duelo con la cultura.

    En un montón de perdices
    se le iba la mirada:
    diez insultos por jornada
    y dos o tres cicatrices.
    Era de los aprendices
    de poeta alguna broma
    que se olvida, que se toma
    por error y en el siniestro
    refugio de un padrenuestro
    se vuelve cárcel y aroma.

    La luna en cuarto creciente
    y la ignominia del frío
    se fueron con él al río
    aquella noche impaciente.
    Las horas del subconsciente
    preparaban la sorpresa,
    su inalterable nobleza
    se apagaba en un rincón,
    habló con su corazón
    y se murió de tristeza.

    • Hola Pedro Gilberto. Como siempre me emociona mucho lo que escribes y siento necesidad de comunicártelo. Quince meses, cinco horas… está divino; sin restarle el mérito a los demás. Hace algún tiempo estuve elogiando tu trabajo y muy amablemente me respondiste. Respeto lo que haces y tienes una admiradora de tu original sensibilidad en San José de las Lajas, Mayabeque. Un saludo sincero.

  116. Amor

    Lo soñé impetuoso, formidable y ardiente; hablaba el impreciso lenguaje del torrente; era un mar desbordado de locura y de fuego, rodando por la vida como un eterno riego.
    Luego soñé lo triste, como un gran sol poniente que dobla ante la noche la cabeza de fuego; después rió, y en su boca tan tierna como un ruego, soñaba sus cristales el alma de la fuente.
    Y hoy sueño que es vibrante y suave y riente y triste, que todas las tinieblas y todo el iris viste, que, frágil como un ídolo y eterno como Dios,

    Amor
    Mi forma inerte grande como un mundo
    no tiene noche alrededor ni día
    pero tiniebla y claridad por dentro
    hacen que yo, que tú, vivamos.
    Mares y cielos de mi sangre tuya
    navegamos los dos. No me despiertes.
    No te despiertes, no, sueña la vida.
    Yo también pienso en mí cuando te sueño
    y robo al tiempo todas mis edades
    para poblar mis íntimas moradas
    y acompañarte siempre, siempre, siempre.

  117. laminarios.II


    en la siguiente imagen
    mi madre rechaza
    dos papas y tres huevos
    me duele
    porque entiendo
    que los alimentos son el sacrificio
    de mi papá de turno
    en los 90 se comía mucho sacrificio
    tragábamos platos de sacrificio
    pelado
    sin especias
    pero mi madre estaba cansada
    lo decía a gritos en las noches
    cuando nos alumbrábamos
    con mucho sacrificio

    © Camilo Noa (Gibara, 1990)

  118. Beatriz

    He brotado de tu amnesia
    como un pigmeo sin rumbo
    y es el mar donde sucumbo
    quien de evocación se precia.
    Soy la tormenta que arrecia
    y a los eclipses enluta,
    bajo a la noche, a la ruta
    que lo ingobernable traza
    sobre una simple amenaza
    o el carmín de alguna puta.

    ¿Cómo será la estatuaria
    marginalidad del sueño
    que te convierte en el dueño
    de alguna cuenta bancaria?
    La suerte, tan necesaria
    en estos tiempos mutables,
    saldrá por los reciclables
    desencantos de suburbios
    donde los días son turbios
    y las lenguas como sables.

    Mas sálvenme de Beatriz
    y su donaire escabroso
    con siete pelos de oso
    y un ala de codorniz.
    Lo místico es un desliz
    que naufragó en la piedad;
    lo humano, la tempestad
    que tonifica el paisaje
    y el amor, un pesquisaje
    a la mitad.

    Como un intacto madero

    apareces en mi selva
    para que el siglo me absuelva
    y descubra tu asidero.
    Pues bien, beberás primero
    cada noche palpitante,
    mi otoño de navegante,
    los colores donde existo,
    el rostro donde me alisto
    y esta alquimia exuberante.

    ¿Por qué llegas con la aurora
    bíblica del venturoso
    a este frío indecoroso
    que en mi sangre se demora?
    Menos mal que el verso aflora
    cuando todo da lo mismo,
    el misterio, el egoísmo,
    la paranoia y el culto;
    menos mal: tengo el indulto
    del amor y el optimismo.

    Flores para Martí

    Por patriótico motivo
    se concibió en la Primaria
    una alegre y solidaria
    recogida de efectivo.
    La idea, con su objetivo
    fue asumida con esmero
    y decidimos primero
    comprar un ramo de flores
    para tributarle honores
    al 28 de Enero.

    Partimos y bien temprano,
    con el semblante optimista
    vimos a un cuentrapopista
    con gladiolos en su mano.
    -¡Véndanos flores, cubano,
    que es una fecha sagrada-
    y fijando la mirada
    el hombre nos dijo así:
    -si las llevan a Martí
    las flores no cuestan nada.-

  119. Hoy sé lo que es amar, hoy por fin se lo que es querer.
    Ayer no comprendía el significado de la palabra amor
    al menos no de la forma que hoy lo sé.
    Mucho tuve que luchar aun sin fuerzas por este amor, aun hoy lo sé.
    Ahora se que alguien me ama y yo la amo también.
    Hoy por fin se que soy alguien que cree nuevamente
    en el amor, que soy alguien que tiene una razón
    para saber que existo, que vivo.
    Hoy por fin se que te quiero
    de una forma que quizás nadie entienda,
    un día quizás no hoy veas que eres todo para mí y que yo
    pertenezco al mundo sin saber que mi mundo eres tú.
    Hoy lo sé mañana quizás deba recordarlo
    pero si diré que HOY LO SÉ…

  120. Y no hubo recompensa

    Nunca se supo si alguien logró encontrar aquel unicornio.
    Se dice que era azul y pastaba por algún lugar.
    Recuerdo que daban un millón,
    Aun así nadie lo encontró.
    Fue ayer, decía el anuncio,
    Pero exactamente quisiera saber cuanto tiempo pasó.
    Desde que aquel unicornio se fue.

    Zulia Esmeralda González Semanat. Santiago de Cuba. 1981

  121. Ausencias

    Cierra los ojos. No atiendas
    esta mi insistencia opaca.
    Estoy triste. Una resaca
    de esperas suelta mis riendas.
    No me escuches, no reprendas
    mi palabra desmedida.
    Deja una luz encendida;
    un candil que me sostenga,
    aunque en el fondo no tenga
    tu voz repleta de vida.

    Soy una sombra. Una excusa
    sin esperanza ni olvido.
    Tu gesto llenó mi nido
    y ahora tu ausencia me acusa.
    ¿Cómo escaparme? Rehúsa
    mi corazón la verdad
    ¿Qué me duele? No hay maldad
    en confesarte mi pena,
    pues tu palabra es ajena
    y es mía esta soledad.

    Silencio:

    Busco tus ojos y el vacío se hace inmenso.
    ¿Acaso eres feliz?
    Asoma tu sonrisa a mis recuerdos
    y vuelan mariposas en mi nido.
    No sé por qué inventarme una esperanza
    si voy rozando el borde de tu olvido.
    No sé si eres de espuma o de esmeraldas,
    si vas o vienes, si niegas o das.
    No sé si eres real o fantasía;
    si tienes hambre de silencios,
    si tu nieve es tan fría.
    En un instante habrá pasado este tormento
    y volveré a mi cruel monotonía.
    En un instante habré olvidado tu recuerdo
    y de ti solo quedarán
    silencios…

  122. Hola Faith, vuelve a halagarme lo que dices de mi poesía que muy poco se diferencia de la tuya sin alcanzar por supuesto la belleza, sensibilidad y vuelo poético de tus versos, los que me encantaría leer algún día degustando un buen café en Camaguey o en San José de las Lajas. Me siento sumamente honrado de tener una admiradora en Mayabeque. Mi admiración por tu trabajo poético es recìproca y creciente. No dejes, por favor, de deleitarnos con tu obra.

  123. Al cash

    Fatigado de morir
    y el Lunes en su mochila
    me apunta el reloj. Se estila
    la farsa de no existir.
    Pienso en Balzac y en cubrir
    con insomnios mi decencia.
    Entro y salgo a la prudencia
    fragmentada de una ducha
    mientras el tiempo serrucha
    las horas con impaciencia.

    Son las nueve. Del stress
    me cuelgo y obra el futuro.
    Llueve más. No tengo apuro.
    He sido cuerdo esta vez.
    Cruzo la calle. Después
    reparo en aquel talego
    de idioteces. Casi ciego
    pude encallar en la bruma
    de otro recuerdo. Se esfuma
    lo tácito a que me niego.

    Once y diez. Un cuerpo espera
    – no un amor que es otra cosa-
    con su fiebre caprichosa
    y un buen sexo en la cartera.
    Reflexiono. Voy de acera
    en acera –compromiso
    de algún Don Juan enterizo
    que no se asombra del reto-
    y ya de andar, mi esqueleto
    es marmóreo. ¡Dios lo quiso!

    Medianoche y algo más
    para refugios amables…
    los besos fueron culpables
    de lo que vino detrás.
    Desajustamos la paz
    que bajo el tiempo respira.
    Ya no llueve. Se retira
    por el sur de cada pieza
    la luna con su tristeza
    y el morbo con su mentira.

    Lejana

    Aquí estoy desesperado por verte
    pero es tu sombra
    la que recuerdo y te nombra con su silencio.
    Cansado,
    tengo el miércoles a un lado
    y al otro la telaraña
    envolviéndome en la extraña sensación
    de su orfandad
    y aquí estoy… mi soledad
    ni me deja ni me engaña.

    Hoy le hago caso al conjuro
    de este añejo Napoleón
    y así, desnudando un son
    de la nostalgia me curo.
    El día es de un gris oscuro
    y terriblemente largo,
    casi llegó por encargo
    y a lo triste se parece…
    ¿por qué el vino me entristece?
    ¿por qué coño es tan amargo?

    Pensé en el bar y en el modo
    de hacer de una palabrota
    un partido de pelota
    y así terminar con todo.
    Pero al margen del beodo
    (que no intento descubrir)
    opté por dejar salir
    dos lágrimas a la escena
    donde una obra se estrena
    y aprendemos a morir.

    Siempre el amor es noticia
    -o tal vez el desamor-
    y a veces hasta el dolor
    te abruma si no hay pericia.
    Nada como la caricia
    fugaz de una sombra fea
    en medio de la pelea
    entre el recuerdo y el vino
    que me hace andar su camino
    aunque nadie me lo crea.

  124. Invitación a Faith
    …con todo mi afecto.

    Háblame de Mozart, tú
    que subastas calendarios,
    tradiciones, dromedarios
    y flores de sabicú.
    Hazme andar por Xanadú
    a la hora del levante
    y como un viejo almirante
    tozudo y observador,
    tráeme la Osa Mayor
    de una noche alucinante.

    Dime si en el crudo invierno
    que la nostalgia retiene,
    cuando el anticristo viene
    se consume en el infierno.
    Llévame al géiser eterno
    donde cada partitura
    nos invita a la herradura
    protectora de Beethoven
    y cúbreme con la joven
    silueta de la ternura.

    Enséñame con Lezama
    las luces de extrema izquierda
    sin que una imagen se pierda
    o sueñe un verso en la rama.
    Enciende en Lorca la llama
    de un romance irresoluto,
    vuelve a la flor, vuelve al fruto
    cosechado en tus hangares
    hasta el final de los mares,
    hasta el último minuto.

  125. Es mi amor tan verdadero
    y mi corazón tan fiel,
    que si fraudes tengo en él
    a tu ser que tanto quiero.
    Y si por tu causa muero,
    te pido que sin enojo,
    coloques con gran arrojo
    sobre mi tumba ya helada,
    una rosa salpicada
    con lágrimas de tus ojos.

  126. Y si aun no estoy es porque no he podido
    o porque el tiempo, la vida sabe lo que hace.
    Mejor, piensa que el tiempo nos ha hecho sumar las ganas,
    desesperar los besos, imaginar las manos, olvidar el resto.
    Si aun no estoy, quizás sea realidad todo lo que dices
    quizás sea porque en verdad no hemos hecho todo,
    no hemos hecho lo imposible y lo posible ha sido poco,
    muy poco para dos necesitados, dos con ganas de amar.
    Y quizás sea imaginación, algo, no sé, alguien, quien sabe, tú sabes?
    Y quizás en verdad ni existes tú, ni yo tampoco,
    ni las sábanas, ni el suspiro, la madrugada, ni aquellas…
    Quizás comprendas que tampoco me amarías si estuviese allí
    Allí con la verdad sorprendida, con el tiempo detenido, preguntas;
    donde dices que me sueñas, donde me imagino, así, a piel,
    desesperándote…

    Juan Carlos qbaneando.cubava.cu

  127. Un día

    Un día mis manos,
    Estarán cansadas de tanto escribir,
    Mis pies, cansados de tanto ir y venir,
    Mis ojos ya no serán igual
    Y mi mente no rimará ya más.

    Un día,
    Mi historia la contará el cielo
    La contará el mar,
    La contarán mis hijos,
    Y mi recuerdo sin final.

    Un día,
    Para mí ya el sol no brillará,
    Viviré en un estrella,
    En una nube, seré como el viento,
    Que vuela libre al compás del firmamento.
    No seré carne eterna, pero mi recuerdo,
    Me será testigo de estos poemas,
    Que hoy te escribo.

    Autor: Lilibet León

  128. Ilusión

    Ilusión que llegas y me estremeces
    El alma en un suspiro amigo,
    Me calas los huesos, los sentidos,
    En una paz que emotiva y ennoblece.

    Ilusión que nace cual surtidor,
    De mis pocos años en flor
    Y la experiencia de los tuyos ya vividos,
    Me propones que te mire como algo más que a un amigo.

    Y yo que en mi corta juventud
    Tantas penas he expandido
    Me refugio en el calor de tus robles brazos
    Y en la calidez de tus años ya vividos.

    Confío en que noble sean tus ansias
    Y la proposición que hecha ya es real.
    Confío en tu sensibilidad y en tu madrigal
    De flores que prometen tormenta pasional.

    Pero cual no sería mi preocupación
    Pena que rotunda me perturba,
    Si ya tú tienes una amante
    Que te complementa y te suple.

    Que vendría a hacer yo,
    En tu vida de guerrero aguerrido,
    Un sueño, una tierna ilusión pasajera,
    O una relación que colma y perturba tus sentidos.

  129. Hace días sin esperarlo
    me enamoré de una rosa,
    por su mirada sincera,
    por su sonrisa preciosa.

    Si aceptara mi amor
    cuidaría con esmero,
    la querría con fervor
    sería su fiel jardinero.

    Tengo miedo de decirle
    que la amo de verdad.
    Tal vez ella no me ame
    y hasta pierda su amistad.

    Pero… he pensado,
    si le digo la verdad
    algunos sabrán que la amo
    con toda sinceridad.

    En estos momentos
    lo que tienes en las manos,
    es la forma más hermosa
    de decirte que te amo.

    No sé que más escribir
    en esta última estrofa,
    que más te puedo decir
    si tú, tú eres esa rosa.

    Adrian Batista Perdomo Granma(Bayamo, 1994)

  130. VISIONES DEL PEREGRINO

    Estas vísperas son las de después.
    Joaquín Sabina

    Esta semana tiene veinte días
    Esta tristeza un Tera de razones
    Esta llovizna empapa corazones
    Esta noticia es pobre en alegrías

    Estos pasajes son de otras historias
    Este boleto nunca tuvo avión
    Estas palabras huelen a traición
    Estos soldados morirán sin glorias

    Este sinsonte perderá su trino
    Esta arboleda puede ser fatal
    Esta sombra cansada es el destino

    Este abuelo que pasa es un chaval
    Estos pasos no encontrarán camino
    Este hombre sigue siendo un animal.

    AGUSTÍN RAMÓN SERRANO SANTIESTEBAN. HOLGUÍN. CUBA.

  131. Un hombre
    A las víctimas inocentes de la
    Franja de Gaza.

    Un hombre se ha detenido
    harto de duelo y tristeza
    frente a un letrero que reza:
    “LA ANGUSTIA TIENE SENTIDO”
    Sigue a su sombra, perdido,
    rumbo al sol, rumbo a la nada,
    busca una blusa bordada
    que el silencio le devuelva
    para morir en su selva
    con el alma destrozada.

    El hombre frágil, remoto,
    arrastra su sacrificio
    y destierra el ejercicio
    de soñar como un devoto.
    Mira al cielo.
    Un hueso roto.
    El vientre sangra.
    Se queja.
    Percibe la moraleja
    de algún Dios indiferente.
    El tormento de la gente
    pasa insensible y se aleja.

    El hombre sobre el honor
    vaga,
    sufre en su vigilia,
    habla de sed,
    de familia
    y a veces hasta de amor.
    Desanda escombros y horror
    cuando la tarde se va
    y otra bomba quedará
    sembrada en el amasijo
    como el cuerpo de aquel hijo
    que ya no regresará.

  132. Si pudiera amarte, a lo mejor seria feliz.
    Me olvidaría de espejos, de ayeres, de nombres.
    Me olvidaría de noches, de fríos, de soledades.
    De insatisfacciones, de verbos, de llanto.
    Si pudiera amarte podría ser feliz.
    Si olvidara rencores, si olvidara dolores, si volviera a nacer.
    Si pudiera amarte, todo sería distinto.
    Quizás sonriera, quizás bailara, quizás soñara
    Me pondría ese traje blanco y corriera por las calles,
    y gritara tu nombre y olvidara otros nombres.
    Quizás fuera feliz.
    Pero… no puedo amarte

  133. Galaxias en mi corazón

    Fui tuyo, es cierto, nada lo ha de cambiar,
    por más que el sol se apague,
    por más que se seque el mar.
    Fui tuyo, quizás aún lo sea,
    porque es tan fácil quererte y tan duro olvidar,
    que nada me garantiza
    que como un día te fuiste,
    tal vez algún día vas a regresar.
    Te fuiste y te llevaste
    la parte de mi que más amaba,
    y no te diste cuenta
    que al irte tu ausencia me mataba.
    Tampoco supiste explicar
    las razones del porqué te fuiste,
    y no te ha importado
    siquiera saber que aún estoy triste.
    Que si vivo precisamente
    no te lo debo a ti,
    porque no sé cómo he hecho
    pero a veces quiero llorar,
    culpando por mi llanto la falta de razón,
    tu mundo va a despertar,
    galaxias en mi corazón…

    El esclavo

    Por tu amor me humillo,
    me hinco me declaro,
    grito que soy tu esclavo
    y que te adoro por sobre mi vida
    (esta es la prueba)
    Sería capaz de gritarle al mundo,
    de decirte a viva voz cuanto te amo,
    y por las vidas que nos quedan juntos,
    permíteme besar tus pies como tu esclavo….

    Bloodlust
    (Sed de sangre)

    Quítame esta sed que tengo de tus labios, esta sed de amor que tengo hoy de ti, esta sed inevitable de derramar tu sangre y vivir de ti…
    No quiero que te asuste el hecho de que sueño,
    Con morder tu cuello y saciarme de ti
    Es solo que a veces sueño,
    Con cosas raras que me llevan a ti…
    Quítame esta sed, de desnudarte en el crepúsculo,
    de ver morir la tarde con la
    esperanza presa de mis carnes,
    de una de estas tardes invernales sin crepúsculos
    Me aferre a tus caricias
    Y me inmortalice junto a ti….
    A veces quererte suele ser un sueño
    Mas, a veces un sacrilegio
    Porque empezar a huir sin conocer tus carnes
    Es un sueño humano que tengo que cumplir,
    por ende si te dejo
    Si olvido recordarte a ti
    Será que ya me he puesto viejo
    O que tu sangre vive y corre dentro de mí,
    Si pudiera morir en el crepúsculo
    Y beber la tarde y saciarme de ti,
    Quizás no te pidiese
    encarecidamente quítame esta sed inevitable de derramar tu sangre y vivir de ti…

    Brindis final

    Creo que es momento
    para empezar de nuevo,
    retomo mi vida,
    vuelvo para ser yo,
    quiero ahora que empecé de cero,
    lejos del mundo estar sin ti…
    Ahora que sé que no estarás,
    en mi mente todo el rato,
    lloraré este amor que
    me ha costado tanto
    y ha salido tan barato…
    Echaré tu recuerdo,
    probaré olvidarte,
    y por la vía más corta no voy a recordarte…
    Quemaré tus fotos,
    echaré vino a tu copa,
    y en esta cena que he preparado
    para ti sin estar tú,
    brindaré con tu fantasma también a tu salud…

    Era soledad

    Era soledad y apareciste tú, disipando mis miedos llenándome de ti, ocupaste el espacio que respiro, llenaste mi mundo, me enamoré de ti…
    Era soledad y apareciste tú, cuando ya pensé que iba a morir, cuando ya mis manos olvidaron las caricias cuando ya mi vida se olvidaba de vivir, llegaste y desaprendí mis miedos, mi vida entonces se arrimó a ti, y ni un solo momento desde entonces, hago otra cosa que pensar en ti…
    Era soledad, pero ya se ha ido, con un poco de suerte no volverá jamás mientras disfruto esta noche de tu cuerpo, y convierto cada minuto de amor en eternidad…

    The Usual Suspects
    (Los sospechosos de siempre)

    Me he ido de pronto sin saberlo
    Sin darme cuenta que necesito de ti
    Porque hay amores
    Amores sin misterios
    Que nada buscan, que no necesitan
    De nada ni de nadie
    Para poder vivir…
    Los sospechosos de siempre
    Cuando hayan bebido la sangre
    Son los que la sangre que
    tienen no les da para vivir,
    Y toman la de otro para poder existir…

    Escapé una tarde de sol
    Los sospechosos de siempre
    Mataron el amor
    Ahora no tengo nada
    Porque hay personas como
    yo que no necesitan espejos
    Para torturar la juventud
    que me va faltando….

