Si me quieres, quiéreme entera

Dulce María Loynaz

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca, Y gris, verde, y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!…

Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!

Share

4 Comments

  1. Este fue uno de los primeros poemas que leí de Dulce, ella en pocas y simples palabras encerró una realidad que solo pocos conocen, el amor debe ser puro y limpio, si pedir nada a cambio

  2. Coincido con Aly y digo más, pues el querer no es porque me agrade y me haga feliz, también por los defectos, por las imperfecciones por las limitaciones.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*