Bendito sea el diablo

Luis Lloréns Torres

Bendito sea el Diablo, que me amarra
Al rojo de su capa y de su pluma,
Y mis sentidos en amor sahúma,
Y en fuego de dolor los achicharra.

Brinda una flor en su espumosa jarra
Y una mujer surgiendo de la espuma,
Que urden el iris de belleza suma
En que se enciende el arco de su garra.

No importa si la flor es venenosa
O es el infierno la mujer hermosa
En cuya tentación he de caer.

Bendito sea el Diablo que me tienta,
Si siempre ante mis ojos se presenta
Con una flor y en forma de mujer.

Share

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*