    Me fui después, de ver morir el sol
    Los sospechosos de siempre
    se alimentaron de mi dolor
    Y como para ellos es algo normal
    Vieron mi muerte como algo natural
    Años sospechosos
    Años de soledad
    Desangra mi sangre
    No dejes que se ponga el sol
    Me fui y detrás se
    fue borrando mi huella,
    Los sospechosos de siempre
    apagaron las estrellas…

  134. Cuando te conocí,
    Supe al instante que mi vida cambiaria
    Ya pues con falta de alegría
    Había vivido mi alma hasta aquí

    El permanecer junto a ti
    Abrió las puertas de un universo
    Que me parecía incierto
    Pues no lo conocía

    Con el andar de los días
    Y mucha proximidad
    Se fue haciendo realidad
    Ese sueño que tenía

    El amor me llegaría
    De la mano de la pasión
    Mandados por el corazón
    Que en esta oportunidad
    Me permitiría dar más
    Sin saber que recogería

    Y aquí estoy, mirándote de frente
    Esperando una sonrisa que me libere,
    Esperando tantas cosas que no tuve,
    Pero como siempre,
    Decides tú, corazón

  135. Alucinaciones I

    En la línea de la incertidumbre
    me ayudaría
    el bojeo de los delfines blancos
    una pizca de nieve carmesí
    un hombre ebrio y caliente
    o
    la misericordia de un beso moribundo
    sobre la frente cansada.

    Dime si curarías mi intención suicida
    el consabido reguero de rencores
    ante el desdén
    la palpable angustia de una gacela
    que huye del yermo valle
    mi zozobra
    en la frontera del desatino
    cuando otra vez me descubro, debajo de tu boca…

    Sortilegios

    Almas rotas pululan en puertos vacíos
    augurios de noches y guitarras
    cuando las sombras descienden te levantas
    y andas
    coreando el verso maléfico
    implantando el hechizo de no volver
    de caer
    en el otro lado…

  136. “Padre nuestro”

    Padre nuestro, desde allá
    donde la tierra se exprime
    y el oxígeno reprime
    cuando la vida se va,
    santifica al que nos da
    tu nombre y se pone alas
    para volar sin escalas
    hasta el vientre clandestino
    de un huérfano palestino
    que ya no teme a las balas.

    Padre nuestro, con la edad
    que ha cumplido Alejandría
    ya es hora de que sonría
    la sagrada cristiandad.
    Hágase tu voluntad
    y evita un amanecer
    que tenga que socorrer
    al sol cuando se destruya
    o a un niño que prostituya
    su cuerpo para comer.

    Padre nuestro, dónde están
    las soluciones precisas
    que harán retornar las brisas
    húmedas de Afganistán?
    Por qué no llega ese pan
    tan nuestro de cada día,
    por qué sangra la utopía
    consoladora en tus manos
    sin saber cuántos haitianos
    pueden morir todavía?

    Padre nuestro que por miles
    saldas deudas inmorales,
    no olvides los arsenales
    de hambrunas y de misiles.
    Hay que enterrar los fusiles,
    hay que impedir el secuestro,
    hay que vencer al siniestro
    legislador de la muerte,
    hay que ser libre, ser fuerte,
    hay que pelear, Padre Nuestro.ç

    “Para siempre”

    Te borraré de mis ojos
    cercenando las retinas
    aunque despierte en neblinas
    y no rasgue los cerrojos;
    aunque lluevan por manojos
    mezquindades y ambiciones,
    aunque sobradas razones
    me asedien en los espejos
    y tu imagen, siempre lejos,
    me queme como tizones.

    Te borraré de mi mente
    aunque muera en el intento
    o una necropsia del viento
    logre un éxito aparente;
    aunque en huelga, tercamente,
    se declare la amnistía
    y en pólvora la osadía
    se convierta o no haya luna
    que pueda ofrecerme alguna
    noche de sueños vacía.

    Te borraré de mi piel
    aunque pierda la coraza
    o una terrible amenaza
    me imponga su apuesta cruel.
    Te borraré del papel
    donde escribiste mi herida
    y con la sangre abatida
    de un corazón que no late,
    aunque el recuerdo me mate,
    te borraré de mi vida.

    “ Un buen día “

    Hoy es un buen día para…
    comer a deshora,
    dar almanaques,
    mejorar las ropas en la mampara,
    decir la verdad más cara,
    desengañarme,
    en el clero ser un rufián,
    un madero,
    cualquier bolsillo,
    demencia,
    el duende de la conciencia,
    un rimador,
    un torero…

    ser el amor que prefiere
    la madrugada y el río,
    un taburete,
    el rocío,
    la luz que nunca se muere,
    una sombra que requiere
    de muros en santa paz,
    reírme de un alcatraz,
    del silencio,
    del jardín,
    de un verso,
    un color
    o un ring con dos árbitros de más…

    fundir la coraza nueva,
    viajar,
    convertirme en lluvia,
    correr detrás de esa rubia
    que a la locura me lleva,
    comprar un jet,
    una cueva,
    rezarle a La Milagrosa,
    ser noche,
    una mariposa
    o un Cruzado medieval
    porque este día especial
    me sirve pa’ cualquier cosa.

  137. Tu mirar

    Supe tu nombre
    y sólo quise llamarte mujer
    aquella
    colmada de indecencia
    cuyo hálito me envuelve
    haciendo que anhele terminar allí
    en ese acantilado.
    No eres la sombra
    ni el mar que asfixia
    tu mirar me llevaría más allá del mundo
    a los sinfines
    y a la otra vida
    si tus ojos fueran manos derramadas en mi piel
    esa que espera ser dormida
    estrujada.
    Ven a realizar la tarea humana
    de poseerme
    ven y mata en mí
    al fin
    todos los recuerdos.

    Yolanda García (Santiago de Cuba)

  138. Sus besos erizan mi piel
    sus palabras hacen despertar mi corazón,
    ahí está; dormido como un ángel
    y ahí estoy, mirándole, sintiendo
    su respiración, poso mi rostro en su pecho
    y su corazón late de tal gozo que me quedo
    dormida junto a él.

    • Hola Dionne, hace rato no sabía de ti. Me alegro que vuelvas a escribir. Tenemos un concurso en el blog, léelo por si interesa apoyar la causa. El poema tendrías que dejarlo en la página dónde está el concurso. Saludos

      • Hola poesia, es solo que escribo cuando estoy inspirada pero nunca dejo de pasar por aqui, ya leí lo del concurso bueno ya veremos que pasa ejejeje, o que cualquier cosa te dejo algo por allá y saludos para ti también.

  139. para Edwin

    Tengo la carta blanca
    de San Petersburgo
    carta escrita por una mano fría
    La carta perfumada
    de Francia
    y una carta
    como un corazón
    como una golondrina
    en Londres

    © Kmilo Noa

  140. Cansada.
    Estoy cansada de buscar un obsequio,
    Para este hombre galante que me acompaña,
    Estuve por el mar, recorrí el cielo,
    Y busque en cada estrella,
    Visite la luna y en una pasada le pregunte al sol,
    Que si guardaba algo especial,
    Respondiéndome con una sonrisa me dijo que No,
    Que no tenía nada.

    Después de tanto vagar día y noche,
    Sin dormir, sin descansar,
    Vengo a tu lado y me apena decirte,
    Que no tengo nada para regalarte,
    En este día tan especial.

    Vengo sedienta, débil, descalza,
    Sin nada que poderte ofrecer,
    Espero no incomodarte,
    Porque no tengo nada material.

    Te traigo en esta cajita de madera,
    Un corazón, si el mío,
    Lleno de sueños rotos, pero no tengo más que dar.

    Traigo un sueño que le conté a mi almohada,
    Un poema, unas manos cansadas de escribir,
    Pero jamás de acariciar, a una persona tan amada.

    • Lilibet, gracias por tus poemas, me han gustado.
      Me has dejado un poema en el concurso que no sé si fue confusión tuya, te pido que de ser así me respondas a este comentario, porque en esa sección solo deben aparecer los del concurso, de lo contrario tomaré como un no y lo eliminaré de los participantes.

      Saludos

  141. La vejez
    Tus canas, son azahares plateados,
    Tus años, tiempo contado,
    Tu historia dulce, serena y sagrada,
    Con hilos de amor entre cortada.

    No, no tengas miedo,
    La vejez es solo un estado,
    Tiempo de espera,
    De ver el tiempo correr sentado,
    A la sombra de un árbol,
    De ir por los senderos,
    Sembrando flores,
    Para después ser recordado.

  142. esta mujer que viene a mí
    se está muriendo
    tiene olor a animal pútrido
    desde niño sé distinguir ese hedor
    lo sentía en la iglesia
    había una anciana que olía a cáncer
    y me daba muchos besos
    como quien besa por última vez
    me abrazaba con el pecho blanco
    lleno de talco
    con ese aroma viciado
    de fluidos y escaras
    esta mujer que se aproxima
    no me besa
    posa una mano sobre mi hombro
    y me mira con lástima

    © Kmilo Noa del cuaderno, Laminarios

    • esta imagen es bastante desgarradora y triste. Buena suerte con tus proyectos, he pasado y me parece una buena idea lo de los laminarios una forma de concientizar sobre el cuidado del medio ambiente ahora que estamos próximos al día mundial, sería muy bueno que hicieras la invitación extensiva, por acá por el blog tienes barra abierta para hacerlo. Saludos

  143. comienzo y termino, soy medible
    puedo llenarme de números y cifras
    tengo límites probablemente algebraicos
    soy algo que puede acabarse
    me componen mil átomos gastados
    me han atacado sin piedad los dolores y la risa
    amén de otros males más terribles
    sin quejarme me oxido a cada paso
    he heredado la miseria del hombre
    la ira y la indolencia he desatado
    pero, he mirado un instante
    la cara del amor resplandeciendo
    y todo aquello feo lo he olvidado.

  144. La fórmula de la araña

    Quién tuviera la fórmula de la araña
    para aprender de sus noches laboriosas,
    de sus brújulas simétricas, tramposas
    y esa dúctil vocación para la hazaña.
    Sería entonces un raptor que a mi montaña
    con tus besos impacientes correría
    y en el éxtasis sutil de una elegía
    -como quien teme a la voz de la cordura-
    bebería de tus senos la ternura
    y de tu alma y tu amor, la poesía.


    Monólogo

    Juro que de hipocresía
    sin reservas me curé,
    lo juro, sí, la arrojé
    al soplo de la ironía.
    ¿Estás allí todavía
    tristeza, cómo te va?
    Y el alcalde, ¿dónde está
    que no se ocupa del carro
    ni del astringente barro
    para impúberes de allá?

    Me indultaron porque he sido
    un crítico de la herencia
    y el más serio en apariencia
    que vientre alguno ha parido.
    Del ocio, bueno… me olvido
    para enjugar un afecto,
    redimir cualquier defecto,
    secar un llanto y quizás
    morir como los demás…
    en eso sí soy muy recto.

    Exijo como me exigen
    ciertos espías del humo
    porque revelo y asumo
    los cánones de mi origen.
    Mis confidencias se rigen
    por los precios del honor
    y usted, ¿no siente temor
    cuando la luna le enseña
    con su lámpara trigueña
    los desastres del amor?

    Sin embargo de los muertos
    correligionario soy
    mientras gobernando voy
    por mis fértiles desiertos.
    Ya saben, somos inciertos
    culpables de ser un mito,
    entonces, ¡cuelgue su grito
    en un horcón afirmado
    y conviértase en cruzado
    del sol en el infinito!

  145. laminarios. VIII
    (tiempos de crisis)

    en octubre de 1962
    abuela fue haciéndose pequeña
    pero la reserva de morfina
    estaba destinada
    para tiempo de guerra

    a cincuenta años de haber partido abuela
    aún no nos invade nadie

    © Kmilo Noa del cuaderno Laminarios

    • vaya, vaya, me he quedado sorprendida, espero lo de abuela no fuera verdad, pero igual seguro alguien le pasó. Yo pedía para que aquellas profecías no se cumplieran, creo que esto nos hace más daño, cuando enfatizamos lo negativo, un país avanza por el nivel de confianza que depositemos en crecer, no en confinarnos en rumores que solo entorpecen la creatividad y el desarrollo que es lo importante, de ahí que muchas mentes se dedicaron a desarrollar ciertas características que vemos hoy en el cubano común y corriente y que afectan a nuestra economía. Me gustaría tu participación en el concurso. Saludos

  146. “Relojes de Arena”

    No
    no me ames
    porque el tiempo te castiga
    y me consuela
    Con las huellas en la tierra
    y los relojes de arena…
    no
    no me ames
    porque mi cama se estremece
    y la noche ennegrece
    y se escuchan mis palabras
    no es el tiempo el que se detiene
    eres tu que ya no vienes…
    no
    no me ames
    porque susurran en mi oído
    las melodías que cantabas
    Cuando todavía te escuchaba
    Diciendo que me amabas
    No son promesas las que juegan con el
    Tiempo
    Son palabras que matan mi sufrimiento
    Y ahí estas cuando quiero
    Desatar mis luceros
    Para darme la manera de olvidar los recuerdos
    Y es absurdo que el tiempo
    Se ponga viejo,
    Que se apaguen nuestras velas
    Y se detenga, mi viejo reloj de arena…
    No me ames
    Porque ahora
    Mi playa se ha quedado sola
    Porque han muertos las gaviotas
    Y las caracolas
    Porque no tengo a mi lado
    A quien quiero y a quien amo,
    No
    No me ames
    Por piedad yo te lo ruego
    Por que veas que apagado
    Están todos mis fuegos
    Y las noches os rodeos
    El cine y tantas cosas compartidas
    Hechas realidad y fantasías se van y me quedo solo
    No
    No me ames
    Porque ignoro que mi vida es solo fantasía
    No
    No es mentira
    Que moriré en vida
    Con mi errores
    Mis mentiras
    Mis verdades
    Mis salidas
    Me moriré sin ti…
    No me ames porque al fin
    Se sostiene una mentira ser feliz
    Es la salida que me costará creer
    Y eres tú la mujer
    Que dará final a mis días…
    No
    No me ames
    No ahora que también te has quedado sola
    Mejor deja que la aurora
    Finalice todo
    Bien por ti
    Siempre supe que eras buena
    Dejando a la soledad acompañada
    Nada queda y nada digo
    A partir de ahora todo está escrito
    Me has hecho sentir
    como el peor de los maltitos y me siento aun mas mal
    cuando vienes y te vas
    entiendo, esta es tu manera
    tu invierno tu vereda
    y ahora que te fuiste
    marcando mal el tiempo
    me queda mi reloj de arena….

    Vuelvo a mi niñez
    A mis pobres fantasías
    A mis antiguos días
    Para volverte a ver…

    Tu como siempre
    desde lejos
    caminando del brazo de el,
    yo en mi barco de papel
    navegando en un mar que ya está muerto…

  147. Cuando a la boca te miro
    hay besos que se dan con la mirada
    Gabriela Mistral

    Tanto he mirado tu boca
    con sed de ignorar los sentidos
    y hurtarle el destello más tibio,
    y ahogarme cual ebrio en la copa;
    tanto he sufrido esta loca
    pasión de fraguar lo prohibido,
    que aunque no se han atrevido
    mis labios a tal desenfreno,
    ya siento el espasmo de un beso
    cuando a la boca te miro.

    Febrero de 2008

    S/T

    La vida es un desacierto,
    un laberinto infinito
    y la única puerta: la muerte.
    Nunca creas en la suerte
    que es un pretexto maldito;
    el que se da por vencido
    más que culpable es idiota:
    aquel que en la lucha ceja
    no recoge sino el torvo
    desazón de la derrota.

    Septiembre 26 de 2007

    Arrobamiento
    Para Damaris

    No es la pasión la que me empuja al adulterio
    sino la fe con que me arrancas los abrojos,
    no es la locura la que impele con arrojo
    a escudriñarme cada palmo de tu lecho:
    es la ternura que despides en el beso,
    Es el murmullo, abstracto amor, que hay en tus ojos.

    Noviembre 30 de 2006

    Mandy Portelles. Holguín. 1984.

  148. A Pedro Gilberto Ossorio Besú:
    He leído cada verso que ha compartido con nosotros, me permito felicitarle por su excelente trabajo. Me recuerda a un poeta holguinero, cuyas décimas disfruto bastante; José Luis Serrano Serrano, quizás le halla leído. He compilado todo lo que ha publicado Ud. en este blog y lo organicé entre los libros que siempre traigo conmigo (gracias a la tecnología móvil). Mi respeto y admiración por su indiscutible talento. Saludos.

  149. “Ahora”

    Ahora que llueven los recuerdos,
    y el alma no se agita con tu nombre.
    Ahora que olvidé despertar.

    Ahora no crece la vida,
    ni crece la muerte,
    ahora todo está normal.
    Los versos no están rotos,
    pero el corazón equivocado va.

    Ahora no te solicito en sueños,
    ahora las musas se me dan;
    me visitan los gatos
    y las mariposas sin mucho afán.

    Ahora bailo sin tus manos,
    ahora, la brisa, me intenta sobornar.

    Ahora, ¡qué digo de ahora!
    Si tanto he dicho ya.

    Te dejo volar de mi mente,
    pero te escondes donde
    no te puedo hallar.

    Copyright © 2016 – Jany

  150. Mandy,quisiera acompañar mi gratitud por su comentario, de la singular admiración que siento por su poesía y por su tierra que además de hermosa, se ha ocupado muy bien de parir hombres imprescindibles como Calixto García y poetas talentosos como usted. Siga regalándonos esos poemas que deleitan las pupilas.

  151. Historia de amor

    1er Acto

    La conocí salpicada
    del rocío de la noche,
    de poemas y un derroche
    de sudor y madrugada.
    La flecha de una mirada
    vino a clavarse en mis ojos
    y perdido en los abrojos
    del miedo y el erotismo
    me encadenó el egoísmo
    bohemio de los antojos.

    Luego en el minuto exacto,
    después de un beso total,
    como buscando un final
    dejamos sellado el pacto.
    Fuimos reos en el acto
    morboso de la mentira
    como quien roba, quien mira
    por la hendidura imprudente
    para creer que no miente,
    no se asusta y no conspira.

    2do Acto

    Tan púdica como incierta
    fue la trampa que tendieron
    sus labios que se encendieron
    justo al cerrase la puerta.
    Por su garganta desierta
    un murmullo se asomaba
    y mientras ella me amaba
    en un prólogo convexo,
    por las laderas del sexo
    la noche se deslizaba.

    Bendije su desnudez
    anuente y desinhibida
    como a la diosa prohibida
    de aquella primera vez.
    Allá en el cielo tal vez
    se amotinó la maldad
    y al doblar la tempestad
    la esquina de lo inaudito,
    nos perdimos en un rito
    de dulce complicidad.
    3er Acto

    Era un compás de bolero,
    entré, la tomé del talle
    y añadí como un detalle
    “por esa boca me muero”.
    Ella me dijo: -no quiero
    que te vayas sin tenerme.-
    ya no pude deshacerme
    del delirio de su boca
    cautiva, perversa, loca
    y ansiosa de estremecerme.

    Fui su esclavo, fui su presa
    y el tiempo se detenía
    mientras violenta corría
    la sangre por mi cabeza.
    La espuma de una cerveza
    se derramó en su cintura
    y en la tibia abreviatura
    de sus muslos desafiantes,
    éramos ciegos amantes
    sin razón y sin cordura.

    4to Acto

    Aquel domingo lluvioso
    sentí deseos de verla,
    de besarla y poseerla
    con ese amor caprichoso.
    Sobre un viento generoso
    partí al lugar sin aviso
    y aunque la lluvia no quiso
    mojar mi huella tenaz,
    me iba siguiendo detrás
    un extraño compromiso.

    Toqué a la puerta y no sé
    cómo su ventana muda
    me crucificó en la duda
    sin explicarme por qué.
    Alguien balbuceó: -se fue,
    se nos marchó de repente.-
    pero cuentan que impaciente
    buscaba el rostro de un hombre
    y pronunciaba su nombre
    la tarde del accidente.

  152. Isabel

    Yo me enamoré una vez
    de una mujer muy bonita
    que era una diosa bendita
    de la cabeza a los pies.
    Soñábamos a través
    de un camino irrepetible
    hasta que fue tan terrible
    la carta que me escribió
    que aquello se convirtió
    en un amor imposible.

    “Gilvertico, yo te hadoro con todo mi corason porque tu eres mi pacion, mi desbelo y mi tesoro. Por ti sufro cuando yoro con un ondo sentimiento y pienzo en cada momento en las noches de loqura donde con tierna dulsura nos vesamos con el biento.”

    Después de otras nimiedades
    al despedirse me dijo:
    “Cuando tengamos un ijo serán otras realidades. Agradesco tus vondades pues ziempre me fuizte fiel y aunque no eccista un papel zabes que yo te benero y eres el ombre que kiero.
    Cuidate mucho.
    Isavel.

    Al terminar la lectura
    de aquella horrible misiva
    sentí la fobia agresiva
    de su falta de cultura.
    Le contesté con premura
    en un papel que decía:
    “Isabel, querida mía,
    tendremos que terminar
    hasta que puedas pasar
    un curso de ortografía.”

    Historia de amor

    1er Acto

    La conocí salpicada
    del rocío de la noche,
    de poemas y un derroche
    de sudor y madrugada.
    La flecha de una mirada
    vino a clavarse en mis ojos
    y perdido en los abrojos
    del miedo y el erotismo
    me encadenó el egoísmo
    bohemio de los antojos.

    Luego en el minuto exacto,
    después de un beso total,
    como buscando un final
    dejamos sellado el pacto.
    Fuimos reos en el acto
    morboso de la mentira
    como quien roba, quien mira
    por la hendidura imprudente
    para creer que no miente,
    no se asusta y no conspira.

    2do Acto

    Tan púdica como incierta
    fue la trampa que tendieron
    sus labios que se encendieron
    justo al cerrase la puerta.
    Por su garganta desierta
    un murmullo se asomaba
    y mientras ella me amaba
    en un prólogo convexo,
    por las laderas del sexo
    la noche se deslizaba.

    Bendije su desnudez
    anuente y desinhibida
    como a la diosa prohibida
    de aquella primera vez.
    Allá en el cielo tal vez
    se amotinó la maldad
    y al doblar la tempestad
    la esquina de lo inaudito,
    nos perdimos en un rito
    de dulce complicidad.

    3er Acto

    Era un compás de bolero,
    entré, la tomé del talle
    y añadí como un detalle
    “por esa boca me muero”.
    Ella me dijo: -no quiero
    que te vayas sin tenerme.-
    ya no pude deshacerme
    del delirio de su boca
    cautiva, perversa, loca
    y ansiosa de estremecerme.

    Fui su esclavo, fui su presa
    y el tiempo se detenía
    mientras violenta corría
    la sangre por mi cabeza.
    La espuma de una cerveza
    se derramó en su cintura
    y en la tibia abreviatura
    de sus muslos desafiantes,
    éramos ciegos amantes
    sin razón y sin cordura.

    4to Acto

    Aquel domingo lluvioso
    sentí deseos de verla,
    de besarla y poseerla
    con ese amor caprichoso.
    Sobre un viento generoso
    partí al lugar sin aviso
    y aunque la lluvia no quiso
    mojar mi huella tenaz,
    me iba siguiendo detrás
    un extraño compromiso.

    Toqué a la puerta y no sé
    cómo su ventana muda
    me crucificó en la duda
    sin explicarme por qué.
    Alguien balbuceó: -se fue,
    se nos marchó de repente.-
    pero cuentan que impaciente
    buscaba el rostro de un hombre
    y pronunciaba su nombre
    la tarde del accidente.

  153. Perdóname
    Si crees que no te quiero
    Que te he herido demasiado
    Que puse poco amar en tus manos
    Que fui un imbécil al descuidar
    Lo nuestro
    Que olvidé los detalles, los versos
    Que no estuve cuando me necesitabas
    Que no me percaté que te amaba
    Que eras importante en mis días
    Recuerda que existe en perdón
    Y Perdóname vida mía…

    Tal vez no encontré el camino
    O lo olvidé sin darme cuenta
    Tal vez te hice esta ofensa
    Olvidando que te necesitaba
    Quizás olvidé el sabor de tu boca
    Tal vez olvidé que te amaba
    Y aunque pude ofenderte
    Y por mi actuación
    Me dediqué a perderte
    Y olvidé que en mi existías,
    Recuerda que existe el perdón
    Y perdóname vida mía…

    Solo yo como cobarde
    Pude olvidar tu boca,
    Pude descuidar tu mundo
    Y pedirte miles de cosas,
    Aunque no me lo creas
    Aunque desconfíes mi niña
    Recuerda que existe el perdón
    Y perdóname vida mía…

    Porque no soy perfecto
    Porque soy un ser de carne y de huesos
    Porque para el pecador se inventó
    El perdón,
    Porque noble y limpio es mi corazón
    Porque me arrepiento de haberte fallado
    Por el hecho de que aún te amo,
    Porque eres todo en mis días:
    Recuerda que existe el perdón
    Y perdóname vida mía…

    • Estos versos son maravillosos, como no perdonar a alguien que escribe tan profundo y con tanto sentimiento, ojalá en este momento me escribieran algo así, cuanto daría por escuchar esos versos de la persona que me ha fallado.

  154. Mi nombre es Eddy.
    Leyendo tan excelentes creaciones de gente que no se dedican a eso como profesión, sentí que podía enviarles algunos intentos que he hecho y que quizás les guste.
    Ojalá así sea porque no me considero para nada un poeta.
    Gracias por permitirme llegar hasta ustedes.

    Verdad #4

    Tengo miedo por algunos
    que blasfeman ilusiones y promesas
    sin contar contigo.
    Tengo miedo por otros
    trasnochados e incrédulos
    que han hecho del sí un modo de vida.
    También temo por los vividores,
    los oportunistas, los que no respetan
    y siguen en el baile.
    Y qué decir de los mentirosos
    y aduladores, esos que se reproducen
    como la mala hierba.
    Pero mi mayor temor es por los idealistas
    que viven en una nube.
    ¿Qué será de ellos el día que caigan
    con los pies sobre la tierra?

    Dolor

    Aún me duele tu sonrisa mientras
    decías adiós.
    Y eso que sabía solo la mitad.
    Llegaste una noche, sin avisarte
    sorprendiste a mi silencio
    y te hiciste necesaria
    como la luz para el día.
    Nos amamos, de eso no hay dudas,
    pero yo te amé más
    quizás no lo suficiente, pero te amé más.
    Ha pasado el tiempo y sigues aquí
    entre mis recuerdos, entre mis ganas,
    en mis entrañas, viva
    y con aquella sonrisa al partir
    que aún me duele.
    Solo recién lo supe
    y, por supuesto, no me lo perdono.

    De nuevo gracias por leerme.

  155. Estimado Alayn Daluz:
    Conocerlo sería un honor también para mí. No creo que mi sincera y noble poesía merezca semejante elogio pero de todos modos le agradezco el gesto. Le aseguro que estoy a su entera disposición. Gracias nuevamente.

  156. Justo a las ocho

    -Usted, por favor, usted
    y usted que parece triste
    y usted que piensa y resiste
    delante de la pared…
    y usted con su antigua sed
    y usted de verde guerrera
    y usted de fe y guayabera
    y usted de letra y espacio
    cierre los ojos… despacio,
    saque el alma cielo afuera-.

    -Lleve la memoria intacta
    lentamente a su sillón.
    Prenda la televisión
    a las ocho, la hora exacta.
    Si una noticia le impacta
    no importa, debe archivarlo.
    Concentre. Quiero dejarlo
    sobre su sombra tendido…
    no diga lo que ha sentido…
    casi puedo adivinarlo.

    Porque sé cómo jadea
    la piel y hasta el mismo aire
    si una voz termina en Zaire
    muriendo por la odisea
    o se apuñala una idea
    o se secuestra a un hermano
    o no se cura temprano
    la herida de la ignorancia
    en los suburbios de Francia
    o en el Oriente Lejano.

    O el terrorismo circula
    impune por la codicia
    o alguien consigue franquicia
    para el miedo que se anula;
    o en Wall Street se especula
    con la bolsa y la matanza
    o en una Cumbre se lanza
    la propuesta de donar
    migajas para comprar
    medio gramo de esperanza…

    O la esfinge de la muerte
    se lleva oculta en el torso
    o una patente de corso
    tiene el norteño y la suerte;
    o aquel mercenario inerte
    concluye su pesquisaje
    o se hace ley un paisaje
    de tortura y de desprecio
    o el África para el precio
    que factura el coloniaje…

    O cuando el miedo absoluto
    teje la cerca de alambre
    o mueren de amor y hambre
    cinco niños por minuto,
    o en el abismo del luto
    sucumbe la primavera
    o una Empresa bananera
    deja que el sudor se exprima
    o se recuerda Hiroshima
    y nos crece la bandera

    -Abra los ojos. ¡Qué tal?
    por las miserias que oyó
    sé que piensa como yo
    si es un humano normal.
    Ahora cambie de canal
    y amplifique su deber,
    eso de ser o no ser
    deja utopías hermosas…
    señor, como están las cosas
    ¡algo tenemos que hacer!-.

    Monólogo

    Juro que de hipocresía
    sin reservas me curé,
    lo juro, sí, la arrojé
    al soplo de la ironía.
    ¿Estás allí todavía
    tristeza, cómo te va?
    Y el alcalde, ¿dónde está
    que no se ocupa del carro
    ni del astringente barro
    para impúberes de allá?

    Me indultaron porque he sido
    un crítico de la herencia
    y el más serio en apariencia
    que vientre alguno ha parido.
    Del ocio, bueno… me olvido
    para enjugar un afecto,
    redimir cualquier defecto,
    secar un llanto y quizás
    morir como los demás…
    en eso sí soy muy recto.

    Exijo como me exigen
    ciertos espías del humo
    porque revelo y asumo
    los cánones de mi origen.
    Mis confidencias se rigen
    por los precios del honor
    y usted, ¿no siente temor
    cuando la luna le enseña
    con su lámpara trigueña
    los desastres del amor?

    Sin embargo de los muertos
    correligionario soy
    mientras gobernando voy
    por mis fértiles desiertos.
    Ya saben, somos inciertos
    culpables de ser un mito,
    entonces, ¡cuelgue su grito
    en un horcón afirmado
    y conviértase en cruzado
    del sol en el infinito!

  157. Mi Galatea Querida

    Yo, que te he estado dibujando en mis sueños de hombre
    Ya no aguanto más esa mirada fría de piedra blanca y fina sin matices
    no aguanto más que aún no veas cuánto espero que despiertes
    de ese sueño pétreo que solo ve por dentro
    de tu figura hermosa que he hecho yo de ti sin tú saberlo.
    Adorada estatua de piedra que me mira de lejos
    ¿Hasta cuándo estarás sin vida llevándote la mía?
    ¿Cuándo será que moverás el primer dedo
    Para intentar amarme como quiero?
    Te he soñado así, tal como eres
    Menuda, blanca y bella
    Que la misma Afrodita ya está sintiendo celos,
    De no ser ella la diosa, de no ser mis desvelos
    Pero te quiero así, aunque tu corazón de piedra
    Aún no sepa de ruegos
    Te he soñado así y espero
    Que algún día despierte yo con tus caricias
    A tus pies rendido de acariciarte en vano
    De tratar de hallar calor donde no hay nada humano
    Solo roca, solo figura dibujada en mi mente y con mis manos
    Que te moldean una y otra vez
    Acariciando este amor que por ti siento y
    esperando que escuchen los dioses mi lamento
    Galatea Querida,
    Es hora ya de que despiertes
    Estoy exhausto
    Sigo tratando de amarte mas no puedo
    Mis fuerzas ya no pueden sostenerme
    Ven a la vida real estatua inerme, cobra vida
    Fría y bella piedra por mi mente esculpida
    Y ámame como yo a ti te amo estatua mía.

  158. L@AFER:
    EL POEMA A SU GALATEA ME HA IMPACTADO POR SU BELLEZA Y SINGULARIDAD. USTED HA HECHO DE LA IMAGINACIÓN UNA MUY ÚTIL HERRAMIENTA PARA CAUTIVAR Y DESPERTAR ADMIRACIÓN. DÉJELA VOLAR CADA VEZ QUE SE LE ANTOJE. GRACIAS.

  159. Eres lluvia de rosal, eres puro y verdadero,
    eres el amor más sincero que en mi vida he de tener.
    Pero si alguna vez, decides no regresar,
    Me consolaré en mis noches, de lúgubre desencanto,
    amor, tú no sabes de llanto, tú solo sabes de placer.

    Mis noches son frías, mis días se alargan,
    Mi voz es menos clara que cuando estás a mi lado.
    Niño de mis sueños, niño de mi vida, no me sueltes,
    no me digas que para ti no vale nada.

    Busco desesperada, en cada beso, en cada frase,
    Algo que me consuele, ante tanta soledad.
    Niño mío, has que el tiempo corra, rápido como el viento,
    para ir a tu encuentro donde tú estarás.

  160. El Floridita

    Hoy cotizan inseguros
    adoquines y espejuelos:
    regresan mis bisabuelos
    a La Habana de intramuros
    donde corsarios maduros
    y rubias de tacto breve
    campeaban – como se debe-
    por líricas candilejas,
    mudas calles y madejas
    de aquel siglo diecinueve.

    Alguaciles de corbata
    y músicos en cultivo
    no encontraban incentivo
    como La Piña de Plata.
    Para blandir la post-data
    a dos noches por quitrín,
    se reunía un paladín
    nominal contra la abulia
    en sui géneris tertulia
    inocua, pero sin fin.

    La taberna, por precoz,
    lejos de súbito alarde
    cambió de nombre una tarde
    de mil novecientos dos.
    Don Tomás –cerca de Dios-
    recomendaba la cita
    al yanqui, su mujercita
    y foráneos a granel
    para probar el coctel
    genuino del Floridita.

    Y pasó el tiempo en los tragos
    de personajes famosos
    entre adúlteros celosos,
    danzones, riñas y halagos.
    Actrices, toreros, magos,
    sarcásticos del maní,
    terrícolas que hasta aquí
    llegaban en una alfombra,
    perecían a la sombra
    flamante de un Daiquiri.

    Un Mary Pickfords sensible,
    un Ron Collins delator,
    un Whisky moderador
    y un Saoco irrepetible
    son garantía infalible
    en la barra tropical.
    ¡Oh, mística catedral
    del Floridita habanero!
    Eres de cada viajero
    patrimonio universal.

  161. Poesía, le expreso mi sincero reconocimiento por su trabajo en el blog y especialmente en esta sección “Deja tu poema” que al parecer ha llegado para quedarse en el gusto de muchísima gente, sobre todo de los que hemos encontrado aquí un espacio para recrear y dar a conocer nuestras manifestaciones poéticas. Sus comentarios guían, orientan, elogian y son una suerte de ventana que se abre constantemente para dejar entrar y darle la bienvenida a aquellos que con mucho amor, regalamos nuestro trabajo mejor o peor, más o menos técnico pero siempre bien intencionado y salido del corazón. Gracias por su admirable aporte a este empeño que al menos yo lo he tomado ya como mi hobby predilecto. La poesía es y será siempre expresión de nobleza y buenos sentimientos además de una hermosa herramienta que el alma usa para embellecer la vida. Gracias nuevamente.
    Pedro Gilberto Ossorio

    • Gracias a ti por ser un amante de la poesía y de este blog que agradece tus poemas y se retroalimenta de todos. Continuemos porque la poesía no se labra tanto como el oro y por eso produce tanto en el alma.

  162. Mi enemigo

    El plasma no esculpe huesos
    ni un fósil entra en los bares,
    los trucos, en sus hangares
    a veces quedan ilesos.
    Soy un pozo de regresos
    cuando alumbro los rincones
    con esperanzas y clones
    sembrados en la memoria
    pero me esfumo sin gloria
    y arcángeles por montones.

    Porque vengo del castigo
    que contiene la nostalgia
    y a la insurrecta neuralgia
    le cortaron el ombligo
    estoy aquí.
    Mi enemigo
    fue un sicópata sin meta
    que quiso ser un profeta,
    que hacía cruces en el fango,
    que nunca escuchó un buen tango
    ni soportaba a un poeta.

  163. Mi mejor sueño, eres tú

    He recorrido el mundo en busca de ti,
    y ahora que te encuentro
    no le hallo razón a mi existencia en él
    si tú no estás en mi vida.

    Eres el único sueño que quiero vivir,
    has logrado cautivar mi atención con tu aroma,
    con tu manera de caminar,
    con esas pequeñas cosas que hacen de mi vida un ser especial,
    como la danza de tus labios
    al pronunciar palabras que suenan como cantos del mar,
    como la lluvia que acaricia tu rostro
    cuando corres hacia mí para recibirte en mis brazos
    y hacerte el amor,
    mientras el silencio de la noche
    nos hace sentir lo más cerca al paraíso espiritual
    acompañados sólo de los murmullos de nuestra pasión.

    Eres mi sueño, mi único sueño, mi gran anhelo.
    Mis sentimientos son más que Amor,
    no sólo te Amo,
    te necesito, necesito de ti para Vivir,
    para sentirme bien,
    para organizar mi vida, para entender quién soy.

    Me he enamorado de un sueño,
    y ese sueño… eres tú.

    • Un romántico poema, Carmen, hace rato no leía un poema tan enamorado y sensible a los oídos y sobre todo con sencillez. Muchas gracias por tu poema, seguro a muchos les gustará. Saludos

  164. Amor que nace como el mío,
    como agua pura y transparente.
    Es algo mas que un poco de ternura
    o la ansiedad eterna de tenerte.
    Es el imán invisible que me ata a tu cintura.
    Es el beso eterno que me arrastra a la locura.
    Es la pasión desenfrenada
    que en las noches me desvela
    y es ángel de mi sueño
    en el invierno de mi alma,
    dulce primavera.

  165. Por aquí

    Por aquí pasó la seda
    de tus manos voluptuosas
    tocando todas las cosas
    que adoraré mientras pueda.
    Fue como el sol que se queda
    para abrigar la simiente
    y añadir el aliciente
    que necesitan los besos
    cuando se roban ilesos
    aún delante de la gente.

    Por aquí pasó el paisaje
    más lírico de tus ojos
    con caricias por manojos
    y amenazas de abordaje.
    Un sismo en el andamiaje
    de mi cabal estructura
    quebró mi poca cordura
    como castillo de nubes
    conminando a los querubes
    guardianes de mi ternura.

    Por aquí pasó tu voz,
    tu voz de mejilla y cielo;
    por aquí paso tu pelo
    como un regalo de Dios
    y aquí dejaste entre dos
    canciones de amor la vía
    para emprender la osadía
    de seducir tu mirada,
    amarte de madrugada
    y hacerte una poesía.

  166. Masacre

    Voy a matar los pequeños
    silencios de la tristeza
    que están bailando una pieza
    divorciada de los sueños.
    Voy a matar con empeños
    las paredes,
    los dolores,
    la niebla,
    los sinsabores,
    las trampas,
    los absolutos,
    los transgresores,
    los lutos
    y los que fingen amores…

    los inmóviles,
    la espina,
    la amnesia,
    la vanidad,
    rendirse,
    la deslealtad,
    el oxido de oficina,
    el ocaso,
    la cortina,
    la desmemoria insensata,
    lo burdo,
    la perorata,
    las sombras,
    las idioteces
    y tanta mierda que a veces
    sin sospecharlo nos mata.

  167. Mi novia

    El tiempo escapa.
    Me cerca.
    Con cierta nube conspira.
    Mi novia sufre la ira
    de una manecilla terca.
    Rinde el calor a la tuerca
    más caprichosa del tren
    que rezonga en su vaivén
    entre dos filos de nada…
    y ella espera ilusionada
    con la lluvia en el andén.

    Ya sabe que me arrincona
    la nostalgia.
    Que me agrede cada segundo.
    No puede liberarse.
    No reacciona.
    El reloj me decepciona
    por indulgente.
    Me atrapa.
    Con mi recuerdo se tapa la soledad.
    Se me olvida tanta lluvia bendecida.
    El tiempo me cerca.
    Escapa.

  168. Para Maite.

    Ha llegado hasta ti un ángel de tantos años. Y grazna como animal nocturno en el detritus.

    Donde sangran los peces silenciosos que enardecieron tu camino.

    Los peces de tu vida son ahora aquel ángel encallado en tu lengua cuando las niñas se perdían en un baldío detrás de la colina seca, mientras tú, ardiente y legendaria, trazabas la huella del carbón bajo mi dicha.

    Cuántas veces surgiste a medianoche al escuchar un llanto, acaso un gemido de locura, lechosa hierba donde los ríos se cruzan.

    Ahora sólo tienes un cielo destrozado, una lengua falaz que sangra entre los cardos y una pocilga donde acurrucas la voz estéril de una novia que entre los cerros se jacta de ser la única.

    Cuántas veces el grito del pájaro y de la hija te dejó hambrienta sentada en una mesa de praderas, sobre la horqueta de una colmena venenosa.

    Cuántas veces entonces cortaste ramas vivientes azotando relámpagos y centellas, qué plenitud danzaba para ti sobre los huesos de una muñeca rota.

    Qué goce tan severo el del canto del gallo y el ojo del gitano que adivinó en tu palma la palabra fin en el barranco de los constelados.

    Qué pincel atroz dibujó tus diminutos peces de espumas; voladores y silenciosos.

    Qué mano más poderosa la de tu ángel guardián que golpea una vez y otra a mi ciudad cayéndose.

    Qué serán mañana de tus ballenas urdiendo sílabas al agua bajo la luz de la demencia.

    Tu ángel de piedra en el campanario del tiempo.

    Tu ángel de exultación que aguarda por ti como pulpo voraz en los mares abiertos. Peces de lumbre entre abismos de noche.

    Tu ángel de guante de mujer para que nadie ensucie tu calmo lecho donde tus huesos de voz anónima suman su amor y se secan a la luz de la luna.

    Ha llegado hasta ti con el sudario de los asesinos, el lienzo donde los ojos y los pliegues y la boca son el falso cordaje de quien pide amor, por pedir muerte, pedir vida, pedir…

    Ha llegado. He llegado.

    He llegado hasta ti; y te enloqueces.

    @arcamachoX

  169. quiero unirme a tu blog me gusta ya sea estar dentro o como quieras me puedes encontrar en mundodeseduccion.cubava.cu realmente los poemas no son mi fuerte pero nunca vienen mal.

  170. Lapso Tierno

    “quiero regalarte para el año nuevo, otro mundo, otro sol,
    si yo fuera Fabelo, haría que el techo, pareciera el cielo…”
    I.Rojas

    El vaivén de confesiones sosegadas
    despierta,
    multitud de pájaros, en el pecho
    azorada la muestra del pudor incólume, se ruboriza,
    cuando, mi mano en tu mano, descubre que adora
    la brillantez del día,
    el donaire del viento
    la beatitud de los sueños,
    en que vamos descendiendo, hacia nosotros
    el muro mientras, raspa la desnudez
    atrapa los gritos ensordecedores de la roca
    hurta mi sombra la caricia y un suspiro
    así, juntos, callados, felices…apresamos el alba…

  171. Asfixia.

    Los pasos goteando pudores ocultos,
    a la luz de la luna pasmada
    un beso
    los dientes afilados del tiempo…Un ojo pretendido
    tú que eres el suelo. Yo que quiero dejarme caer en ti

    Espasmos de verdades a gritos
    la montaña en movimiento,
    rodando sus laderas contra el viento cortante.
    la montaña es sabia, no desespera. Yo sí.
    un lacerante dolor, autoinfligido
    la búsqueda de tus puños ansiados, golpeando paredes,
    derribando océanos

    Sueño. Que soy un papel, un pétalo marchito
    que tengo el universo de tus oscuridades
    acaso una espina de las rosas en primavera
    la tenue pasión de las luciérnagas en la luz.
    el domingo de muertos, vivos que no saben, que aún ignoran.

    He visto el futuro vacío, y tengo miedo

  172. Para todos los que alguna vez han sufrido:
    Cuando Muera

    El día en que muera
    el mundo feliz va a estar
    unos van a reír,
    aunque otros van a llorar.
    De mí se van a olvidar
    quizás, hasta en el primer día
    pues un alma como la mía
    no se debe recordar.
    En mi lugar va a quedar
    una mancha seca y fría,
    el deseo de amar
    y una vida en agonía

  173. Dicen que el amor no se puede ver, no se puede tocar, no se puede oler, yo digo que no es cierto, el amor es esa persona con la cuál te levantas todos los días, el amor es esa persona a quien le entregas todo tu corazón y dentro de éste el amor más grande que pueda existir. El amor es un abrazo, es un beso, es una caricia, el amor es vivir junto a la mujer que le entregas tu amor y ella su corazón.

    Te conocí como una noche estrellada siendo la estrella fugaz que me permitió pedir un deseo, pero el tiempo corre tan lentamente que todavía estoy pidiendo que se cumpla.

    “Deseo que no es más que poder bajar la luna para con su luz iluminar tu camino de felicidad.”

    Hoy verte, fue como ver un ángel, con tu belleza, tu brillo en tus ojos, tu mirada, tus labios, en fin, eres el ángel que haces convertir la palabra amor en algo sólido.

  174. Me encontré una vez…

    Me encontré una vez en sus ojos
    cual un ilusorio ensueño
    convertido en realidad…
    Sus ojos: negra deidad,
    luz en el manto umbrío,
    esperanza de un pobre crío,
    remedio de la enfermedad.

    Me enamoré del amor

    Me enamoré del amor cuando miré en tus ojos
    (párvulos trigueños) y vi como dos sueños
    redondos y profundos, errantes trotamundos,
    lanzáronme un murmullo con imprudente arrojo.

    Cuando miré tu boca (holgada de lo bello)
    lanzar una sonrisa, quise tus labios rojos.
    Y en mi afanado antojo, quebrando la distancia,
    osé con arrogancia un mágico destello.

    Culpas
    a Sahari…

    La culpa la tuvo el viento
    que en su vaivén peregrino
    echó abrojos al camino
    por donde fuimos los dos,
    la culpa –sin duda yo
    lo digo- no es del destino
    porque es derrotero ignoto,
    porque es cual enigma incierto…
    La culpa la tuvo Dios
    por hacernos imperfectos.

    Otra vez

    Me vences otra vez, Eros maldito,
    redunda tu cruel hazaña sobre mi pecho débil,
    tú, viejo amigo,
    te vuelves cual épico adversario
    y yo, que de tus flechas nunca estuve salvo,
    sucumbo ante tu empeño de conquista.
    Pérfido dejas que la llama envista
    mi corazón sacro-lacayo
    que mil veces ñuto,
    como ave fénix,
    de su propio polvo resucita.


    El alma desnuda

    Si te sorprende la duda
    cuando se ofrece en mi mano
    mi verso mero, lozano
    y una rosa sin espinas…
    Si no crees cuando mi boca
    ebria de ansias se disloca
    y en un murmullo te grita:
    ¨ te quiero, mi bien, te quiero ¨
    Si dudas que sea sincero
    atraviésame los ojos
    con tu mirada más honda,
    mira en la fosa profunda
    donde la verdad palpita
    inerme. Sabrás que vengo
    con el corazón abierto
    y traigo el alma desnuda.

  175. La respuesta es silenciosa y fértil

    “porque amores que matan, nunca mueren…”
    J.Sabina

    Sobre mi cae el universo, como lluvia de meteoritos
    marcan el sitio exacto en que dejaste una caricia
    allí donde nadie vió una lágrima
    tú encontraste ríos de calma

    Ser adquiere dimensiones divinas si tus labios tropiezan
    con la finísima aureola de los cisnes enmascarados
    es un juego perenne de soledades acompañadas
    de versos antiguos en las voces de ellos
    si, de ellos, los que supieron que el mal no subsiste
    cuando la ternura gobierna a las flores

    Aromas de estaciones húmedas que te acercan
    como a las nubes el viento durante el ocaso
    tus ojos mientras recorren ávidos el entorno de las piernas
    tu cárcel cuando andas desamparado
    el lunar escondido, la presencia anunciada
    te hacen volver, a regalarte magnífico y desnudo
    sólo con tu amor por coraza.

  176. Me he dado cuenta que dando vueltas por la vida,
    se llega al final.
    El recorrido es largo, con obstáculos difíciles de someter,
    Desde los primeros pasos de la existencia, hasta el último aliento del ser.
    Lleno de tristes decepciones, llenos de tristes amanecer.
    Mares de dolores y agonías, a veces muchos sin comprender.
    Así es, así es la vida
    Un conjunto de golpes del destino, un augurio de placer
    Una ruleta de libertades fugitivas, un mundo lleno de babel.
    Muchas veces priorizando los intereses de otros,
    Muchas veces pensando con los pies.
    Pretendiendo la semejanza con el mono
    Distinguiéndonos con el proceder.
    Ridiculizando lo distinto,
    Encaprichados en el tener.
    Por que desear lo de otro, porque el no poder
    Si al final todos nos marchamos
    Como mismo nos vieron nacer
    De qué vale un padre nuestro
    Cuando no tenemos la fe.

  177. La caída
    Abril 17 del 2015
    Hoy he vuelto a caer
    El polvo del camino me cubrió las rodillas
    Y la sangre de mi boca enrojeció la calle
    Ahora me siento
    Miro a mi alrededor sospechando la risa
    La burla del transeúnte que acecha la tristeza ajena
    O el dedo de la vieja que señala el estigma
    Me limpio la sangre
    Me sacudo el polvo
    Meticuloso y absorto recojo mi equipaje
    Lentamente me yergo
    Vacilo un poco
    Pero no miro a nadie alrededor
    Antes de echar a andar

  178. no había tenido la oportunidad de conocer esta pagina, me resulta verdaderamente impresionante e interesante, al saber que cientos de personas aun conservan el arte del amor y la poesía, mas en los tiempos de hoy día, donde la cultura mundial esta llamada al caos por el avance en el desarrollo de la ciencia, donde solo existe el interés del enriquecimiento personal y se ha perdido el amor de la faz de la tierra, felicidades a todos aquellos que aun creen que el amor como única fuente de vida para lograr el secreto de vivir, la paz consigo mismo.

  179. Amy:

    Sueño roto…

    Sueño azul que cruza el pavimento… sueño roto
    Sueño que surca las manecillas del reloj, y tú no llegas,
    Sueño de amor que renace y llega a ser ilusión,
    Sueño de pasión… Sueño roto.

    Sueño de crucigramas sin resolver… sueño roto.
    Sueño que germina y perece en la espera de una oportunidad,
    Sueño de hoy que se precipita y se desespera,
    Sueño de fuego… Sueño roto.

    Sueño, sueño, sueño
    Intento…
    Sueño roto.

  180. INVISIBLE

    La probidad del dolor
    donde el espejo se quiebra
    y el rictus con que celebra
    su copla el amolador;
    las señales del amor
    envueltas en rojos leños;
    el sabor de los pequeños
    desencantos que amordazan;
    las ataduras que pasan
    por el túnel de los sueños…

    las ventiscas del pasado
    que no empujan al galeón
    y la voz de una pasión
    frente al cristal arrugado;
    el tic-tac desajustado
    en medio de los despojos;
    la queja de esos cerrojos
    que aprisionan lo intangible,
    todo eso es invisible
    para los ojos.

  181. INTENTO DE POEMA
    Aquí estoy, rendido a tu belleza de diosa
    y a esos ojos que descubren mi alma enamorada
    aunque se esconda en lo más profundo de mi corazón.
    Aquí estoy, herido de muerte por los besos de tu boca
    esa boca dulce y jugosa cual fruta fresca.
    Aquí estoy, admirando tu cuerpo como un crítico de arte
    que se quedó sin palabras al contemplar tan fantástica obra.
    Aquí estoy, perdido en tu sexo como un explorador
    que tiene el mapa delante y no quiere usarlo
    porque está fascinado por el lugar donde se encuentra.
    Aquí estoy, y aquí me quedo, con tu belleza
    con tus ojos, con tu boca, con tus manos
    con tu cuerpo, con tu sexo, pero quisiera quedarme sobre todo,
    con tu amor

  182. He llegado a tu blog por una de esas “causalidades” de la vida, buscando una imagen para ilustrar este poema que te adjunto:

    LA CABELLERA DE LA ESPUMA

    (A Cándida Mtnez. Pecci, in memoriam)

    Con frenesí agitada,
    La cabellera de la espuma siembra
    De sal la luz azul.

    El aire es un efímero
    Universo de esferas diminutas
    Donde se rinde el mar.

    Los pájaros no pueden volar
    Entre una infinitud salobre de barrotes
    En esta cárcel de agua.

    Se antoja bruma el sueño
    Que humedeciendo el valle trepa
    Por sus glaucas caderas.

    No en vano, es la isla mujer.

    Autor:
    Miguel Ángel G. Yanes (1955)
    Santa Cruz de Tenerife
    Islas Canarias – España

  183. Nuestras dos Almas
    Dos relámpagos brillantes se cruzaron el el cielo,
    pero no se detuvieron,chocaron para juntarse.
    Surcaron juntos el aire , viajaron a las estrellas,
    regresaron a la tierra , sin nunca más separarse.
    No se vieron agotarse,ni acosados por el miedo,
    fue tan feliz es vuelo que continuaron su viaje.
    Hoy contemplan los paisajes como dos viajeras llamas,
    en tempestades y calmas, forman una luz gigante.
    Esos dos fuegos brillantes fueron:
    Nuestras dos Almas…

    Benisleydi Soler Carbonell
    Pinar del Río, 1987

  184. quiero dejar una de mis pocas inspiraciones y espero que les guste y sino, igual que me lo hagan saber. Sin problemas, me gustaría saber que les parece como lectores. Felicidades a todos aquellos que pueden expresar sus sentimientos de esta manera.

    Añoranza
    Acudo al encuentro con el crepúsculo matutino,
    paras encontrar…te.
    Presuntuosa estoy al saber que el reloj esta en la misma posición.
    Me acomodo, y mis ojos enrojecidos para ser discrepados por la multitud.

  185. !Hey Roger! que intento más logrado alcance, pues a mí me llegó y mucho que sutil y tierna forma de describir y admirar las cualidades de una mujer o de tú mujer.Felicidades…

  186. Buscando el pasado

    Hoy mi pensamiento busca un pasado que quedo
    Un recuerdo alguna huella,
    Era la brisa más blanca, era la rosa más bella.
    He inmutada la memoria recordando mi pesar
    Del desván de los momentos me trajo la realidad
    Dejando la fantasía con la que me iba a engañar
    En un paraíso olvidado escondido en algún lugar,
    Habló más de lo pensado, he hirió más de lo normal.
    Que en las noches siempre hallaba el más plateado lucero
    Dibujándose en su cara, pícara una sonricilla
    Con la cual me confesaba un anhelante deseo.
    Siempre como diosa en tierra ser de oro y ser modesto,
    Su capacidad un arte su perfección su defecto.
    Ni aun el tiempo la devuelve en vano ha de ser la espera
    Egoísta el destino pues la envidia es su condena
    Injusto por mala ley, al castigarla por buena.
    Y aunque conservo su aroma embotellada en mi alma
    Que envenena más mi calma y hace estragos en mi vida
    Pido a dios que no la borre, si es por piedad que actuaría
    Al soñarla nunca estoy, despierto ya no sería.

  187. Confidencias

    Te dejo las peripecias
    de esos ojos que prefiero,
    los silencios donde muero,
    las cárceles, las iglesias.
    Te dejo las abstinencias
    en el poste de la esquina,
    los imposibles, la angina
    que quiere atarme bien fuerte
    y te dejo en esta suerte
    de fe que no se termina.

    Te dejo los que se fueron
    tras la huella de la duda,
    mis huesos, mi sombra muda
    y ocasos que dimitieron.
    Los exorcistas que hicieron
    posible lo azul de hoy,
    te dejo por donde voy,
    lo que hice, lo que vi,
    donde estuve, lo que fui
    y si quieres, lo que soy.

    Pero no puedo dejarte
    tu lujuria tan cercana
    ni esa mágica mañana
    donde debí desnudarte,
    ni mi entrega en esa parte
    de tu orgullo virginal,
    ni el amor confidencial
    que me obsequiaba tu pecho,
    ni el enigma de aquel lecho
    donde te amé sin final.

  188. Como he sido

    Recuérdenme en el sudor
    que a puro nervio delata
    y en la conducta sensata
    de un honrado pensador.
    Recuérdenme con sabor
    a romántico confeso,
    optimista en el regreso
    de alguna paloma triste
    o en la fe que no resiste
    las embestidas de un beso.

    Recuérdenme en el cultivo
    de los valores del alma,
    en cualquier cedro, en la palma
    siempre sobrio y receptivo.
    Recuérdenme más altivo
    si alcanzo un sueño en la cresta
    cuando soy, si en una puesta
    de sol me lanzo después
    o en lecciones que tal vez
    me hayan llenado la cesta.

    Recuérdenme como fui,
    sangrón pero muy sincero,
    responsable, caballero
    y muy seguro de mi.
    Recuérdenme siempre así
    de amanecer y bondades,
    de nostalgias y verdades,
    ternura, surco, bohío,
    lágrimas, firmeza, río,
    amores y tempestades.

    Recuérdenme fidelista
    hasta mi aliento final
    y con un odio especial
    por el verdugo fascista.
    Recuérdenme en la conquista
    de esperanzas que se pierden,
    en decepciones que muerden,
    en noches de poesía,
    como he sido cualquier día
    yo quiero que me recuerden.

  189. Desde aquí

    Desde aquí podré olvidarme
    -poco importa cómo o cuándo-
    del filo que van dejando
    sus huellas para inquietarme.
    Desde aquí quiero lanzarme
    tras la fe de los ancestros
    y ya que no son tan nuestros
    los panes de cada día,
    me iré con la fantasía
    de mis pecados siniestros.

    Desde aquí saldrá la novia
    pentecostal del lirismo
    para abortar su exorcismo
    en un puente de Segovia.
    Desde aquí con esa fobia
    desajustada y bohemia
    tendré que encarar la anemia
    sugerente del proyecto
    con un resguardo perfecto
    contra el dolo y la blasfemia.

    Desde aquí caerá la gota
    de emancipación que exalta
    cuando duermo o cuando falta
    tu inocencia en bancarrota.
    Desde aquí pulso la nota
    que a prueba de calendarios
    deja trazos necesarios
    y asintomáticas luces
    que volverán cuando cruces
    sin voz por mis campanarios.

  190. Domingo en la tarde

    Pasa es aire urgente y no respiro.
    El cuadro de un instante cruza el tiempo.
    Mas un reflejo no necesita de oxígeno,
    Solo de alas, solo de fuego.
    Y de que no las corten o lo apaguen
    La interrupción innecesaria de un gesto,
    No, no me preguntes
    Error, estaba contigo
    En un mundo cargado de colores
    Donde el sol no tiene manchas
    Ni se pudre por el fango.
    Por nuestro fango
    Por el que no limpio,
    Por si tú no lo limpias
    Y porque nadie lo hace.
    No, no me molestes
    Déjame aquí contigo,
    Donde él no puede verme, ni su mano alcanzarme
    Para no dar vueltas y chocar el vacío que me roe
    Los domingos por la tarde.
    Lo mismo si es lunes, si es martes
    Si no sonrío, no culpen a nadie
    Tal vez tú ya no estés
    No me pregunten, no más diré
    Es domingo en la tarde.

  191. Dos veces

    Déjame beber tu agua para aumentar mi sed,
    Mientras sueño y luego absorbo tu quejido con mis labios,
    Para saborear dos veces,
    Para navegar dos veces el paisaje con mis manos,
    Y no conceder piedad, ni pedirla
    Ni aun viendo el mar que se retuerce en una mueca.
    Rostro con voz atormentada
    Clamor de paz, gritando guerra
    Que te sangra en tus volcanes,
    Los que escalo con mi lengua
    Saltando, flotando en el aire,
    Para luego quemarme con tu lava,
    Hurgando en lo profundo
    Rozando el sol,
    Jugando a ser feliz mientras me quemas,
    Imaginar que te vencí mientras me ganas.
    Permite una tregua a nuestros muertos,
    Para alimentar el espíritu,
    Darle un instante a la razón,
    Apagar la luz, olvidarnos de todo
    Ensillar lo que nos queda,
    Y volver a empezar a morirnos de nuevo.

  192. Ser tempestad

    Con hilos de amor silente
    bordé el tiempo a mi manera,
    una ciudad de madera
    y una farsa maloliente.
    Yo nunca miré a la gente
    desde extrañas paradojas,
    mas tú, que al abismo arrojas
    la vida y cada advertencia,
    bajo esta lluvia de ausencia
    para salvarte te alojas.

    El misterio y sus minucias
    conforman el panegírico
    y el bien es un ente lírico
    de enigmáticas argucias.
    Descubrir las caras sucias
    rodeadas de soledades
    no es un fin, sólo verdades
    de colonial garantía
    que fundan su dinastía
    partiéndola en dos mitades.

    La paciencia es un zarpazo
    demoledor sobre el grito
    y la intemperie, un delito
    que no cabe en el ocaso.
    Y yo, prendido del lazo
    con que se adorna tu espejo
    silbo detrás del cortejo,
    extraño la soledad,
    comienzo a ser tempestad…
    ¿será que me pongo viejo?

  193. Soneto

    Tu ausencia me convierte en la medida
    romántica que sabe de dolores…
    ni siquiera los sueños son peores
    que esta obsesión con máscara incluída.

    Tal vez fue necesaria la partida
    para hacer más nostálgicas mis flores
    mas esta penitencia sin amores
    divaga como un duende por la vida.

    Sobrecogen convexos los cristales
    y el tiempo como un látigo me azota
    llamándome a creer en vendavales.

    Es tan cruel el silencio subversivo
    que asedia, que envilece, que me agota
    en esta telaraña donde vivo.

  194. Sobre tu cuerpo

    Sobre tu carne prohibida
    y el designio que la nombra,
    como se extiende una sombra
    se desparrama mi vida.
    La medianoche adherida
    al moho del campanario
    cae encima del armario
    que guarda sueños carnales,
    costumbres, viejos portales,
    un poema y un rosario.

    Sobre tu cuerpo impoluto
    retozan las ilusiones
    prisioneras en canciones
    de magisterio absoluto.
    Son tus calles tierno fruto
    que ha madurado en la ausencia;
    tus fémures son demencia
    entre los fémures míos
    y tus orgasmos, los ríos
    que no pidieron clemencia.

    Sobre esa piel gobernada
    desfila la incertidumbre
    desde el amor a la cumbre
    feliz de una carcajada.
    No siento pena. No es nada
    que desande en la pericia,
    es un trozo de justicia
    parecida a la intención
    de tocarte el corazón
    con una simple caricia.

  195. Por error me enamoré de ti

    Te conocí por error
    y por error me enamoré,
    No se si por tonta que soy,
    o por tus mentiras creer.

    Me vi de a poco enredada,
    en tu boca y en tu piel,
    quedé como ingenua enamorada,
    arrodillada a tus pies.

    Tus besos eran la miel,
    que adicta me mantenía,
    pensando todo el tiempo en ser,
    la dueña de tu vida.

    Pobre ilusa desesperada,
    que creyó todas tus palabras,
    Besos que te sobraban,
    noches en las que faltabas.

    Poco me faltó para aprender,
    que nunca fuiste mio,
    De otra era tu querer
    y todo tu cariño.

    Maldije la hora en que te vi,
    y también el haberte besado,
    maldigo el amarte a ti,
    y haber estado a tu lado.

    Solo espero algún día,
    que la vida te de la vuelta,
    que arruine tu vida
    y te dé lo que te merezcas.

  196. ACTO DE FE
    A principio de los ochenta, mi hermana; aún joven, militó en el Frente Sandinista. Su fe la sostuvo en los cerros. Masaya, León, Managua, vieron su paso. Un viaje de ilustración o guerrillas, al fresco y a la sombra de unos árboles, de noche se alumbraría del quinqué, o de las estrellas (a veces faltó el petróleo), la esquivaron las balas y regresó, tuvo entonces una hija mestiza, que por caprichos o acto de fe, nació un 19 de julio. Yo era un muchacho, y descubría mis primeros versos de Ernesto Cardenal, de los hermanos Cuadra y de Coronel Urtecho. Embelesado escuchaba de las hazañas de Tomas Borge o de Joaquín Chamorro, leía con fruición ejemplares de Barricada y del Nuevo Diario, entoné con lágrimas la canción de Quincho Barrilete, guardé con celo, una edición rústica de sus historias. -¡qué se rinda tu madre!- Gritaba con Leonel Rugama. Se nos metió a mi hermana y a mí (a mi parece por contagio) Nicaragua en la sangre. Quizás yo también andaría los cerros.
    Distan ahora treinta años de aquellos entusiasmos. Mi hermana languidece por días, ya no es joven, luce finas arrugas, canas y está flaca. La muchachita nica, su hija ha tenido a su vez otra hija, nunca hablan de aquellos años, ni de su origen, Tomás Borge ha muerto un tiempo atrás, Cardenal se retiró a sus aguas, a su isla, y postrose hincado ante el Padre. Barricada ya no se publica y casi no hay noticias del frente Sandinista. Nuevos niños desconocen a Quincho Barrilete. Hace siglos perdí mi Poesía Completa Nicaragüense (ediciones Casa). Algún poeta trasnochado en sus insomnios devela al breve Leonel Rugama. Las historias se silencian y el tiempo pasa incorruptible.

  197. Hola a todos, me encantó esta página desde la primera vez que entré, está buenísima. Aquí dejo dos poemas míos.

    Me salva tu voz

    Solo me salva tu voz
    de este silencio que ahoga
    como si fuera una soga
    de soledades, atroz.
    Me hice náufrago de Dios
    desde que vi tu partida,
    pero sigo de suicida
    asido de la esperanza
    como madero que danza
    en las aguas de la vida.

    Prisiones del agua

    Me han visto morir de sed
    sabiendo sus manantiales,
    elixir contra los males
    del dolor, sigo a merced
    de tanto olvido y usted
    no quiere encender mi fragua,
    mi corazón es jimagua
    con la sombra y el hastío
    y usted se muere de frío
    en las prisiones del agua.

  198. HOLA YASMANI, EXCELENTES DÉCIMAS DIGNAS DE UN CONOCEDOR DEL GÉNERO QUE SABE ENGARZAR IMAGINACIÓN Y SÍNTESIS. LO INVITO A SEGUIR DELEITÁNDONOS CON SU POESÍA. SALUDOS.
    PEDRO GILBERTO

    • Hola Pedro, gracias por la invitación y por sus palabras de elogio. Soy de Las Tunas y devoto de la poesía, me gusta mucho escribir, principalmente décimas. Reconozco su talento de veras porque sus décimas son excelentísimas. Pienso seguir publicando mis décimas en este sitio.

  199. Voy Al Sur

    Se va la tarde callada y el tiempo es solo un prefacio para traerte despacio a mi memoria. No es nada que denuncie la llegada de tu amor parsimonioso con ese mal caprichoso y algún pretexto encomiable.
    Todo es sencillo, viable y hasta quizás, milagroso.
    Consulto el reloj: manía que necesita la espera. Guardo el beso. Es primavera bajo el humo del tranvía. Sudo tu nombre y el día donde te volviste vicio. Voy al Sur con el auspicio del más íntimo reflejo.
    No quiero llegar a viejo huyéndole al sacrificio.

  200. Listado oficial

    De la muerte
    me salva la mañana abierta
    tus manos hechas prodigios sobre mi piel
    tu actitud y sus extremos
    los pasos contados adrede
    la cámara lenta en tus ojos
    a veces la conversación aguda
    el desasosiego.
    De la vida
    me salva la palabra
    tu voz que igual es decir silencio
    el deseo a prueba de espera
    nuestros pequeños hurtos al tiempo
    y los nervios a mil
    nuestra cuota de esperanza.
    De la vida y de la muerte
    me salva tu camino
    recto
    sin ambigüedades
    me salva
    tu libertad.

  201. Por fuerza
    Con permiso de Yasmany

    Soy el valor empapado
    de oscuridades y miedos;
    soy solución para enredos
    y optimismo fabricado;
    soy calendario prestado
    a una lágrima escondida;
    soy arbusto, soy herida,
    soy abrazo que no alcanza;
    soy un madero que danza
    en las aguas de la vida.

  202. Decir poesía para mi es decir vida, es recoger el significado de los sueños del hombre agrupados en frases que nacen de la esencia del corazón, es el latir puro del ser que llevamos dentro.

  203. Sinfonía de vivir

    Sé de una noche serena,
    sé del mar y los naufragios,
    sé del dolor, de presagios
    y de huellas en la arena.
    Sé de salidas a escena
    con los ojos escondidos;
    sé de perdones prohibidos
    y también sé de veleros,
    de mortajas, de aguaceros
    y vándalos reprimidos.

    Sé de relojes y orgullos,
    sé de llanto y de rocío,
    de conspirar con el río
    para vender los murmullos.
    Sé de trinos y capullos
    a la vera del postigo;
    sé de inviernos sin abrigo
    y de vivir con decoro
    cuidando como a un tesoro
    los ayes de un buen amigo.

    Sé de atar entre mis piernas
    la lujuria y el lirismo
    y sé del vulgar cinismo
    y de bondades eternas.
    Sé de mariposas tiernas
    que duermen sobre una hoja,
    sé del viento que se enoja
    y en un intento suicida
    le hace el amor a la vida
    y de vicios se despoja.

    Sé del silencio, del llanto,
    de la tierra, de lo oculto,
    de la sonrisa, el insulto,
    del secreto y el espanto.
    Sé sobrevivir en tanto
    que la daga está al acecho
    y sé caminar derecho
    a punto del mediodía
    como sé de melodía
    palpitándome en el pecho.

    Sé las pieles del soborno
    y de verdades feroces
    y sé distinguir las voces
    que sólo sirven de adorno.
    Sé del pan que desde el horno
    revela ya su poder,
    sé, cómo no, de tener
    el alma limpia y desnuda
    sin una sombra de duda
    y lista para emerger.

    Sé andar en la muchedumbre
    con mis códigos repletos
    de leyendas, de amuletos
    y un sorbo de mansedumbre.
    Menos mal que la costumbre
    colabora en mi coartada
    porque en esta enrevesada
    sinfonía de vivir
    sólo he podido advertir
    que sé poco… casi nada.

  204. Me gustaría decirte un día de estos que me gustas,
    si, me gustas por el tipo de persona que eres,
    gentil, amable, caballeroso, tierno, solidario, sociable.
    Expresarte lo que siento cuando te veo,
    sentimientos que no puedo controlar,
    soñarte cuando no te tengo cerca,
    besar tus labios y que sepan a chocolate,
    abrazarte y sentir tu calor,
    acariciar, jugar con tu cuerpo,
    adueñarme de tu corazón,
    decirte TE AMO.

  205. Ten Fe

    Aunque llegue la tormenta, te fe.
    Que te auxilie, te resguarde
    Permita que bebas de los torrenciales
    Calmes la sed, mientras rugen los demonios.
    Para no caer, y soportar el vendaval de los destrozos
    Que van borrando los caminos,
    Apagando el horizonte
    Imaginándote vencido
    Sube, aférrate al tronco,
    O a lo que quede
    No todo esta perdido,
    De ti depende, ten fe
    Pasará? Siempre pasa, todo pasa
    Hasta la huella se deshace con el tiempo
    Es tú tiempo y tú decides
    Al menos, guárdate algo contigo
    Ten fe
    Por ti, y carga por los que la han perdido
    Los que crean las tormentas, o las refuerzan
    No la alimentes
    Aunque veas tu cuerpo flotando, siendo parte de las hojas
    Que se esparcen por los vientos
    Cuando ya no estés y no puedes tenerla
    Ten fe

  206. DIATRIBA

    Si tuviéramos una conversación seria
    podríamos mandar al quinto infierno
    al qué
    al por qué
    y a todos los pareceres de nuestras vidas.
    Sabrías de nuestra libertad
    del tiempo a merced de nuestras manos
    encontradas siempre en un nuevo sueño.
    Pobre de nuestros días sin esa conversación
    aumentando los insomnios,
    días como un océano
    atravesado entre dos gargantas.
    Si tuviéramos esa conversación
    viviríamos nuestras justas intenciones:
    tocar el cielo,
    lo que posiblemente equivaldría
    a callarnos el significado de te amo.

    Espero críticas, comenzando por ti Poesía-

  207. Desconocida

    Siémbrame un hijo de luces
    elíptico y destrozado por las miserias
    uno que perdone que yo no sea perfecta
    que le odie por transformarme

    Acúnalo tú, en el vientre de tu amor paterno
    allí estará fuera de mi hambre
    sobre pétalos vivos, sobre copos sin odio

    Enséñale de angustia
    en minúsculas porciones de afecto
    llévale de la mano por mi incoherente presencia

    Cuéntale que soy de rocas
    me pierdo y no amo demasiado
    que soy indigna de alumbrarle la infancia
    súbelo a tu rodilla y a tu garganta
    hazle compañía a su dolor de huérfano materno

  208. Declaración

    Tú, desde la primavera
    me lanzas pétalos gloriosos
    Yo, en el otoño
    trato de evitar la lluvia
    cambio el color de las hojas
    me acerco a lo imposible
    Tú, con fuerza, vas al horizonte
    no temes al vaivén ni al arcoiris
    tus manos poderosas modelan la estocada.
    Tú, que probaste el infinito
    deseas llevarme al ABC de los números
    yo, que conozco al dedillo a Pitágoras
    no se hallar la hipotenusa
    Tu, fiel a los principios
    en mis manos fallecerás
    Yo, en tu cielo falleceré más
    Tú, me atrapas en el silencio
    en la madurez
    Yo, hundiré tu cuerpo en mi risa
    levantare anclas
    Y desbordaré e inundaré la tierra
    Que eres tú
    Siempre tú.

    • Yolanda, el amor te tiene muy inspirada, jajaa. Espero que nos sigas sorprendiendo. Hipotenusa raíz de la suma de los cuadrado de los catetos, eso sí tienes que conocer muy bien los catetos. Saludos

      • Ja,ja, ja, ja, me río porque sabes de lo que hablo, me refiero a la matemática. Bueno en serio; ahora recuerdo a un amigo poeta, ya publicado varias veces, que un día me dijo: nunca debes usar términos técnicos o científicos en tus poemas, nunca lo entendí. ¿qué crees?.

        • bueno hay términos técnicos que se pueden usar porque se enseñan hasta la primaria, luego para un lector más instruido la hipotenusa es un término de secundaria, así que a muchos le va a recordar sus tiempos, quizás algo más alejado hacia una especialidad en específico, solo lo entiendan los que hayan estudiado el tema, depende al lector que quieras llegar y como la poesía es del pueblo es mejor no hacerla tan complicada hasta cierto nivel. Es mi opinión particular no sé que piensen otros estudiosos o críticos, pero a mí entender hay mucha gente con valiosos premios, que a la gente no le gusta leer, y es por ese hecho de hacerla tan complicada. Será que hay gente que escribe para los premios y el halago rimbombante y otros para la gente? Piensa tú. A mí me encanta Neruda, por eso porque era bien sencillo y cuando le preguntaban decía que no sabía nada de poesía, el escribía de la gente de lo que veía a su alrededor, por eso su poesía llega aún en nuestros días y me imagino que siga así por largo rato.
          Te invito a que leas esta opinión de Neruda sobre la poesía quizás te aclare mucho de lo que otros te han dicho.
          http://poemas.cubava.cu/files/2015/05/Pablo-Neruda-y-la-poes%C3%ADa.pdf

  209. Sin remedio

    En madrugadas enteras,
    en el lomo de la suerte,
    en el milagro de verte,
    en lluvias de primaveras,
    en décimas altaneras,
    en las mieles del empeño,
    en el afán, en el leño,
    en un latido desnudo
    y en un desenfado mudo
    llegó tu amor a mi sueño.

    En el tren de la osadía,
    en las razones del alma,
    en mis labios, en la calma,
    en la ardiente poesía,
    en la suave melodía
    de una noche irrepetible,
    en el silencio irrompible
    del silencio en que me nombras,
    en un orgasmo de sombras
    creció tu amor imposible.

    En la pasión fragmentada,
    en la piel de la tristeza,
    en el llanto que regresa,
    en la cuenta equivocada,
    en una pieza inventada
    para mitigar el tedio,
    en el cauce del asedio
    que dibuja el precipicio,
    en este cáncer del juicio
    se fue tu amor sin remedio.

  210. Poesía, ahora verás que no todo es felicidad de amor.

    De golpe y porrazo
    todo se va yendo
    se escapó bajar la avenida Manduley
    sábado 5 de la tarde
    con ello tú
    y el estúpido empeño de borrar tu silueta
    firmemente plantada en Heredia % San Félix y Carnicería.
    De golpe y porrazo
    no están las noches-madrugadas
    de peregrinación por empinadas calles
    de café roció de gallo
    no habrá nunca más
    un día de Santa Rita
    donde la espuma era el cordón umbilical de la amistad.
    De golpe y porrazo
    anhelo la conversación sobre Saramago
    mientras afuera llueve
    llueve también sobre Jorge Aroche
    en su “Paradiso” Boulevard
    no están los debates sobre Emilio Ballagas
    tragos incluidos hasta la borrachera
    respaldados por acordes de Chepín.
    De ti se me fue el después
    nunca hubo un después
    no siento aquel abrazo en la esquina de trocha 11pm
    tampoco me robaron el mes de abril.
    Se han ido tantas cosas
    madre
    padre
    hermana de mi amigo
    risas
    andares.
    De golpe y porrazo
    se va mi vida en espiral.

      • jajaja, me das un chance, recuerda que tengo otros compromisos, pero seguro le haré un comentario a vuestros poemas. En esta sección de poesía se puede hacer un libro con la buena calidad de poemas que hay, y otros haciendo algunos arreglos, pero veo mucho potencial y me llena de orgullo ver que son de nuestra tierra y poder disfrutarlos. Cuanto gana el hombre con la poesía. Es incalculable

    • me encanta, y veo que desde que leí aquel poema tuyo del concurso has ido ganando en dominio y en la forma que estás contándonos. Muy bien Yolanda, espero que esta opinión sea suficiente mira que la mía no es la más importante ni nada de eso, jajaja.

  211. Vestigios de memoria

    Quizás mucho mejor fue cerciorarme
    de aquel verso fugaz y ambivalente
    que ya al final se retrató en la frente
    autoritaria y burda de un gendarme.
    Quizás cuando no aprendas a olvidarme
    renovaré mi póster más completo;
    para esa fecha no tendré amuleto,
    ni tótem, ni resguardo que me cuide
    porque es la vida sabia quien decide
    y desnuda el amor en cada reto.

    Quisiera reencarnar –si está de moda-
    en tus huesos, quizás en tu retina,
    no importa si el brebaje se termina
    o una palabra simple te incomoda.
    Yo haré proselitismo, yo haré toda
    la alquimia que repare tus quimeras,
    tendré que atar nostalgias, primaveras
    y candidatos a serenas voces
    para envolver gazapos y antidioses
    en un culto de pródigas maneras.

    A pesar de ingeniosas conjeturas
    sobran diatribas llenas de sarcasmo
    y deseos y altares y entusiasmo
    que se burlan de penas y suturas.
    Ya tendré que admitir abreviaturas
    y sermones de fe como otras veces
    no obstante la impaciencia de unos meses
    heridos de vandálica ceniza
    y después que la muerte advenediza
    salga a buscar presagios y reveses.

    Me pregunto si al pie de la eficacia
    seré más soledad, seré más dócil
    que el gravamen mutante de este fósil
    satisfecho de luna y democracia.
    Hoy soporto roerme la desgracia
    del último minuto sin llamarte
    y del sueño que vivo al recordarte
    con mis pocos vestigios de memoria
    emigrarán poemas a la historia
    que volveré a escribir si vuelo a amarte.

  212. HOLA POESIA, TÚ, COMO SIEMPRE DÁNDOLE VIDA A “NUESTRO” BLOG CON TUS DETALLES EDIFICANTES Y ESTIMULANTES. MI MODESTO RECONOCIMIENTO A TU ENTREGA SERÁ TAMBIÉN UN DETALLE QUE TE DEDICARÉ PRÓXIMAMENTE. SALUDOS Y MI SINCERA GRATITUD.

  213. Noche

    Una noche sin ti
    es una costumbre adquirida
    un reloj que arrastra ruidosamente sus agujas
    un apartamento frente al mar sin ventanas

    una noche sin ti
    es una disfunción institucional
    un libro de páginas sin numerar
    un somnífero partido en dos

    una noche sin ti
    es una computadora sin pantalla
    un agujero negro bajo mi cama
    un átomo partido sin dolor

    una noche sin ti
    es dialéctica histórica
    un falso reflejo
    un dormitorio sin mesa de luz

    una noche sin ti
    es una Era sin nombre.

    Leonardo Rodríguez Borges
    Montevideo, Uruguay-1969

  214. Pasarás por mi vida, sabiendo que pasaste

    Pasarás por mi vida…
    la diferencia es que sabrás que pasaste.
    No fingiré sonrisas pues el dolor de quererte es apreciable.
    Quizás pases con otra que te diga al oído,
    frases iguales a las que un día yo te dijera,
    la diferencia es que mis frases nunca se repetirán a nadie más.
    Si algún día una lágrima denunciara mi tormento,
    el tormento infinito que quisiera ocultarte,
    no te diré sonriente que ha sido el viento,
    pues el dolor en mi pecho no me dejará hablar.
    Pasarás por mi vida, como pasa el día a la noche,
    la diferencia es que estaré a oscuras, sin estrellas ni luceros.
    Mi luna eras tú, y te irás a otro hemisferio,
    apagando mis ilusiones, mis sueños, mis ganas de reír.
    Pasarás por mi vida,
    y yo pasaré en tu vida, quizás como la idiota
    que dejó marchar el corazón, y no supo retenerlo,
    Pasarás por mi vida,
    sabiendo que pasaste y que en cada centímetro añoraré tu olor.

    Zulia Esmeralda González Semanat. Stgo de Cuba. 1981
    http://zulia.cubava.cu

    • Hola Zulia, una versión diferente de este poema de Buesa, me has hecho recordar una que he hecho hace poco pero con un toque más realista de los hechos. Es bonito el romanticismo, no sé si he perdido en parte la fantasía que antes tenía cuando empecé a escribir pero supongo que una amiga me explicó que cuando escribimos vamos dirigiendo hasta un punto que se parece a nosotros. un saludo, bueno leerte de nuevo

  215. A Mileydis:

    Para ser puro,
    tomad las pocas energías que me he dejado,
    sé paciente que estoy cansado,
    pues tus manos y mi fuerza.

    Para ser leal,
    entregad una flor del alma,
    mirad algunas luces,
    para la noche, me dirás que me amas.

  216. Una décima
    Para ti, Poesía

    Una décima y te nombro
    diez veces ante el vicario
    porque un verso necesario
    quiere salir del asombro.
    Una décima y un hombro
    donde la noche es ajena;
    una décima y la pena
    no es desamor ni flagelo;
    una décima y el cielo
    de tu mirada se llena.

    Una décima y desvío
    la ruta de mi cascada
    por los senderos de un hada
    y los causes del rocío.
    Una décima y ya es mío
    ese afán de conocerte;
    una décima y al verte
    con tu sonrisa secreta
    ya no sé si de poeta
    me queda el don o la suerte.

    Una décima y me lanzo
    sobre tu mieles, muchacha,
    porque el verso me emborracha
    si en tus panales descanso.
    Una décima y no alcanzo
    para esperarte otra vez;
    una décima y un tres
    con sus cuerdas en el lago;
    una décima, tu halago
    y otra décima después.

    • Muchas gracias Pedro, me parece un regalo muy especial que guardaré. Gracias por regalar un pedacito de ti a este blog, siempre agradecida por tus aportes y tus décimas. Un abrazo

  217. A Mileydis

    “Flor de Invierno”

    30 de Octubre de 2016,
    un momento, un simple encuentro,
    una de esas sorpresas que da la vida,
    la noche, la caricia, el beso…

    Inhalar era el mejor de los pecados,
    los segundos eran horas,
    el alma reflejada en los ojos,
    la flor de inverno.

    El miedo y sus insultos,
    ya para la mañana
    éramos uno,
    absolutamente uno.

  218. Noche loca
    Concentrada en el hoy
    sin pensar en el mañana,
    desbordé por mi ventana
    el otro yo que no soy,
    pienso y creo que voy
    a estallar de tanta euforia;
    he perdido la memoria,
    me he reído sin parar,
    no puedo más, quiero hablar
    de aquella noche tan loca,
    que hasta besos en la boca
    regalé sin vacilar.

    Ernesto
    Llegaste y pronto te vas
    como un bohemio loco,
    me trastornas si te toco,
    si te beso y hasta más.
    Como un andaluz tú estás
    bailando en mi corazón,
    mi alma pide perdón
    por volar frente a tus ojos;
    esa noche fui un manojos
    de miedos y nada más.

    Respuesta a Carilda sobre la paloma
    (…) y ustedes,¿qué saben de la paloma?
    Carilda Oliver Labra
    Mi paloma no es tan blanca
    como todos la imaginan,
    ella siempre está en la esquina
    con su mirada tan franca.

    Se posa y después arranca
    con su vuelo, ya mal hecho,
    y por la noche en el lecho
    con una fiera se estanca.

    Mi paloma es atea ,
    parpadea y también grita,
    no cree que ya se agita
    que su cuerpo se espuma.

    Sus deseos tambalean
    en el veneno infinito;
    pero se queda en el mito
    de hacer y que no la vean.

  219. Poesía, me alegra que apreciaras mi obsequio, que no tiene nada de especial y sí de espontáneo y gratificante deber que me honra al poder honrar al merecimiento. Gracias a ti por tu inestimable atención. Te devuelvo el abrazo.

  220. Te acuerdas mi amor
    donde bebimos y comimos
    -nuestras primeras caricias,
    – nuestros cuerpos sedientos, hambrientos de placer?
    léelo, ahí en mi corazón te dice.
    que hoy como ayer, el apetito, el placer y contigo deseo saciarte sin fin… Ímpetu sin acabar.
    tienes sabor a tantas delicias, cariño!

    Eres desde siempre mi platillo especial, y yo, tu consistencia favorita, un gourmet al filo de cualquiera estilo y sabor contextura sublime a mi tentar.
    un beso alocado y una ansías de coito ardientes y es que ambos llevamos fuego por dentro…
    Y mi boca con tu boca arde latente como dos carbones encendidos que devoran el amor, sin usar los 5 sentidos.( vos y yo como candentes empedernidos) ….

    Hoy me llamo tuyo, quiero conciliar tus instintos, hurgaré tu cuerpo, O ricura de mi alma…
    destila mis flujos con tus hermosos labios, y en el coito mezclemos tu rica y delicia esencia, tú néctar con lo mío….
    hazme el amor como nunca, hazme fluir como el agua, volar como el viento, hazme sentirme a colores así como el cielo….
    Tan solo hoy y siempre,
    te deseo

  221. I
    Quiero descubrir cuál es la mejor forma de pasar el tiempo
    cuando está lloviendo afuera
    y no puedo salir a verte
    o no puedes venir a buscarme.
    Amo la lluvia,
    lo suficiente para imaginar que salgo y te busco y te encuentro y te beso
    y luego corremos como posesos bajo el diluvio,
    que en esta historia no dejará de ser…
    II
    Quiero salir afuera, mientras llueve,
    que la lluvia caiga sobre mí (aunque me moje)
    Que las luces de los autos reflejadas en los charcos me salpiquen,
    para que oculten tanta lágrima mal llorada saliendo de mis ojos,
    para que no veas, no descubras
    que estoy perdida,
    tonta
    e irremediablemente
    loca por ti…
    III
    Quiero un pedacito de cielo nublado
    para atarlo con una cuerda y llevarlo a casa
    y amarrarlo a la ventana del baño
    y abrirle un agujero al techo;
    para poder mojarnos siempre,
    siempre que quieras
    siempre que me desees
    siempre que me ames…
    IV
    Quiero que el hombre en mi boca sea lluvia,
    que el hombre en mi cama sea viento
    y que mi vida sea un ciclón permanente,
    huracán categoría cinco que destroce mi vegetación,
    que la joda y la haga pedazos;
    que dañe mi ecosistema, mi infraestructura.
    Que me deje casi sin fuerzas,
    para que luego, el hombre de mi vida,
    con los pocos trozos que de mí queden
    (ciudad desolada y rota)
    me reconstruya a su imagen y semejanza..

  222. “Historia de un Poema”
    Dedicado al Hombre de la Cruz…………………………………

    Hoy es una de esas noches gélidas del invierno cruel
    Donde el viento se apodera y arrasa con todo a su paso
    El frio viento te congela hasta a la piel,
    Convirtiéndose en dueño De la Noche y el ocaso.
    En las calles vacías solo Reina la soledad
    Danzan las sombras al pie de un viejo farol encendido
    Que pronto pasara a ser una sombra más,
    Apagado por el viento del olvido.

    Caminando por el viejo callejón de los sueños perdidos
    donde anidan los recuerdos de la infancia
    Arrastrado y tambaleante el Mendigo se pierde en la distancia
    Hasta llegar a una oscura y sombría colina donde puede divisarse
    la casa del Mendigo y Poeta, de rustica y sencilla apariencia,
    como un inmenso Sable que parte el cielo un relámpago
    estalla en la noche anunciando que pronto la lluvia llegara,
    con su nostálgica canción de ausencia.

    Pequeña pero grande de corazón y humilde es su casa
    Rodeada por añejos Robles, de largas y grises barbas ancestrales
    con viejos nidos abandonados testigos de primaveras olvidadas,
    pared de gastados ladrillos por el tiempo la lluvia y ardientes soles
    Con profundas grietas donde quedaron alegrías y tristezas guardadas,
    Un Viejo y cansado techo cubierto de otoñales hojas y arrumbadas teja
    que desde su cálido interior se siente como un lamento creciente
    de las cabrias y los tirantes su dolientes queja
    cuando el viento lo castiga haciendo lo vibrar en su cimiente.

    Una mesa más vieja que él, con un blanco mantel bordado
    Seguramente por las manos de una laboriosa mujer realizado
    Grabadas en una esquina las iniciales de su eterno amado
    Sobre él, migajas de algún pan compartido
    unas manchas de vino de algún brindis con un viejo amigo,
    en el centro del mantel por el tiempo transcurrido
    con sufrida transparencia se encuentra erguido y encastrado
    como un viejo faro un cobrizo candelabro añejo y gastado
    que alumbra con su pálida y nostálgica luz de antaño
    en su pequeña flama puede verse la historia de su vida
    y el paso de todos sus años.

    En un pequeño atril duerme la pluma del poeta,
    Rústicamente hecho con varios y diferentes trozos de madera
    Al lado de la hoguera un viejo sillón por su dueño espera,
    Al calor del fuego descansa el Mendigo,
    trae en su mente una nueva inspiración,
    en un papel abandonado a la deriva por el viento
    desteñido y agrietado de tanto viajar por el tiempo,
    Comienza escribir un nuevo poema en la cálida quietud
    en su habitación con perfume de nostalgias violetas
    Cómplice el candelabro cada vez da menos luz.
    Auto retrato de una vieja postal de antaño
    Retazo viviente del pasar de los años.

    Lucha sin tregua el cansancio lo vence y ya derrotado,
    sin fuerza le pesan sus nostálgicos ojos cansados
    inclina su cabeza, lo ha vencido el sueño y dormido se ha quedado,
    del candelabro su pequeña luz lentamente también ha apagado.
    Comienza la lluvia con su antigua canción de lejanías sobre el viejo tejado
    Cantan las gotas de lluvias en su ventana sobre el vidrio espejado
    La noche será larga pero el fuego sigue encendido
    Colorean en el fogón las rojas brasas encendidas
    la ardiente pasión de su calor envuelve al Mendigo
    con su manto de recuerdos pasados
    donde quedaron grabadas las esperanzas perdidas.
    El Mendigo ya dormido su cansado cuerpo descansa
    Pero su mente ha comenzado viajar soñando…………
    …….Que una pequeña y delgada luz ingresa por su ventana
    Se filtra por sus gastas y descoloridas cortinas en su cara
    Anunciando la llegada del nuevo día un tibio rayo de sol
    Lo despierta el canto del un jilguero desde una rama
    Con su dulce gorjeo recibiendo la mañana.
    Desde lejos puede sentirse el Bronceado canto de las Campanas
    Es el viejo campanario de la iglesia llamando los fieles a misa
    porque hoy en el poblado es Domingo de Ramo
    Corren apresurados Padres Hijos, Abuelos y Hermanos.

    La iglesia Antigua y Colonial completa por los fieles
    en un respetuoso y caluroso saludo el padre da la bienvenida
    con el Altar mayor lleno con ramos de Laureles
    comienza con el sermón el Padre para todos da su bendición
    En la última fila casi desapercibido en el fondo de salón
    En un viejo banco abandonado porque roto ha quedado
    sentado con su negro y viejo sobretodo
    El Mendigo escucha las plegarias y las bendiciones
    por las gracias concebidas en todas las ocasiones.
    A culminado la misa la iglesia lentamente ha quedado bacía
    El Padre sigue con unos pocos fieles perdonando los últimos pecados
    tiembla el confesionario por todo lo escuchado.
    Desde el viejo banco se puede escuchar
    un tímido susurro en los labios del mendigo
    en silencio reza y agradece pues Nada ha pedido
    pues para él Dios demasiado ya le ha concebido
    La más grande las riquezas de ser Poeta y Mendigo
    Al levantar la vista del piso ve el altar y todo a su alrededor
    Queda inmóvil paralizado con tremendo estupor
    No puede creer lo que sus ojos ven
    le atraviesa el pecho un tremendo dolor
    Al mesías prometido, al hijo de Dios en un madero Crucificado
    Su calma se transforma en un volcán que delata su enojo
    Que despiden hacia fuera sus cansados ojos.
    Camina hacia el altar furioso trepa hasta su Altura
    Arranca con sus manos cada uno de los clavos
    Que tienen en la cruz al mesías crucificado
    En sus brazos sostiene al hombre por todos venerado
    Lo baja lentamente al ver sus heridas una por una las ha besado
    Con un rojo escapulario lo ha cubierto al inmaculado
    Y en los brazos de su Madre lo ha dejado,
    El Padre lo mira consternado al ver al hombre arrodillado
    Entiende la intención de lo que ha ocurrido,
    el Mendigo mira al Padre conmovido
    sus lagrimas le borran la visión
    lanza un grito como un lamento que desgarra el silencio
    desde lo más profundo de su corazón…………………………

    Padre: Perdóneme porque he pecado
    “Cómo es posible, más de 2000 años han pasado
    Y el hijo de Dios por nuestros pecados aun sigue crucificado
    Perdóneme por lo que he hecho, he subido hasta la cruz
    Y al hombre llamado Jesús
    Uno por uno con mis manos sus clavos le he quitado,
    De su Milenario calvario lo he liberado
    en brazos de María su Madre lo he dejado,”
    El Sacerdote hasta las fibras más intimas conmovido
    Lo levanta del piso en un apretado abrazo
    junto a su pecho al Mendigo le responde:
    “Hijo nada debo perdonarte,
    pues no has cometido pecado alguno
    es tan pura tu intención
    tan grande tu Fe y tan noble tu corazón
    Que por lo que has hecho nadie podrá juzgarte
    Ni tiene el derecho para poder condenarte
    Y en cielo tu nombre escrito ha quedado.

    El sacerdote contempla y piensa en lo sucedido
    Parece un cuadro por Miguel Ángel pintado
    en un Antiguo lienzo por los cielos bendecido
    Vida Muerte y Resurrección de Jesucristo
    y el fin de su calvario en la Cruz, que sola ha quedado.
    El Mendigo se marcha llevándose en sus manos
    como estigmas las sangrantes heridas
    y el perdón de los pecados.
    Se aleja y se pierde por el camino
    junto a sus huellas han quedado
    las gotas de sangre que corren por sus manos
    como un sello del destino de todo lo ocurrido.

    Cae la noche las sombras del bosque lo rodean
    No puede llegar hasta su casa se pierde por el oscuro camino
    Late muy fuerte su corazón con un potro desbocado
    El Poeta de su sueño se ha despertado
    Junto a su viejo sillón se encuentra parado,
    aun no comprende lo que ha pasado
    Al mirar su hoguera el fuego se ha apagado
    Junto a las cenizas del piso encuentra un papel
    en sus bordes por el fuego quemado
    es su poema el que aun no ha terminado.

    Trata de entender lo que ha pasado,
    mira sus manos apresurado
    Y a escribir el final del poema
    Junto a la mesa se ha sentado
    Con la misma historia que yo les he contado
    Tiembla la pluma en su pulso emocionado
    De lo vivido o de lo soñado ya no importa,
    El Mendigo en el amanecer de este nuevo día soleado
    El más profundo y sentido de sus poemas les ha dejado
    Escrito con la sangre de sus manos el final ha terminado
    Del poema dedicado al Hombre de la Cruz
    Nacido en Nazaret Llamado Jesús
    Que ya no sigue clavado allí en la Cruz.

    Mario Anónimo
    Comentarios:- Dedicado al Hombre de la Cruz que ya no tiene sus Clavos en manos y pies, el Mendigo se los a quitado para aliviar su calvario, lo ha vestido con un rojo Escapulario, y en brazos de su Madre lo ha dejado.

  223. “El Ladrón de Hojas”

    Si……………Yo sigo siendo El loco Aquel a pesar de mis dudas
    Y mi pasión por las hojas de otoño que son mi locura
    Yo sigo siendo El Loco aquel……..que me convertí
    en Poeta Mendigo y Ladrón por ti,
    Voy por los caminos robando las hojas perdidas
    Que la gente ignora, desprecia y castiga
    Que maltratan y desgarran dejándolas heridas
    Desfallecientes y moribundas por las calles de la vida.
    Si……. Yo sigo siendo El loco Aquel, Poeta Mendigo y Ladrón
    Que vive por las noches confidentes de las sombras
    Ladrón de hojas y millonario de silencios olvidados,
    Como una figura fantasmal dentro de las sombras
    Irónicamente me sonríe la realidad recordándome
    Por más que la Ames jamás serás Amado este será tu castigo,
    así será tu suerte tan negra como la noche de tu abrigo,
    Cae una lágrima del Ladrón que vuela por el viento
    para fundirse en las Arenas del Tiempo junto a sus Quimeras
    En la Hoguera de los sueños perdidos.

    Lentamente se va muriendo la Noche
    Como una sombra que tiembla con el viento
    Cansinamente como gastando el tiempo
    Se divisa difusamente la silueta del Ladrón
    Que se marcha con el alba, con su mirada triste
    como acariciando el suelo y pidiéndole perdón
    a las hojas murientes que se aferran a sus huellas.
    Hasta las piedras ya lo conocen y lo nombran
    He ahí El poeta Mendigo y Ladrón
    Efímera sombra y epitafio de una noche sin Luna
    Doliente imagen de lo que fue un hombre feliz
    Que ya no tiene alegría en su risa
    Al igual que el ocaso en cada noche
    se va muriendo sin prisa.

    Y a pesar de todo aun así te sigo pensando
    Los pequeños sueños que aun habitan en mi corazón
    Son los que alimentan el alma y de mi existir la razón
    Jamás tendré tus ojos frente a mí
    Quizás por eso en ladrón me convertí
    y en cada pared de mi casa dibuje tus ojos
    con las hojas que al otoño le he robado
    Junto al calor del fuego como un leño mas
    Que espera ser por las llamas devorado
    En mi viejo y gastado sillón confidente de mis tristezas
    contemplo emocionado tus ojos en la pared
    bello y sagrado tesoro de incomparable belleza
    y en el reflejo ardiente de las llamas en calma
    se ve la postal viviente de una noche en penumbras
    Donde Reina la nostalgia que se apodera de mi alma,
    mi corazón de Ladrón como una braza encendida
    que no quiere morir se convierte en la flama ardiente
    Para correr desenfrenadamente por mis venas
    como un río de roja tinta por mi piel
    que viajará hasta Pluma de este humilde poeta
    quien en esta Fría Noche escribió este poema para Ti Adéle.

    Mario Anónimo
    Comentarios:- Simplemente para Aquella que en su rostro y su ser tiene toda la ternura y dulzura de este Mundo…………………..Adéle Exarchopoulos

  224. Hola, me encantan los poemas y estos me han despertado la musa que tenía dormida, no entiendo porque muchas personas olvidan que con una simple frase o con un poema pueden conquistar la felicidad.

    • Yaneisy: Son para este humilde aprendiz de poeta un honor tus palabras, la musa puede estar dormida pero ante la más suave brisa las brasas poéticas se vuelven a encender, y comienza nuevamente a arder y fuego eterno del Poeta que lleva en su corazón.
      Abusando de amabilidad te dejo otro poema mío.

      “Piedad Ternura y Bondad”

      Como un castigo o una eterna maldición
      Sin poder encontrar la razón
      Sigue el temporal viento, Lluvia y desolación
      Ríos, Arroyos y todos los pasos inundados
      Todo es agua viento frío y desazón
      Ojala el dios de las alturas tenga piedad
      mañana amanezca el sol corriendo la Tempestad.
      Destellan los relámpagos en la negra noche
      Y retumban los truenos haciendo temblar
      hasta el alma sin escuchar un reproche.
      Las pocas provisiones se van terminando
      Hay que ir hasta el poblado más cercano
      Ni el más corajudo se anima a cruzar el monte
      puede perderse por el camino hasta el más baquiano
      hay que llevar tranquilo el corazón
      Firme la vista al frente y al tino por rumbeador
      si me pierdo mala suerte, el destino tendrá razón.

      Hará frente al temporal nada detiene al Mendigo
      lleva puesto su remendado y gastado abrigo,
      un viejo sombrero de cuero con su ala gastada
      por debajo su negra mirada
      como la noche más oscura
      pero NO tan negra como su suerte,
      lleva un viejo revolver en la cintura
      por si en la negra espesura del monte
      debe hacerle frente hasta la Muerte,
      una maleta desteñida regalo de viejo amigo
      se persigna antes de hacerse al camino
      confía en su Instinto El Mendigo.
      Cuando llega al paso hondo
      El Arroyo se ha desbordado
      el viejo puente está todo inundado
      lo mira y comienza a cruzarlo sin prisa
      aferrado a las barandas con el agua a su cintura
      demuestra su destreza y firmeza en sus decisiones
      esta intacta en su sangre su vieja bravura
      haciendo gala de tiempos pasados
      antiguo legado de aquellos varones,
      El puente ha cruzado, íntegramente esta mojado
      Ya pueden verse las tímidas luces del poblado
      Llega hasta un almacén donde el tiempo no ha pasado
      Anidando en su interior aquellos días se han quedado,
      Guarda las pocas cosas que ha comprado
      Sin demora otra vez al camino ha regresado.

      Una ráfaga de viento su viejo sombrero le ha quitado
      Debe cruzar nuevamente el viejo puente inundado
      Con ramas y arboles que el Arroyo ha traído
      La furia del agua de sus bordes lo ha Arrancado
      Y en las barandas del puente las ha incrustado,
      termina de cruzar el viejo puente todo mojado
      ya sobre la cabecera del mismo busca el camino
      un relámpago alumbra el cielo y parte la negra noche
      lo ayuda a encontrar el camino, cosas del destino.
      Se gana en el Monte y tiene una rara premonición
      que desde las sombras alguien lo está observando
      no tiene miedo y está tranquilo su corazón
      siente una rara curiosidad y en su piel una sensación
      que en la espesura del monte unos ojos lo siguen mirando
      siente el frío que lo cala hasta los huesos tiembla mojado
      está muy cansado, le pesan los pies totalmente embarrados
      por un claro del monte divisa su vieja cabaña
      falta poco ya casi estoy llegando si la vista no me engaña
      lo espera su viejo sillón y el calor de un buen fogón
      pero no logra quitarse de su piel esa sensación
      como una duda clavada en su corazón.

      Por fin ha llegado bajo el corredor ha dejado colgado
      las embarradas botas y su negro abrigo todo mojado
      dentro de la cabaña agrega unos troncos al fogón
      saca de la maleta los alimentos comprados
      medios mojados, sobre la mesa los ha dejado
      de mojarse poco se ha salvado.
      De repente siente un golpe y arañazos en su puerta
      lo que ha sentido lo desconcierta
      lentamente con su puerta entre abierta
      con su luz las llamas del fogón
      le revelan su dudas y aquella sensación
      como explicarles con palabras para que me pueden entender
      si mi corazón lo que está viendo no lo puede creer
      una perrita abandonada que me destroza con su mirada
      es la imagen de la piedad, desolación angustia y soledad
      esta temblando de frío, y a mí se me prende fuego el corazón
      quiero encontrar una justificada razón
      para que alguien puede dejar abandonado
      a la suerte del destino con este temporal
      a un ser tan pequeño, humilde, frágil y desamparado,
      lentamente me acerco, me mira asustada
      hasta tocar su cabeza, es tan tierna su mirada
      que me destroza el corazón, tiemblo de la emoción
      al ver que entre su patas cuatro ojos me está observando
      tiene dos pequeñas crías que desconfiadas me están mirando.

      Las tomo entre mis brazos
      y al lado del fogón las he dejado
      se esconden debajo de una vieja silla
      y al mirarlas están tan delgadas y sumidas
      que se le pueden contar las costillas
      hace varios días que no han comido
      se nota que es mucho lo que han sufrido
      en un viejo tazón enlozado al rescoldo de las braza
      una generosa porción de leche se calienta
      para a esta humilde familia en mi casa
      El Mendigo de su cama ha retirado
      Una hermosa manta bordada
      en un antiguo cajón la misma ha colocado
      y al calor del fuego duermen bien abrigados
      El Mendigo en silencio al mirarlas……………………
      piensa como deberé llamarlas……………………………
      a la madre Piedad y a las crías Ternura y Bondad
      hoy les he escrito el más humilde de mis poemas
      esta historia con sabor a pobreza, abandono y humildad
      El Mendigo pasa a ser el hombre más afortunado
      Porque el Amor a su puerta a golpeado
      Y el temporal en su cabaña un milagro ha dejado
      a la vista está la verdad
      Pues ahora El mendigo tiene familia
      PIEDAD TERNURA y BONDAD.

      Mario Anónimo

  225. “Cariño Mío”

    Cariño Mío,
    Conocerte, ha sido lo mejor que ha pasado en mi vida,
    al principio no lo podía creer,
    pero te hiciste dueño de mis ojos, que no son más que para verte,
    de mi boca que no es más que para besarte,
    y de mi corazón, que desde que supo que te quería,
    no hace otra cosa que palpitar por tu amor.
    Pienso en ti,
    y, mis palabras no son más que palabras,
    pienso en ti,
    y mi corazón no alcanza a descifrar
    lo que en verdad siente.

    Sufro, sí,
    sufro porque no te tengo,
    porque no puedo verte, abrazarte,
    o tenerte entre mis brazos,
    a todas horas del día.

    Quizás tú pienses, que todo esto es mentira,
    pero esta bella tarde,
    y estas maravillosas personas que nos acompañan,
    testigos serán,
    de todas mis ansiedades.

    Gracias mi amor,
    por permitirme amarte tanto.

    Sin más,
    Tu sol eterno.

  226. No quise dejar mi impronta sin antes beber un poco de la inspiración de todos; aunque de profesión soy artista plástico, la poesía y las artes visuales siempre van a ir de la mano, se complementan. Hoy me estreno en este blog, Minerva gracias por tanta ternura, Agustín muy bellas sus décimas; Duda, Yaneisy en fin, lograron sumergirme en sus creaciones; gracias a todos.

  227. “Historias del Corazón”

    Discreto beso, furtivo abrazo,
    es de otro tu sentimiento y mío tu regazo,
    él está presente en tu pensamiento,
    es la excusa para no amar,
    sólo disfrutar este momento, que crece,
    que no te cabe en el pecho,
    lloras consternada, dibujando en el ocaso;
    gemidos sinceros y fingidos rechazos,
    cuan difícil amor mío.
    Es aceptar que has amado, que no es solo sexo,
    no quieres admitir, que tu alma has regalado,
    a quien pensaste por un momento;
    fuese un instrumento deseado, la calma al sufrimiento,
    él eclipse de tu pasado.
    ¡Dices que lo amas!
    No es cierto; lo amaste y ya es pasado,
    Lo dice tu boca, lo dice tu cuerpo
    y lo digo yo, que estoy a tu lado.

  228. “De ti”

    Si me preguntaran
    qué me queda de ti,
    pudiera decir, no sé…

    De ti me quedan
    los recuerdos
    lejanos, que regresan,
    sólo a veces
    con el olor de un perfume;
    una canción.

    De ti me quedan las postales
    de aniversario
    jurando un amor
    que nunca en realidad demostraste.

    De ti tengo aquellas fotos
    en la playa, al ocaso…
    Bellísimo aquel ocaso,
    lástima que tus malas decisiones
    hicieran de mi vida una noche fría.

    De ti quedan los tantos poemas
    que te escribí
    y no valoraste…

    18/09/2015

    De ti me quedan los años
    que en vano te dediqué;
    amigos que ahora son extraños
    y locuras que no repetiré.

    De ti apenas que aquella
    adolescente que fui.
    Mas hace tiempo no soy ella
    y hoy no queda nada de ti!

    21/11/2016 Liss 2016

    “Lamento del pajarillo”

    Ah, pajarillo alocado,
    que das tus alas al viento
    y muestras tus sentimientos
    sin ver si te los han mostrado.

    Ah, tonto y eterno pichón
    volando erráticamente,
    con tu manía permanente
    de exponer tu corazón.

    Pobre y asustada avecilla
    que teme al nido vacío
    y cada que se va el estío
    emigras a una nueva orilla.

    Rompiste el cascarón, prematuro
    y apresuraste tu vuelo,
    anhelando el alto cielo;
    hallando sólo un frío suelo.

    ¡Mira que han roto tus alas!
    Mas no dejas de volar
    e insistes en cantar
    canciones que juzgan de malas.

    Nuevos bosques se han abierto
    con promesas de un mundo mejor
    y tú eliges a tu amor
    dudando a veces de tu “acierto”.

    ¿Acaso estás equivocado
    al hacer tu elección
    y dedicas tu tesón
    a quien no es el indicado?

    Tus alas están gastadas
    de volar tras imposibles,
    sin resultados visibles:
    Tu alma está cansada.

    Descansa, mi pajarillo,
    una solución llegará
    y tu alma encontrará
    quien sea su lazarillo.

    Liss 2016

  229. MARIO ANONIMO, correr algunos riesgos es siempre un acto de osadía y admirable valor y sin dudas, para ser poeta, nunca viene mal cierta dosis de riesgos y uno de ellos es exponer lo que escribimos ante la mirada crítica del lector. en mi opinión sus poemas son suceptibles de ser mejorados, sobre todo si en lo adelante asume críticamente que:
    1- Debe acortar la extensión de los textos.
    2- Debe cuidar las concordancias en género y número.
    3- Debe observar el uso correcto de las mayúsculas.
    4- Debe utilizar correctamente los signos de puntuación.
    5- Debe cuidar la repetición innecesaria de las rimas.
    6- La historia que se narra debe ser coherente de principio a fin, evitando descripciones que no aportan nada.
    Con estas recomendaciones pretendo ayudarle a desarrollar su poesía con mayor calidad. Ojalá pueda lograrlo. saludos.

    • La Copa Vacía

      Noviembre 22 un día muy especial diferente
      Cumpleaños de la mujer más bella
      Cálida, chispeante y transparente
      Aquella que posee en su ser
      Toda la ternura, la calidez y la belleza
      la intensidad de su mirar
      es como una tarde de otoño en calma
      te marca su mirada a fuego lento en el alma.
      ¿Cómo escribirte un Poema?
      para alguien que nunca podre ver
      Sin que me traicione el corazón
      Y me maten los recuerdos
      Para aquella que nunca podré conocer.

      “Como escribirte un Poema”
      que nunca lo has de leer
      jamás de su existencia has de saber
      Quedaran escritos mis poemas en el viento
      se perderán en la inmensidad del cielo
      Como un suspiro o un profundo lamento.
      “Como escribirte un Poema”
      Pensando en la suavidad de piel
      Mordiendo en mi boca tú nombre Adéle
      Grita su dolor desesperado mi corazón
      Ya no tiene una razón porque vivir
      Una fantasía o una pequeña ilusión
      Se diluye en el tiempo para morir en su propia pasión.

      El Mendigo y Poeta dueño de la pluma
      Del silencio la nostalgia y la Inspiración
      Del ánfora de los recuerdos perdidos
      llena su copa para brindar por ti
      y al elevarla al cielo sin palabra alguna
      se refleja en el borde de la copa
      la cálida luz de la hermosa luna
      trata de dominar la emoción
      en su mano tiembla la vieja pluma
      para escribirte un poema desde su corazón
      que nunca llegara hasta el altar de tus manos
      Maldigo mi suerte o quizás la vida tenga razón.
      El Mendigo se marcha por las solitarias calles
      arrastrando penas, soledades. Gastando vida
      en la mesa ha quedado la copa vacía
      junto a ella el Poema escrito
      Por el Mendigo y poeta firmado
      Del añejo candelabro de hierro forjado
      caen restos de una vela sobre el Poema
      ¡¡¡ Se está quemando!!! Solo cenizas van quedando
      Pero en el humo, el poema escrito ha quedado
      Viajara en el viento por desiertos y mares cruzando
      Soñando con llegar hasta tu habitación
      sobre tu almohada junto a tus cabellos
      el duende de mi alma dominando su emoción
      susurrara en tu oído el poema que tanto ha viajado
      que humildemente hoy el Mendigo te ha dedicado.

      Ha quedado la copa vacía sobre la mesa en soledad
      Corre una lágrima por el frío cristal
      Llora la Copa Vacía en el silencio de la noche
      Es la misma que sin brindar se ha quedado
      No tuvo otra copa para brindar por tu felicidad
      En el silencio comienza a escucharse en la soledad
      Desde la pared asomado en el balcón de un ladrillo
      De blanca y larga barba con su antiguo violín
      Entonando una triste melodía un viejo grillo
      Que acompaña al Mendigo hasta su fin.
      Otra noche del Mendigo, un nuevo sueño perdido
      Camina por las calles tristes y mal herido
      Patético oleo doliente acuarela de sombras
      De tristes tonos de Negros con matices de olvido
      Retumba el poema en el alma del Mendigo
      Y el eco como un ardiente látigo desgarra su corazón
      Dejándole una sangrante herida y profunda grieta
      En el alma del Mendigo y Poeta.

      Mario Anónimo

  230. CREACIÓN

    Tomé prestado el Sol para iluminar tu rostro
    Con el mar bañé tu cuerpo de misterios
    Gracias al viento alenté en ti el aire
    Esculpí tu sonrisa con un par de relámpagos
    ¡Y robé a Dios el poder sobre la vida y la muerte!
    Para crearte.
    Ahora dejo caer una gota de mi sangre en tus venas vacías
    Y espero…

  231. Simplemente Aquel

    Soy simplemente aquel
    Que por recordarte ya no vive
    Que te llevo marcada a fuego en la piel
    Que por soñarte cada día se desvive.

    Soy simplemente aquel
    Que camina sin rumbo entre la gente
    Sintiendo en mi piel su mirada indiferente
    No me importa la gente
    Que a mi lado transita por las calles
    Si yo voy a la deriva entre ellos sin rumbo
    Mas afuera que dentro de este mundo.

    Soy Simplemente aquel
    Un pensamiento sin destino
    Una triste sombra que viaja por los caminos
    Soy la historia que se quedo sin un final
    Soy simplemente una hiriente figura
    Que se pierde por las noches
    junto a la niebla en la espesura.

    Soy simplemente aquel
    Más que un aprendiz de poeta
    un humilde escribiente
    Con la pluma nostálgica y diferente
    Y mis poemas con errores de ortografía
    Quedarán como recuerdos de mi vida
    Naufragando por el inmenso mar
    Cibernético de las Páginas Web en Internet
    Y tú nunca sabrás de mi existir
    Porque Soy Simplemente Aquel
    Que ya se olvidó de vivir.

    Adéle……………………………………………….

    Mario Anónimo

    • Mira por ejemplo este poema estaba maravilloso, hasta que introdujo estos versos:
      Y mis poemas con errores de ortografía
      Quedarán como recuerdos de mi vida
      Naufragando por el inmenso mar
      Cibernético de las Páginas Web en Internet

      este fragmento no se relaciona con el resto del poema, iba muy bien, pero eso de las página web y las faltas de ortografía esta a mi punto de vista, profesora de Español Literatura está “holocaústico” una verdadera “hecatombe” del Español.

  232. Dedicado a mi hija
    Me gusta ser feliz y que los demás también lo sean.
    Me gusta vivir al máximo.
    Me gusta disfrutar la vida y que los que me rodean la disfruten conmigo.
    Me gusta la tranquilidad, la dulzura de una caricia, el perfume de una flor.
    Me gusta conversar, compartir mis logros y desaciertos.

    No quiero para mis semejantes lo que no quiero para mí.
    No me gusta la falta de honestidad.
    No me gusta la falta de creatividad.
    No me gusta jugar con los sentimientos de los otros.
    No me gusta andar por la vida sin rumbo.

    En primer lugar, creo en mí.
    Creo en la amistad verdadera.
    Creo en lo que he aprendido.
    Creo en la espiritualidad de la gente.
    Creo en la esperanza, en el amor.

    No creo en las inseguridades.
    No creo en los dogmas ni misticismos.
    No creo en la desvergüenza ni la marginalidad.
    No creo en las palabras vanas, que al final no dicen nada.
    No creo en lo que puede ser y nunca será.

    Soy por naturaleza luchadora.
    Lucho por mi vida con el CEREBRO, EL ALMA Y EL CORAZON.
    Con eso me basta para ser una GANADORA.
    No acostumbro a bendecir.
    Pero bendigo la fuerza que tengo para SOBREVIVIR.

    • Bety los poemas de Mario no son asquerosos, desde cuando escribirle al amor es asqueroso, una cosa es que no te gusten a ti. En este foro se pueden hacer comentarios con críticas pero con pruebas, no sin fundamentos hasta ahora no diste ninguno, solo que no te gustan sus poemas. Incluso es un uruguayo, que va a pensar de la educación de los cubanos. Bety te invito a que nos dejes un poema tuyo si también escribes.

      Mario sigue escribiendo, no creo que escribas mal como te han dicho aquí, solo arreglar un poco esas ideas e ir simplificando, la poesía se trata de eso, revisar la gramática, la ortografía es importante. En el blog hay algunos talleres que te pueden servir, debes leer muchos poemas, es importante para ir afinando el oído.

  233. No creo que los poemas de Mario sean asquerosos, claro que no, no son asquerosos pero tampoco son buenos…
    antes de publicar debería de aprender a escribir

  234. Voy al Sur

    Se va la tarde callada y el tiempo es solo un prefacio para traerte despacio a mi memoria. No es nada que denuncie la llegada de tu amor parsimonioso con ese mal caprichoso y algún pretexto encomiable. Todo es sencillo, viable y hasta quizás, milagroso.
    Consulto el reloj: manía que necesita la espera. Guardo el beso. Es primavera bajo el humo del tranvía. Sudo tu nombre y el día donde te volviste vicio. Voy al Sur con el auspicio del más íntimo reflejo.
    No quiero llegar a viejo huyéndole al sacrificio.

  235. Bety, son demasiado nobles los propósitos que animan a este blog para permitir que se irrumpa en él agrediendo con términos soeces la obra de alguien, que más o menos perfecta, lleva implícita siempre una dosis de amor, buena voluntad y valentía.
    Nuestra conducta ha de ser constructiva, solidaria y de ayuda respetuosa y gratificante.

    • Estoy de acuerdo contigo Pedro Gilberto. No entiendo por qué lo ha hecho de esa forma tan despectiva, como si le hubieran hecho algún daño, yo estoy sorprendida de que en un blog de poesía vea estas actitudes, nadie conoce cada una de las personas que escriben aquí, lo menos que podemos hacer es darle nuestra ayuda, no maltratar con palabras hirientes.

  236. Canto a Fidel

    De este siglo irreverente
    fuiste el sol de las mañanas
    y en tierras americanas
    la esperanza convincente.
    Caballero del presente,
    Homero de mil peldaños,
    tus guerreras son de extraños
    y luminosos metales
    y tus lanzas son vitales
    soles que alargan los años.

    Haces que toda la gloria
    quepa en un grano de arena
    y en tu enérgica condena
    tiembla exhausta la memoria.
    Llenas de luz y de historia
    los trillos de tu jornada
    y si asestas la estocada
    de tu verbo y de tus pasos
    vuelven a hacerse pedazos
    las tinieblas del Moncada.

    La lealtad tiene tu nombre,
    tiene el honor tu apellido
    y el valor te ha bendecido
    para que el mundo se asombre.
    Eres la fe hecha hombre,
    eres la vida hecha altar,
    eres todo el palpitar
    de un pueblo que te venera
    por tu ejemplo y tu manera
    tan elocuente de amar.

    Un privilegio en mi vida
    ha sido tenerte al frente
    del porvenir de mi gente
    y de mi patria querida.
    Te seguirá agradecida
    la conciencia de este hijastro
    conservador de tu rastro
    y orgulloso de sentir
    la vanidad de vivir
    los tiempos de Fidel Castro.

  237. Desesperar
    Agito el paso, miro el reloj, trago un bocado
    Y al final desespero,
    Cuento uno dos, tres, paciencia y
    Menciono tu nombre,
    Como delimitar el tiempo para amar?
    Que es el momento de trabajo, para andar bien serio
    Y no de estar revoloteando mariposas.
    Finjo que estoy aquí, mientras en realidad soy feliz por las nubes
    Dibujo tu sonrisa en mi mente, mientras en el aire hago rolos en tu pelo con mis dedos.
    Tropiezo pido disculpas por mi torpeza,
    Sonrió, y vuelvo a intentar apaciguarte en mi mente justamente evocándote
    Pensando que el tiempo útil, es tiempo perdido
    Y que solo vale aquel el de vivir amándote
    O el de la desesperación por acudir a tu amor.

  238. No me pidas amor, como quien pide un vaso de agua
    Juro que te la daría solo por no verte sufrir de sed
    Pero la fuente que reclamas, brota por fuerzas desconocidas
    A veces caprichosas, injustificadas, irracionales.
    No te conformes, no me pidas el embase,
    Para juguetear con su frescor,
    Con la esperanza de que alguna vez el liquido emane
    No me derrumbes en mi clemencia
    No me desnortes, que también padezco, Y aun espero.

  239. Literalmente un mar de lágrimas

    Nunca supe porqué lloraba
    solo se que sus lágrimas
    iban llenando sus mejillas,
    sus ropas, sus bolsillos, su andar.
    Le di mis pañuelos, mis sábanas, mi amor
    y por un instante dejó de llorar.
    Me dio su nombre, su amor y la promesa de que ya nada la podría llenar.
    No la vía más, y solo escuché su nombre
    mientras navegaba en las aguas,
    que eran sus lágrimas,
    donde se ahogó, que ahora formaban un mar.

  240. Un cordial abrazo,primero. Mi Poema:

    BRUJA EN UNA ESCOBA DE TINIEBLAS
    En una pequeña aldea de Burgos
    Que dicen llamar de Tinieblas
    Habitaba una pobre mujer
    Que dicen no podía besar a los niños
    Por si acaso les comiera.
    Pero sí dejaban a los críos
    Mecerse del cura entre las piernas
    Aunque sacase el pene afuera
    Y en la frente se les pusiera.
    Decían que era una bruja
    Las malas lenguas de las fieras
    Por eso, Regidores e Inquisidores
    A todas partes la siguieran
    Por ver si a ella podían metérsela
    Más, como no pudieron con ella
    Con mucho juego de mala fe
    La han condenado a la hoguera
    No sin antes pedir el Inquisidor
    Para él solo, su tierna lengua
    Y el Regidor, para él, su sesera
    Aplaudiendo la maldita gente
    Lo que estos asesinos hicieran
    Y más, todavía, lo que dijeran:
    “A las brujas se castiga
    De esta bendita y cruel manera
    Pues para ellas los niños son
    Pan, sangre y manteca
    Siendo el Demonio el único invitado
    A su, sin freno, lujuriosa feria
    Y si lo son vuestros maridos
    Volverán a casa faltos de cabeza
    Que pasarán de vuestro Chumino
    Aunque tengáis rica cena.
    De ningún modo entren en vuestra casa
    Pues os agarrarán de los pelos
    Con ellos barrerán las aceras
    Y os maldecirán desde el ventanillo
    Que está debajo de las tejas
    Marchando por el cielo en volandas
    Montadas en escobas bellas”.

    Burgos- España- Nac. 1955

    • Muy acertado poema sobre el tiempo de la Inquisición y sus formas tan peculiares de tratar ciertos temas y como la ignorancia de la gente puede ser tan manipulada por el poder. Saludos desde Cuba

  241. Paliativo

    “Soy un imbécil”.
    -Rugió ya enervadas las arterias.-
    ¿qué hacer con tanta miseria
    cuando el silencio quebró?
    Andaba triste.
    Rodó cuesta abajo por la tarde.
    Era preciso un alarde de hormonas,
    un sugestivo sermón o algún paliativo
    para un perfecto cobarde.

    Sin póliza de seguro
    no escatimaba vocablo
    para maldecir al diablo
    y escalar su propio muro.
    Siempre comprendió lo duro
    de un recuerdo que se aleja
    sobre todo si una vieja serenata de Beethoven
    le devolvía una joven y trágica moraleja.

    Hoy ya sin piel, sin suturas
    de aquellas heridas
    pasa,
    intenta ser y amenaza
    con vandálicas locuras,
    con trampas, miedos, rupturas
    y un escándalo brutal.
    Su paranoia letal
    se arrodilla en penitencia
    y se esfuma sin conciencia
    cuando presagia el final.

  242. “Vuelvo del mar”

    Vuelvo del mar y me oculta
    la noche.
    Paso revista
    al vidrio que un alquimista
    quiebra y a su modo insulta.
    Parece fiel y más culta
    la desmemoria y me hundo
    en el silencio.
    Confundo
    los eslabones de hierro
    con la fosa donde entierro
    tu imagen cada segundo.

    De una carcajada ilusa
    cuelgo miedos y raíces
    e ignoro las cicatrices
    que petrifican mi musa.
    Salgo al rocío que cruza
    por un verso enamorado,
    dominante, mal hablado,
    que no sabe de dobleces
    para que pasen los meses
    y no sentir que han pasado.

  243. Poesía, también te deseo lo mismo y que todos tus proyectos y sueños se vean convertidos en una legítima y hermosa realidad.
    Supongo que estarías gozando de unas merecidas vacaciones y me congratulo por tu feliz regreso. Es muy bueno tenerte nuevamente en el blog.

  244. Quién te dijo que extraño tu presencia,
    o que simplemente no sé vivir sin ti,
    esas son mentiras que le cuento a tu foto todos lo días,
    esa que se cayó debajo de mi almohada
    y me pesa devolvérltela.
    No me preocupo por lo que te pase
    lo que sucede es que las mañanas
    son muy cortas y las noches muy largas
    y no sé, me aburro, y por eso es que
    estoy al pendiente tuyo todo el tiempo.
    No porque te piense 15 horas al día
    y las otras 9 te busque en mis sueños
    significa que estoy loco por ti, o que te esté
    amando desesperadamente.
    No creas que estas lágrimas que ahora caen de mis ojos
    es por tu causa, lo que pasa es que tengo una terrible alergia
    y me los irrita mucho.
    Oye me tengo que ir, pues están tocando la puerta, y no es que me muero porque sea tu mano, es que yo siempre he sido curioso.

  245. Sorpresivamente, llega usted…

    Sabes
    hace tiempo busco alguien como tú
    pero parece que hace años
    se va alejando de mi camino
    y cuento las horas para estar contigo
    y rezo a Dios que ese alguien seas tú…

    Me adelanto tres pasos a tu boca
    me bebo un buen café
    y cuando creo que nadie va a venir
    sorpresivamente, llega usted…

    Usted es el amor que busco,
    usted es el secreto de mi risa,
    el viento que vuela sin prisa
    los ojos de la noche bien confuso.

    Me atraso seis pasos a tu espalda
    y confieso que junto con el alba
    en el mismo momento que mi espera frené
    sutil y sin agravios
    sorpresivamente, llega usted…

    Usted sin ropas es un diamante
    yo cuando más me desnudo más aprendo
    con ropas usted es un tormento
    sin ropas una diosa sin temores
    con ropas suele ser mis dolores
    sin ropas la señal que detiene los vientos..

    La espero a doce pasos de sus pasos
    a once metros desde que se fue
    y aunque no ha venido, o no llega o ya se fue
    me queda de consuelo
    que por el tiempo que no estuvo la esperé,
    y si desisto de esperar como acostumbra
    naciendo si está muerta de su tumba
    cuando creo que no existe, o que se
    volvió el vino que derramé,
    cuando he dejado de esperarla
    sorpresivamente, llega usted…

  246. A veces

    Hago arder mi poesía
    para alejarme del sueño
    y llega un duende trigueño
    con su nocturna elegía.
    También la melancolía
    con la que asumo reveses
    se me ha llenado de peces
    moribundos por respeto
    a mi fe y a mi esqueleto
    a veces.

    Quiero entonces escapar,
    ser un prófugo que lucha
    o un jugador que no escucha
    nada fuera de jugar.
    Procuro intacto llegar
    y no quedarme en las nueces,
    no admito las pequeñeces
    de costumbres sedentarias
    que se vuelven rutinarias
    a veces.

    Me asusto y no sé qué pasa
    que al final me da lo mismo
    si la voz del pesimismo
    con su grillete me atrasa.
    Oigo golpear la amenaza
    genocida de los meses
    y revivo si apareces
    al borde de mis cantares
    para curar los pesares
    a veces.

    Cruzo el cielo sin ser visto
    con mi guitarra sedienta
    y trato de que no mienta
    cuando me advierte que existo.
    Siempre en el amor me alisto
    sin máscaras, sin dobleces
    y si voy haciendo eses
    desde el bar hasta la esquina,
    tiro a mierda mi doctrina
    a veces, mi amigo, a veces.

  247. Hola Poesía, vuelvo a tu excelente blog en este 2017, ¿cómo te va?
    A la deriva
    A la deriva
    despiertan demonios
    dormitan Ángeles
    prisioneros de una cruel rutina.
    Allí clavo el tridente
    me injerto alas quién sabe.
    A la deriva invento
    me reinvento
    que no es vivir
    puto invernadero de la suerte
    como noria
    girando siempre
    hacia un centro de orgías
    indomable ya en su libertinaje.
    A la deriva floto.

  248. Hola Poesía,vuelvo en este 2017. !Y que la musa nos acompañe durante todo el año!

    Esos días en que muero

    Hay días de tanta libertad
    sin antenas
    esos días en que no te encuentro
    días de nada
    de humo
    esos días en que muero.

  249. Mes con agujeros

    Vinilos, tapices, cámaras fotográficas
    un deshecho anhelo en la pared
    una sonrisa
    Dylan para los genios
    una propuesta aventurera y algunos rostros

    Luego, la calle vacía
    los tajos del desprecio, las miradas acusadoras
    una mujer como un cofre
    que envejece poblado de historias

  250. Quisiera desnudar tu cuerpo en verso
    y cubrir con mis besos tu hermosura,
    cabalgar hasta el fondo nuestro sexo
    y que nos haga culpable la locura.

    Quisiera recorrerte alma adentro
    hasta lo más escondido de tu selva;
    conquistar tus salvajes sentimientos
    y tu furia en mis brazos retenerla.

    Quisiera oír tu voz hablar de amores
    como el murmullo suave de la brisa,
    y gritando mi nombre sin temores
    con el mágico sonido de tu risa.

    Quisiera descubrirte sin medidas,
    Despertar tu volcán de furia loca;
    Y no temas por mí: besa mi boca
    Yo te prometo, amor, quedar con vida.

    Lo escribo para ti.

  251. Hola Poesía…por fortuna me comentaron de este blog y luego de mucho leer me percato que hay mucho talento en el sentir…y qué es la poesía si no eso, el sentimiento expresado en palabras, en lo que uno mira, palpa o goza…dolor y pasión, alegría de vivir y otras tantas pequeñas cosas que engrandecen al ser humano…esto según mi modesto criterio…
    Acá dejo algo a tu valoración, soy amateur, carezco de conocimientos y recursos pero atendería mucho opiniones que me hagan crecer…mis saludos a todos, en especial a Yolanda…
    Peregrina
    camina a mi santuario
    no vengas con plegarias
    sólo trae tu alma
    a meditar
    esta profunda alegría que es amarnos…
    Peregrina
    joya de místicas leyendas
    perla que atesoro
    en esta caja fuerte que es mi pecho
    gema de altos quilates
    descubierta luego de minuciosa entrega…
    Peregrina
    canción de amor a mis oídos
    trova con que invitas a admirarte
    recurso de lo bueno y de lo bello
    lírica infinita
    que desata mi musa
    logrando que te roce con mis letras…

  252. Otro más..espero por sus críticas…

    Entre notas y solfas te extraño y te deseo
    se hace la magia y todo huele a ti
    Aroma conocido que degusto a plazos en las letras
    hora canciones hora mensajes
    sublimando el espacio, el tiempo, la distancia…
    el mundo se detiene, la penumbra se esfuma
    cuando cierro los ojos y estás
    revoloteando
    en el tropel agolpado de mi pensamiento.

  253. !!!UFFF!!!! Milo, estás que cortas, tienes la inspiración a mil, a mil millones x segundos. ¿Puedo?, !creo que si!

    Entre notas y solfas te extraño
    te deseo
    se hace la magia y todo huele a ti
    aroma conocido que degusto a plazos
    en las letras
    hora canciones hora mensajes
    sublimando el espacio
    el tiempo
    la distancia…
    El mundo se detiene
    la penumbra se esfuma
    cierro los ojos y estás
    revoloteando
    en el tropel agolpado de mi pensamiento.

    Es para mi gusto, GENIAL!!!!!!
    Un beso infinito para ti…!!!!!!

  254. Saludos, una linda amiga me mostró el blog y me animé a compartir las cosas que he logrado escrbir en algún tiempo. Oajlá les guste y las puedan criticar.

    Este lugar sin nombre desde donde te miro;
    desde donde te extraño indefinidamente;
    donde todo transcurre según lo inesperado
    excepto la costumbre de quererte demasiado.

    Aquí todo parece guardarse en el silencio;
    y cada hecho que ocurre termina a la mitad;
    cada instante es el mismo que ya se había vivido
    y el tiempo me reclama en soledad perdido.

    Este lugar lejano donde reina tu presencia;
    donde cualquier otra cosa resulta insostenible;
    donde duele el amor, donde nada te olvida;
    este lugar sin nombre sigue siendo mi vida.

    • Vaya, emocionante leer una vez mas tus poemas. Pues fue en su momento grato para mi intercambiar contigo. Es muy bueno que los compartas en este espacio. Gracias…Nunca dejes de escribir.

  255. Disfruta esto Milo, sé que Elena es una de tus cantantes favoritas. La disfrutaremos muy pronto, tal vez frente a un ocaso.
    Se me ocurrió el día de su entierro; ¿quién despidió el duelo?, pues Nancy Morejón, no olvides “La quinta de los molinos”

    Estás

    Existir me interesa más que soñar.
    Juan Formell

    Esta mañana de junio
    se prohíbe decir triste
    no habrá llanto ni partida
    habrá luz venida de tu voz
    tragos y madrugadas.
    Hoy los tambores de Oyá
    no sepultan
    sólo ofrecen matar a las tinieblas
    esas putas del destino.
    Silencio… Silencio…
    canta la Burke
    ella sabe de mesas, sillas
    y telón que aguardan
    también de aplausos
    en cada retornar del tiempo
    de tu existencia.
    Estás Elena
    en el aroma de tus palmas
    en el salitre de nuestras vidas
    en la fuerza de tus amores
    aunque ¿sabes?
    DUELE MUCHO
    jamás nos apartaremos de tu canto
    por tu ESTOY AQUÍ DE PIE
    por tu VIVIR MAS, Y MAS Y MAS.
    Hoy canta Cuba
    hoy sientes la conocida gratitud
    hoy PIDO PERMISO
    y te llamo AMIGA.

  256. Qué difícil el día sin tu voz de lluvia
    en el bosque de sueños de mi corazón;
    sin tu voz de arroyuelo en mi garganta,
    y Sin tu voz de guitarra en mi canción.

    Qué vacío el día, qué callado y mustio;
    y Qué alas tan ciegas sin tu libertad,
    qué palabras hoy te hubiera escuchado
    y cuántos te quiero dejé de gritar.

    Y la noche fría Sin tu voz de hoguera
    le atrasa el camino al amanecer
    donde puedo oírte corazón sin miedo
    y cantarte el verso que te hice ayer.

    Ya hoy el sol quedó sin su mediodía
    y hay nubes grises llorando ilusión;
    qué imposible el día sin poder hablarte,
    sin cerrar los ojos oyendo tu voz.

  257. El beso
    Lo busque, se había ido…
    Fugaz en el viento, yo no sé
    Y de aquella dulzura tan divina,
    Nunca la sabré…

    ¿Cuanto tiempo anduvo por aquí?
    A uno que lo vio marcharse, pregunté
    Respondió con algo de duda
    Te esperaba desde ayer…

    Y yo que le espero desde siempre
    Mucho antes de ayer
    Por un momento que me alejo
    No podré volverle a ver…

    Y entonces
    Con mar y cielo
    Con dudas azules que atesoro
    Se fue apagando mi esperanza
    En el cielo de mis ojos…

    No es justo pensé y duele
    Que si siempre estuvo tan lejano
    Solo ayer que dejé la búsqueda
    Me extendió la mano…

    Bajé la cabeza y me perdí
    En el suelo
    Y más fugaz que ayer
    El beso me rozó la frente
    Y se escapó para jamás volver.

  258. Te tuve como un ángel
    Te tuve como un ángel
    Hasta que abrí los ojos
    Y sentí la fuerza de algo
    Que me tira al pantano
    Nunca de dios estuve tan lejano…

    al conocerte pensé en un milagro,
    dios me puso una recompensa
    y fui cayendo en mi propia trampa
    y fui naufrago de mi tormenta.

    Aún sabiendo que algo andaba mal
    Que no eras dulce como las hadas
    Y que decías ser ángel, pero nunca vi tus alas
    Y que te sentía dulce aunque eras sal

    En lugar de ir a la salida, decidí entrar.

    Y entré, y te conocí y al fin pude ver tus ojos
    Y por fin mostraste tu verdadera piel,
    Aunque te veía con garras no quise creer
    Te tuve como un ángel
    Aunque ibas lejos
    Aunque insultabas la verdad en mi cara
    Aunque nunca vi tus alas
    Fuiste un ángel
    Ficticio y vicioso que se rió en mi cara…
    Entonces descubrí
    Al final de la mañana
    ¡Que estuve durmiendo con Satanás,
    Envuelto en mis propias sábanas!

  259. para ti,de ahora mismo…

    Tú frente a mí
    sin espejos
    nuestras miradas
    detrás de las respuestas
    de nuestros yo
    para el nosotros infinito
    dulce tormento fiel
    mana
    vida.

    Ya me voy…

  260. Comparto otro

    Ojalá

    Ojalá estés pensando en mí como yo pienso en ti: Definitivamente.
    Para que la nostalgia se haga cargo de ti;
    para que no reconozcas nada más en tu mente;
    para que no se te ocurra una sola excusa para dejar de pensarme;
    para que el sentimiento se te haga costumbre;
    para que te inventes sueños y aventuras;
    para que te asuste lo que sientes;
    para que no te arrepientas;
    para que te sientas fuerte, débil, libre, prisionera, insospechada, enamorada;
    para que andes millas enteras tras la huellas de un sueño;
    para que el deseo y la ansiedad no dejen en paz a tu alma
    y se te vaya lejos, a lugares extraños
    y regrese cansada, callada, triste, sola…
    para que grites con fuerza un te quiero en silencio
    y que el grito se te salga por los ojos y las manos;
    para que sientas el fuego ardiendo dentro de ti y no puedas quemarte;
    para que no sepas qué hacer contigo cuando me veas,
    para que a veces te comportes como una idiota y pienses que estás loca;
    para que la madrugada te sorprenda indefensa y te robe el sueño,
    a cambio de cualquier recuerdo mío;
    para que el tiempo se te escape y no sepas adónde fue;
    para que algunas veces también te olvides de ti.

  261. Me conozco… Eso pensé.

    Me conozco… eso pensé antes de estar en tus brazos.
    Olvidé que uno no puede conocer lo que no tiene.
    Y yo, no me tenía.
    Fui mi propio espejismo.
    Me quedé sin rumbos por andar,
    sin sueños que desear hacer realidad.
    Porque te has ido,
    ya me habias diseñado para soñar contigo.
    Te veia mi guerrero,
    pues en todo veias una batalla,
    mas no peleaste, ni cambiaste la estrategia.
    Fue para ti mejor rendirte,
    no importa a cuantos de tu bando
    dejaras en el campo.
    Olvidaste, mi khan,
    que ninguna guerra es facil.
    Si en verdad queremos dominar,
    se llega a pisar tierra firme y
    se saborea ver plantado el banderín de la victoria.
    Me conozco… Eso pensé,
    pero me perdí con tanta soledad en mi almohada,
    ahogandome el silencio del teléfono.
    Olvidaste que andaba cuesta arriba,
    subiendo tu montaña, pero que pena…
    Pense que era tu consuelo, tu paz,
    y nunca esa cruz que pesa tanto pero se carga,
    duele tanto, quema las llagas y se suelta.
    Me conozco…Eso pensé,
    soy una estrela, soy su estrella-me dije-
    Que error!
    No pense que una estrella sin su luz, es nada.
    Me conozco… Eso pensé,
    Me conozco tanto que ahora mismo no se quien soy.

    Zulia Esmeralda González Semanat, Santiago de Cuba. 1981

  262. no soy profesional ni nada parecido pero me gusta este sitio y quiero compartir con ustedes un pequeña inspiración.

    NUESTRA HISTORIA DE AMOR

    Respiro porque que respiro, pues ya,
    ni ganas tengo, vivo porque tengo un sueño
    aquí en mi pecho de que cuando
    menos lo espere tu estarás de regreso.

    Sonrió porque debo ahuyentar los fantasmas,
    que se acercan callados a golpearme
    con sonoras burlas el pecho,
    al descubrir que, en mi lecho,
    solo se encuentra tu silueta disipada,
    y que cada madrugada, me rompo en llantos y gemidos
    cuando abro los ojos y miro que no te tengo a mi lado.

    Es una húmeda almohada mi compañera de sueños,
    Es al anhelo y al deseo a los que acaricio tristemente,
    Es a tu nombre pronunciado por mis ojos débilmente
    al que beso en la frente cuando brusca
    y desesperadamente le hago el amor a tu recuerdo.

    Y luego solo despierto a mi cruda realidad y mi amiga,
    la soledad, compañera de mis horas, me dice bajito al oído,
    casi gritando en murmullos, que tú también en tu mundo
    y en tu cama vacía, cada noche respiras un rezo a DIOS,
    nuestro señor, para que acabe pronto, esta pesadilla
    y vivamos vida mía, esta NUESTRA HISTORIA de AMOR.

  263. ¡Vaya mascota!

    No inflames la tontería
    con sepulcros y murallas
    que susurren – …no te vayas… –
    en una noche vacía.
    La luz – barricada impía
    entre el silencio y tu boca –
    será un hedor que provoca
    afanes de pesadumbre
    para exhumar la costumbre
    del brindis sobre una roca.

    Naipes de táctico fuero
    estrenados por azar
    puede que quieran tomar
    los bordes del desespero.
    Un taimado cancerbero
    rondará por tus exclusas
    y diabólicas medusas
    ante la suerte o el susto
    vendrán quizás de mal gusto
    con miedos y escaramuzas.

    Un murciélago que amarre
    pesadillas al barrote
    te aturdirá cuando brote
    un hueso del aquelarre.
    ¡Ah, me olvidaba, si barre
    con lo mágico la espera,
    firme el pulso, sal afuera,
    reza con diez acertijos,
    destruye los crucifijos
    y ponte la calavera!

  264. Querida /o mía /o,

    Decirte que te amo se me queda pequeño, alguien debería inventar nuevas palabras para definir mis sentimientos de entrega,
    de devoción, de admiración, de necesitarte cada segundo. Eso siento y más. Te digo que te amo, pero ya lo sabes, quizás de tanto repetírtelo se desvirtúan las palabras, pero no, cada vez que te lo digo es porque mi amor por ti ha aumentado.

    Quiero que lo sepas, no te amo en pasado, no te amo en presente, ni te amo en futuro, es un amor sin tiempo, tampoco tiene
    distancias, es simplemente amor puro, cargado de ilusiones, lleno de promesas que no deben cumplirse porque ya se cumplieron
    todas al conocerte.

    Te amo, como dos palabras que forman una sonrisa en tus labios, como dos cielos llenos de colores reflejados en tus ojos,
    como dos palabras infinitas que no deben dejar de sentirse.

    Amarte en realidad es un premio, desconozco si te merezco, al menos lucho por merecerte, pero es un premio, es un regalo que
    cualquier persona debería recibir, pero que sólo tengo yo.

    Por dejarme amarte te doy las gracias y te ofrezco mil años de amor que condenso en este beso que te entrego desde el fondo
    de mi mismo.

    Te amo

  265. Se vuelve una sola piel, tanto que asusta, aspirando a una fantasía, descuidando mi insenzatez, grita en el silencio y desajusta el alma…rasga la urgencia soñada y se vuelve súbito el deseo. Secretos que disfrazan el alma…le temo a esa bella fantasía que me acorrala…es un sueño consentido, tal vez capricho en mi interior. Se calienta la sangre y se convierte en la ruta que quiero andar. No quiero un ritual a gritos, solo quiero, simplemente a la medida un primer recuerdo en mi ser incrustar. Sombras tristes persisten, pero los ojos de esperanza buscan fortuna en un álito de sol. Suspiro…ahora solo suspiro y pienso.

  266. My Cuba

    I like to burn in caresses
    let me drink the heat of Your mouth
    I can’t stop
    my hands wander in darkness
    the waves hit the shore with desire
    the island is free like a bird
    warm me up with Your love
    in the sounds of Havana

  267. Les dejo cuatro décimas de mi cuaderno “Sitios de la voz” que fuera galardonado con el premio Cucalambñe en 1996.

    VER ESCAPAR LA TERNURA

    Del otro lado del seto
    la infancia se va a perder,
    todo puede suceder
    si extraviaste el amuleto
    de la edad. Triste secreto
    ver escapar la ternura
    de aquellos años. Qué dura
    realidad cuando se aleja
    el tiempo y solo te deja
    una huella de amargura.

    […] las estrellas empiezan a caer sobre el asfalto.
    Fayad Jamís

    Me invaden los aluviones
    del recuerdo y a mi edad
    inunda la soledad
    mi cielo con sus gorriones.
    No soporto las legiones
    del tiempo, su cruel asalto.
    Perezco en el sobresalto
    cuando los sueños tropiezan
    y las estrellas empiezan
    a caer sobre el asfalto.

    SITIO GRIS

    Fui niño como los otros,
    corrí tras bueyes de zarzas;
    tuve amanecer de garzas,
    duendes, palos como potros.
    Adónde fuimos nosotros
    bajo una luz tan sumisa.
    Soy la sombra escurridiza
    de la nostalgia al garete;
    un sitio gris, un juguete
    que en el recuerdo agoniza.


    PERDER EL ALBA

    Vuelvo a la niñez,
    oteo los rincones del pasado
    y un rostro pasa apurado
    ante mi ojos. Braceo
    entre las sombras. Peleo
    contra la nostalgia fiera.
    El tiempo es enredadera
    que me ahoga. Pierdo el alba.
    Grito; pero nadie salva
    mis recuerdos de la hoguera.

    Agustín Serrano Santiesteban (Holguín.Cuba)

  268. Demonios
    Demonios de mi pasado
    vienen a acosarme en vida:
    cada error, cada pecado;
    mi penuria es merecida.

    Se alimentan del dolor
    y mis heridas no curan,
    absorben de mí el amor:
    en sigilo me torturan.

    Me susurran con el viento
    y espían desde la noche,
    su copla gélida siento
    como un inmortal reproche.

    Demonios de mi pasado
    vienen a acosarme en vida:
    cada error, cada pecado;
    mi penuria es merecida.

    Ariel Castellanos
    1992
    Camagüey

  269. Le he pedido consejo a la muerte
    Y me habló de la vida

    Le he pedido consejo a la vida
    Y me habló de la muerte

    Tal vez vida y muerte
    no queden tan lejanas
    Tal vez vivir muriendo
    Tal vez morir sin estar vivo

    Quizá mañana ya sea cenizas y olvido
    ¡Que se las lleve la muerte consigo!

    Hablan de muerte los vivos
    y hablan de vida tras haber muerto

    ¡Oh vida ensordecedora!
    Recorremos tu paisaje
    temerosos del andar

    Ciegos, mudos y sordos
    de cinco sentidos

    Te escribimos en blanco
    Y te pensamos en negro

    ¡Oh muerte silenciosa!
    Serpenteante fruto del mañana
    Quien pudiera pisar
    los límites de tu alcance

    Vida a la vida
    Y muerte a los muertos
    ¡Que nada se vuelva a entremezclar!
    ¡Que todo ocupe su lugar!
    Que me muera con este final.

  270. Adriano Martín, La Habana, 1964

    ME ARREPIENTO

    Contigo, tendí mi corazón al sol

    nunca se secó

    y la luz nunca le falta.

    También tendí el tiempo

    encontré el rocío de tu cuerpo

    y la humedad de mis deseos

    Tendí mi mano con el alma

    Pude asir la tuya

    y me arrepiento….

    … de no haberte conocido antes

  271. “PORQUE ME TORTURAS”
    Por qué si existe la muerte
    me condenas a vivir,
    si es preferible morir
    a vivir y no tenerte;
    Por qué no tengo la suerte
    de irme de esta vida
    si muchos que son queridos
    tienen que decirse adios;
    Por qué no me muero yo
    si solo hay una mujer,
    y para vivir así,
    le pregunto al mundo entero:
    Sí tú, la mujer que quiero
    jamás serás para mí.
    Para qué entonces vivir,
    para estar siempre llorando
    y para vivir soñando
    con una eterna ilusión.
    Cariño ten compasión,
    No me sigas torturando.

  272. En soledad se fue el tiempo,
    olvidado el mundo en la estación.
    La acompañas tú solamente,
    otros la quieren,tu la tomas,
    no se encuentra màs allá…

    El tiempo fluye con el viento,
    sin ser tocado por nadie.

    En toda esta confusión
    preguntas quién va,
    y quién se queda?
    Estas tú que vas,después de ti,
    todo sigue siendo…
    como espectador continúa viendo
    como el tiempo se queda en la estación.

  273. SE ENAMORA

    Se enamora de tu pelo
    mi canción irreverente
    y soy un bardo ferviente
    que busca un ángel del cielo.
    Mi sed no tiene consuelo
    cuando tu risa demora
    y en ese ayer y a la hora
    de encubrir una elegía
    mi secreta poesía
    de tus ojos se enamora.

    Se enamora de tus manos
    mi dermis cuando en la tarde
    todo parece que arde
    en mis cráteres lejanos.
    Mis sueños son como enanos
    de voz triste y seductora
    y esa utopía de ahora
    que es trino de ruiseñores,
    del perfume de las flores
    y de tu amor se enamora.

    Se enamora de tu piel
    mi bregar autodidacta
    detrás de un beso que pacta
    con unos labios de miel.
    Mi afecto es como un clavel
    que en la tempestad aflora
    y este corazón que otrora
    supo elegir cada trillo,
    como un colegial sencillo
    de tu alma se enamora.

  274. Pensamiento
    De madrugada en mi cama,
    solo pienso en tu mirada.
    Siento mi corazón latir como campana,
    que repica y repica sin ser quebrada.
    Pienso en ti, en tu piel que emana,
    el perfume de la sensualidad mejor acabada.
    Te noto venir junto a musas y hadas,
    y abro mis ojos, frente a mí, no hay nada.
    Brayan Castillo © La Habana 2001

  275. La cuestión no es amar para vivir
    sino vivir para amarte,
    entregarme sin medida en cada caricia,
    existir divinamente después de besarte.

    La cuestión es quererte tanto
    que mis piernas se muevan cuando desees caminar,
    y así podré viajar sin rumbo y sin hora de regreso…
    lo que quiero no es vivir preso,
    aunque me encantaría ser prisionero de tu amor.

    La cuestión es que mi razón
    no puede con mi nerviosismo,
    la cuestión es que ahora mismo
    me rindo ante tu corazón.

  276. Fingiendo amor perverso 

    Extraño ver tus ojos
    Que me miran con malicia
    Y que ahora han clavado en mi pecho
    Veintiún mil astillas

    Tus ideas tan extrañas
    No las saco de mi mente,
    Vocabulario perverso me has dado
    Muy de repente

    Esas caricias de miradas
    Esos besos de obsequios
    Me han llevado a quererte
    Más de lo que tú adviertes

    Seguro que me dolerá el alma
    Cuando al fin esto termine
    Porque tus respuestas a mis indirectas
    Han sido de verdad deprimentes

  277. Hola, por favor me gustaría que al final de mi poema ponga esto Estos dos poemas son de la autoría de Alejandro Huerta Sánchez © . Viñales. Pinar del Río. 1998

    Diva

    Estudia medicina
    y aspira ser especialista
    en anatomía de los besos.
    No sabe que le escribo
    y menos que la veo venir
    aunqueno venga.
    Juro por dios
    que también la he visto desnuda
    y se parece más
    a un libro de poemas
    con hojas sueltas
    que a una señorita de casta.
    Y es que de casta
    le viene al perro
    recibir una mirada suya
    en un día de tormenta
    y no es porque llegue
    la calma
    sino porque los truenos
    se oyen más cerca.

    Se puede ser feliz dos veces
    cuando se atraviesa el pelo
    usando de cayado las manos.

    Es una diva
    explotando bombas atómicas
    en el escenario,
    rompiéndonos
    la vida a los fan.
    Ella que abusa del peligro
    y no entra en detalles,
    toca el cielo
    con el meñique
    y me vuelve cuerdo
    cuando deja en la travesía
    una escala de colores.

  278. AUSENCIA

    Solo por estos días,
    El camino por donde transito
    Es un laberinto inmenso donde las señales de orientación
    Coinciden todas en una misma frase…
    Te extraño.

    Y es que mi corazón no siente otra cosa
    Que no sea tu ausencia
    Y no pronuncia otra frase
    Que no sea esta… te extraño.

    Ha sido tanta la soledad de tu ausencia
    Que he vuelto ha sentir sensaciones ya olvidadas
    Y sobre todo una fuerte corriente que corre por mis venas
    Y sustituye la sangre que por ellas circula
    Por algo mas necesario y vigoroso… el amor.

    Y es que amándote así, siento que te extraño
    Siento que me haces falta;
    Y extrañándote como ahora y como nunca
    Es que siento que te amo más y más cada día.

    dioscar. baracoa.1972

  279. Ayer descubrí este maravilloso blog de poesía, que es mi género literario preferido, estoy maravillada de tantas lindas imágenes y frases en tantas personas con sensibilidad poética, quizás en algún momento me decida a compartir en este blog algo de lo que he escrito desde mi juventud y que solo guardo para mí.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*